CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vida

La nostalgia posterior a las vacaciones es real y puede ser tratable

Por Jen Christensen

(CNN) — ¿Sueñas en tu escritorio con tus recientes vacaciones? ¿Tienes problemas para concentrarte? ¿Te sientes deprimido y desearías estar en cualquier otro lugar que no sea el trabajo? No eres el único.

Los médicos no tienen un nombre oficial para esto. No hay nada específico en el manual oficial de trastornos mentales. Pero el universo de Twitter define tu nostalgia como #backtoworkblues o #holidayblues (algo así como la tristeza de volver al trabajo o la tristeza tras las vacaciones).

¿Te suena familiar? Esa irritabilidad por el primer día de regreso al trabajo es perfectamente normal, según el Dr. Angelos Halaris, profesor de psiquiatría y neurociencias conductuales en la Universidad de Loyola en Illinois.

“El marcado contraste de la alegría y la libertad del tiempo que pasamos en familia y con amigos respecto al trabajo pesado de responder un millón de correos electrónicos del trabajo, puede ser difícil para el bienestar emocional”, dijo.

Y no pasa solo con los adultos. Un estudio de 2017 encontró que la depresión adolescente, la ansiedad y los sentimientos sobre las molestias cotidianas parecían estar vinculados al final y al comienzo de los ciclos de vacaciones escolares. Puede que no sorprenda que los adolescentes se sintieran menos ansiosos y deprimidos durante las vacaciones.

Halaris dijo que no es inusual que las personas reaccionen mal ante su vuelta al trabajo durante las primeras dos semanas.

“Existe una verdadera sensación de pérdida que viene con este período de transición y que nos deja a todos un poco tristes”, dijo Halaris.

Incluso si tu tiempo libre no cumplió con tus expectativas, es posible que no estés contento de volver al trabajo y alejarte de tu familia. Puede ser aún más difícil después de las vacaciones de Navidad.

“Vemos esto en un estudio tras otro. La gente tiende a tener grandes esperanzas cuando se acerca la Navidad y piensan que su familia será como la serie de los Waltons o que Santa Claus nos traerá todo lo que queremos, pero nunca sale completamente de esa manera, incluso si fueron unas vacaciones realmente buenas”, dijo el Dr. Randy Hillard, profesor de psiquiatría de la Universidad Estatal de Michigan.

“Eso también puede hacerte sentir decepcionado. Vemos esto cada año con muchas más llamadas a la línea de crisis, un mayor número de muertes e incluso hay estudios que muestran que las cartas a la columna de Dear Abby suenan mucho más deprimidas después de vacaciones”.

Esos sentimientos podrían verse reforzados por nuestras tendencias a exagerar casi todo, dijo Halaris.

“Es más que probable que durante los primeros 10 a 14 días de la temporada de Navidad y Año Nuevo tendemos a lanzarnos por la borda, incluso en el mejor sentido — comer en exceso, beber en exceso y no dormir lo suficiente–, todo eso prepara el escenario para el choque postvacacional”.

El invierno se suma a esta tormenta perfecta de tristeza. Todavía oscurece temprano. En gran parte del mundo hace frío. Esta mojado. El trastorno afectivo estacional puede ser particularmente agudo si uno disfruta de unas vacaciones en la playa durante los festivos de invierno.

Entonces, ¿qué puedes hacer para recuperar esa sensación de vacaciones incluso si estás en la oficina?

“Trata a todos los colegas como si estuvieran locos durante las próximas dos semanas, también funciona con miembros de la familia”, dijo Hillard. Comprende que la mayoría de las personas sienten que están en el mismo barco que se hunde.

Reserva otras vacaciones, incluso si son unas minivacaciones. Los expertos dicen que tener algo que esperar puede aliviar la tristeza de la vuelta al trabajo.

Vuelve al trabajo pausadamente. “No saltes al agua fría, tendrás un ataque al corazón. Lleva con calma tu camino de vuelta a tu rutina”, dijo Halaris. Esteblece metas pequeñas para sentir una sensación de logro.

“Si te relajas en esto con plena conciencia, en lugar de tratar de planear una tonelada y esperar hacerlo todo en las próximas 24 horas, puede ser útil”.

También puedes intentar agregar algo de variedad a tu vida laboral. Si siempre estás atrapado en tu escritorio, pon una alarma y da una caminata rápida o intenta hacer ejercicio.

No sufras. Comprende que algo que disfrutaste ha llegado a su fin, pero haz las paces con ello y entiende que volverá nuevamente. Resístete a sentir pena por ti mismo.

“El diálogo interno y ser optimista es importante”, dijo Halaris. Mira las fotos de gatitos en internet si necesitas un poco de impulso.

Aprovecha el descanso en tu rutina y comienza nuevos hábitos de oficina. Incluso si es algo simple como ser más amable con tus compañeros de trabajo o levantarte y alejarte de tu escritorio una vez cada hora, eso ayuda.

Reflexiona. Piensa en lo que te gustó de tu descanso y aporta un elemento a tu trabajo. Es posible que los pijamas no estén en el código de vestimenta para el éxito, pero si disfrutaste reunirte con amigos que normalmente no ves, inclúyelos en tu horario semanal, incluso si es para un café de 15 minutos.

Y relaciónate. Las personas que tristes tienden a apartarse.

“Esfuérzate por interactuar incluso si no tienes ganas”, dijo Hillard. Tener compañía ayuda a evitar sentirse miserable. “Recétate una velada con familiares o amigos en las próximas semanas”, dijo Halaris.

“Sin, por supuesto, emborracharte o comer en exceso o quedarte despierto muy tarde para no empezar el ciclo nuevamente. Puede ayudarte el tener en cuenta que aunque las vacaciones se acabaron, sí, pero puedes volver a divertirte pronto”.

Sandee LaMotte de CNN contribuyó a esta historia.