CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Celebridades y admiradores honran la memoria de la princesa Diana, más de dos décadas después de su muerte

Por Saffeya Ahmed

(CNN) — Líder humanitaria, icono de la moda, madre práctica, rompedora de normas. Diana, princesa de Gales.

Este sábado se cumplen 22 años desde que «la princesa del pueblo» murió joven y trágicamente. En todo el mundo, los fanáticos honran el aniversario de la muerte de Diana, princesa de Gales, y recuerdan el legado que dejó tras un accidente automovilístico en París, en 1997, que se llevó su vida y conmocionó al planeta.

«Hace 22 años hoy… recordando a la hermosa madre y el ícono global», escribió el juez de ‘Dancing with the Stars’ Bruno Tonioli en Twitter.

Nacida como Lady Diana Spencer en 1961, se convirtió en una fuerza influyente en la familia real cuando se casó con el príncipe Carlos a los 20 años.

Diana dejó su huella con muchas «primeras veces» para la familia real, rompiendo el protocolo real, a menudo haciendo elecciones audaces de moda, manejando ferozmente la atención de los medios, hablando sobre enfermedades mentales y siendo una madre práctica para sus dos hijos, el príncipe Guillermo y el príncipe Enrique. Era conocida por sus frecuentes críticas a la familia real, pero sus admiradores la amaban por eso. Diana se convirtió en un nombre conocido en todo el mundo.

Los amigos que la conocieron y los fanáticos que la aman no son los únicos que recuerdan a Diana el 31 de agosto de 2019.

La Cruz Roja Británica honró la muerte de Diana con un video que conmemora su extenso trabajo con la organización durante 14 años.

Después de estar casados durante 15 años, Diana y el príncipe Carlos se divorciaron. Un año después, un automóvil que transportaba a la princesa y su novio, la socialité egipcia Dodi Fayed, se estrelló contra un túnel cerca de la Torre Eiffel. Después de que se difundieron las teorías de conspiración y los rumores sobre su muerte, una investigación realizada en 2006 por la policía británica consideró que el hecho fue un accidente y que el conductor del automóvil, Henri Paul, estaba intoxicado.

El aniversario de su muerte está siendo conmemorado en las redes sociales por personas de todo el mundo.

Gary Barlow, ex cantante principal del grupo británico Take That, publicó una foto en Instagram cuando su grupo conoció a Diana en un concierto benéfico sobre el SIDA en el Wembley Arena en 1994.

«La princesa Diana, siempre en nuestros corazones, tuvimos la suerte de tener el placer de pasar un tiempo con esta increíble mujer. Siempre la extrañaremos», decía la publicación.

Los restos del auto se levantan a un camión.

Asimismo, la actriz estadounidense Jamie Lee Curtis recordó su casi encuentro con Diana unos meses antes de su muerte en 1997. Se perdió la corta visita de la princesa a su set de películas porque estaba en el baño. Pero ella dice que le escribió a Diana al siguiente y recibió una respuesta escrita a mano del Palacio de Kensington diciendo que esperaba que pudieran encontrarse en el futuro.

«Pensé en ella y en su vida, en las decisiones que tomó y en lo valiente que era», escribió Curtis en Instagram. «Me dio consuelo que, aunque su vida fue corta, fue completa. Fue un gran modelo a seguir para mí. Un ejemplo para vivir. Hoy la honro».

View this post on Instagram

I met her Royal Highness, Princess Diana when I was shooting the sequel to A Fish Called Wanda. The truth is I didn't meet her. She was to visit our set deep in the gardens of Pinewood Studios with her children and we waited for her all morning and then when we took a break midday, I raced via golf cart to my dressing room to use the restroom. While I was in there someone came knocking on my door saying that Princess Diana and her children had arrived on set and as I raced back in the golf cart, they were already walking away. The next day I wrote her a note explaining my nature break and how disappointed I was not to tell her, in person, how much I admired her. A hand delivered letter from Kensington Palace, on her stationary, came the next day thanking me for mine and understanding completely the need for nature to take it's course. We exchanged a hope that we would get to meet in the future. Later that summer I heard about her shocking death. I remember turning off the television knowing what the media was going to do. I picked up a book on meditation which was next to my bed by Joseph Goldstein and Jack Kornfeld. In it it said that at the time of death, people who try to live mindfully, ask themselves only two questions. Did I learn to live wisely? Did I love well? I thought about her and her life and the choices she made and how brave she was, how she reached out to that young man with AIDS before anyone did, the mine fields, mental health and so much more and how much she loved her children, the image of them running into her outstretched arms after a long trip. It gave me comfort that although her life was short, it was complete. She was a great role model for me. An example to live by. I honor her today.

A post shared by Jamie Lee Curtis (@curtisleejamie) on

Su trabajo humanitario con docenas de organizaciones benéficas humanizó a la familia real y llamó la atención del mundo. Estrechó la mano de un hombre con SIDA para ayudar a romper el estigma que rodea la enfermedad. Trabajó en numerosas campañas contra las minas terrestres en Angola y Bosnia, y también viajó a otros países para visitar a pacientes que padecen lepra y cáncer.

La princesa Diana, visitando la clínica del SIDA, Broderip Ward, Middlesex Hospital, Londres, Inglaterra, en abril de 1987.

«22 años después de su muerte, rendimos homenaje al trabajo humanitario de # PrincessDiana con la Cruz Roja, tanto en el Reino Unido como en el extranjero», escribió la Cruz Roja Británica en Twitter.

Acorns Hospice, una organización benéfica que brinda atención a niños en el Reino Unido, escribió: «Hoy recordamos a la maravillosa princesa Diana que hizo tanto por tantos». Diana abrió el primer Hospicio de Acorn en 1988.

El trabajo humanitario de Diana se ha contagiado a sus sucesores reales, incluido su hijo Enrique, que ha seguido los pasos de su madre en la lucha contra el VIH/SIDA y el trabajo en Angola.

 

En esta imagen de folleto proporcionada por The HALO Trust, se ve al Príncipe Harry con un desminador de The HALO Trust, una organización benéfica británica dedicada a la extracción de minas terrestres, el 21 de junio de 2010 en Cahora Bassa, Mozambique. El príncipe Harry sigue los pasos de su difunta madre, la princesa Diana, quien visitó la misma organización benéfica en Angola ocho meses antes de su muerte. (Crédito: The HALO Trust/Getty Images)