CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Caribe

Así es Bahamas: datos que debes saber sobre el país devastado por Dorian

Por CNN Español

(CNN Español) — El feroz paso del huracán Dorian, que tocó tierra en Bahamas como categoría 5, dejó gravemente afectada algunas de las más de 700 islas que componen este Estado, además de muertos y una destrucción generalizada en los lugares donde tocó tierra el poderoso ciclón.

Más allá de las devastadoras noticias sobre la destrucción que dejó Dorian, Bahamas es uno de los países más grandes de la región, con una economía basada en el turismo. Estos son algunos datos de Bahamas.

1. Es uno de los países insulares más grandes del Caribe

Bahamas está compuesta por un grupo de 700 islas pequeñas y 2.400 cayos en una superficie de 13.878 kilómetros cuadrados, pero solo una treintena de estas están habitadas.

Es el quinto país más grande del Caribe en área después de Cuba (110.860 km2), República Dominicana (48.670 km2), Haití (27.750) y Belicé (22.966)

Por territorio, ocupa el puesto 161 en la lista de países de mayor extensión y es cinco veces más grande que Luxemburgo, cuya superficie es de poco más de 2.500 kilómetros cuadrados.

Nassau, Bahamas. (JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images)

2. Gobierno y habitantes

La población de Bahamas es de 332.634 habitantes, según el censo de 2018. Entre las principales islas de las Bahamas están Nueva Providencia, donde vive el 69,9% de los habitantes: allí está ubicada su capital Nassau. En Gran Bahama y Abaco viven el 15,5% de la población, y el 10% restante están dispersos en otras islas y cayos, según el Gobierno central.

Su idioma oficial es el inglés, aunque entre los inmigrantes haitianos se habla creole, y su expectativa de vida es de 73 años para los hombres y 79 para las mujeres, según la OMS.

El 90,6% de los habitantes son negros, el 4,7% son blancos. Y en cuanto a religión, casi el 70% son protestantes (34,9%, bautistas 13,7% anglicanos, 8,9% pentecostales, entre otros), el 13% otro tipo de cristianos (como por ejemplo testigos de Jehová, 1,1%) y el 12% son católicos romanos, según el FactBook de la CIA.

La moneda oficial es el dólar bahamese (1=1 con el dólar estadounidense) y el primer ministro es Hubert Minnis, desde 2017. Minnis rompió una alternancia política de 25 años entre Perry Christie y Hubert Ingraham, pues entre 1992 y 2017 ambos se turnaron el poder.

Prime Minister de Bahamas, Hubert Minnis. (Mark Kolbe/Getty Images)

3. Fue una colonia inglesa hasta la década de 1970

Bahamas es un estado relativamente joven, pues alcanzó su independencia en 1973 tras siglos de dominio inglés. En el siglo XVII fue establecido el primera asentamiento por parte de un grupo de colonos ingleses que organizaron una comunidad en una de las islas de Bahamas buscando libertad religiosa.

Tras su independencia en la década de los 70, la isla es un Estado autogobernado, miembro de las Naciones Unidas, la Comunidad del Caribe y la Organización de Estados Americanos.

4. Viven en gran medida del turismo

Bahamas tiene el segundo ingreso per capital más alto entre las islas angloparlantes del Caribe.

Esta isla es la más dependiente del turismo en el Caribe, pues la industria representa el 60% de la economía de 9.000 millones de dólares.

(JEWEL SAMAD/AFP/Getty Images)

En las islas de Abaco y Gran Bahama hay 2.250 habitaciones de hoteles, lo que representa menos del 15% del inventario hotelero del país, según Rick Newton, socio fundador de Resort Capital Partners. Eso es menos que las aproximadamente 11.000 habitaciones en la isla Nassau, donde se encuentran megaresorts como Baha Mar y Atlantis.

El turismo representa directa o indirectamente más de la mitad de la fuerza laboral de Bahamas.

Por eso el paso del huracán Dorian representa una gran preocupación para la economía. Un informe reciente de UBS estima que Dorian costará entre 15.000 y 25.000 millones de dólares en daños (esto incluye Estados Unidos), una vez que termine.

Por otra parte están los servicios financieros, que constituyen el segundo sector económico más importante de la economía de Bahamas, representando el 15% del PIB.

Y los sectores de manufactura y agricultura combinados representan el 7% del PIB.

5. Era la ruta de piratas

Entre finales del siglo XVII y principios del siglo XVIII, la piratería floreció en las islas de Bahamas por su cercanía a importantes rutas marítimas. Pero para 1718 el primer gobernador real, Woodes Rogers, impuso orden.

Años más tarde, en 1776, un escuadrón naval estadounidense capturó la hoy capital Nassau, pero los soldados se retiraron solo un día después. Tras la guerra de independencia de Estados Unidos, miles de estadounidenses y sus esclavos se establecieron en Bahamas.

Las tropas estadounidenses saltan de botes de remos a las aguas poco profundas cuando desembarcan en las Bahamas durante la Guerra de la Independencia. (Foto de MPI / Getty Images)

Tanto la Guerra Civil de Estados Unidos como la era de la prohibición le trajeron prosperidad a Bahamas, según el gobierno.

En el primer evento, ocurrido en el siglo XIX, Bahamas se vio beneficiado pues servía como “punto de transferencia para municiones y suministros médicos a través del bloqueo norte de los puertos Confederados”, y el algodón del sur era el principal producto de intercambio.

Y en época de la prohibición, entre 1917 y 1933, cuando en Estados Unidos era ilegal la producción, importación, transporte o venta de licor para el consumo, Bahamas volvió a prosperar debido a su proximidad a Estados Unidos (su isla más cercana está a solo 80 kilómetros de Florida).

Esta vez, las islas suministraron licor para traficantes de licor estadounidenses.

6. Fue el lugar del fallido Fyre Festival

A la isla de Exhumas, en Bahamas, llegaron en 2017 miles de personas que pagaron hasta 12.780 dólares por un fin de semana de lujo que prometía el fallido Fyre Festival.

William ‘Billy’ McFarland, cofundador y director ejecutivo de Fyre Media, promocionó un lujoso festival en Exuma con modelos, celebridades, actos de primera categoría, chefs de cinco estrellas y yates, jets privados y artistas como Blink-182, Migos, Lil Yachty y Major Lazer. Pero al final todo resultó ser un fraude.

El festival resultó ser un desastre masivo, con poca o ninguna organización, tiendas de socorro de desastre a medio construir, un menú que se oponía a lo prometido con sándwiches de queso, y sin cerveza.

En marzo de 2018 ‘Billy’ McFarland se declaró culpable de dos cargos de fraude electrónico por defraudar a los inversionistas y vendedores de entradas del Fyre Festival por alrededor de 26 millones de dólares.

También se declaró culpable de otro cargo de fraude bancario por un “esquema de boletos falsos” en el que vendió boletos falsos para eventos de moda, música y deportes, y otro cargo de fraude bancario por escribir un cheque usando el nombre y el número de cuenta uno de sus empleados sin autorización.

En octubre de 2018 McFarland fue sentenciado a seis años de prisión.