CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Una escuela católica retira ‘Harry Potter’ de sus estantes, alegando que los hechizos de los libros son reales

Por AJ Willingham

(CNN) — Una escuela católica en Nashville está recibiendo lo que un líder escolar llamó “atención no deseada” por la decisión de eliminar la serie de libros “Harry Potter” de sus estantes.

El 28 de agosto, el reverendo Dan Reehil, pastor de la escuela católica St. Edward, envió un correo electrónico al personal de la escuela explicando su razonamiento para retirar los libros de la biblioteca de la escuela.

“Estos libros presentan la magia tanto buena como mala, lo cual no es cierto”, dice su carta. “Las maldiciones y hechizos utilizados en los libros son maldiciones y hechizos reales, que cuando los lee un ser humano corren el riesgo de conjurar espíritus malignos en la presencia de la persona que lee los textos”.

Reehil continúa diciendo que consultó con exorcistas y el Catecismo de la Iglesia católica, considerado el resumen final de la doctrina católica, antes de tomar la decisión.

MIRA: Un libro de Harry Potter con dos errores ortográficos se vende por US$ 34.500

Preocupaciones sobre las maldiciones

Si bien la afirmación sobre las maldiciones y hechizos es probablemente la parte más llamativa de la explicación de Reehil, también plantea otros puntos filosóficos, diciendo que los protagonistas de los libros “promueven un enfoque maquiavélico para lograr los fines que desean”.

CNN llamó a la Escuela Católica St. Edward para solicitar comentarios, pero no pudo comunicarse con nadie.

La escuela primaria y secundaria pertenece a la diócesis católica romana de Nashville.

Rick Musacchio, director de comunicaciones de la diócesis, le dijo a CNN que el papel de Reehill como pastor de una escuela diocesana le otorga un “rango de roles canónicos” que puede abordar.

En otras palabras, sus decisiones no necesariamente tienen que ser aprobadas o respaldadas explícitamente por la Diócesis, dentro de lo razonable. Musacchio también confirmó que el correo electrónico de Reehil, originalmente obtenido por The Tennessean, era auténtico.

La escuela dice que no es una prohibición

Después de que la decisión de la escuela comenzó a llamar la atención, la superintendente de Escuelas de la Diócesis Rebecca Hammel envió un correo electrónico al personal de la escuela aclarando el alcance de la purga de “Harry Potter”.

En una copia de la carta entregada a CNN, Hammel expresó su pesar por el hecho de que la decisión había llevado a la escuela “atención no deseada”. También aclaró que la escuela no está promulgando una prohibición: la serie nunca fue parte del plan de estudios de la escuela, y los estudiantes aún pueden leer los libros en la escuela.

Ella dijo que la decisión de retirar los libros era parte de un proyecto más grande de mover la biblioteca de un lugar a otro, en el que se reorganizó el catálogo de la escuela y se eliminaron algunos materiales debido a la “adecuación a la edad” o “mala circulación”.

“A lo largo de los años, esta serie ha recibido atención por su presentación de magia y brujería”, escribió Hammel.

MIRA: ¿Fan de Harry Potter? Estas son las cinco mejores películas de la saga

“Si bien la Iglesia católica no ha expresado ninguna posición formal sobre los libros y películas relacionadas, muchas voces en la Iglesia, incluso en los niveles superiores, han expresado que el tema puede ser apropiado cuando se da la debida consideración a la madurez del lector. Dejamos estas decisiones a usted como educador primario de sus hijos”.

Desde su lanzamiento en 1997, la serie de libros “Harry Potter” ha sido objeto de debate religioso internacional debido a su presunta presentación del misticismo, el ocultismo y otros temas que algunos dicen ir en contra de los seguidores del cristianismo y el islam. En 2006, la serie encabezó la lista de la American Library Association de los libros más desafiados del siglo XXI.