CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Las ardillas escuchan el sonido de las aves para saber si están a salvo, y eso es científicamente significativo

Por AJ Willingham

(CNN) — Las ardillas son pequeñas criaturas caprichosas. Además de burlarse de los perros del vecindario y usar los canales de las casas como toboganes de agua, parece que también escuchan a escondidas el canto de las aves para evaluar su propia seguridad.

Un nuevo estudio publicado en la revista PLOS One concluye que las ardillas grises usan los sonidos de las aves cercanas para inferir la ausencia de depredadores.

Los investigadores del Oberlin College reprodujeron varias grabaciones de su hábitat natural para que las ardillas escucharan, incluyendo el parloteo ambiental de las aves alrededor de un comedero y el sonido de un halcón de cola roja; un depredador.

Comprensiblemente, las ardillas se pusieron en alerta después de escuchar el sonido del halcón, mostrando lo que el estudio llama “comportamiento de vigilancia”. Esto podría incluir congelarse, mirar alrededor con más frecuencia o pararse.

Halcones v. pájaros

Sin embargo, los investigadores encontraron que las ardillas que escucharon el parloteo de las aves algún tiempo después de que el sonido del halcón “expresaron niveles de comportamiento de vigilancia significativamente más bajos y que disminuyeron más rápidamente que aquellas expuestos al ruido ambiental”.

Según los investigadores, es probable que los sonidos de los pájaros “indiquen seguridad porque tales sonidos generalmente se dan cuando no se detecta una amenaza inminente”.

Entonces, después de la presencia indicada de una amenaza en el halcón de cola roja, las ardillas tenían más probabilidades de relajarse si pensaban que otras especies a su alrededor también se relajaban.

Lo que esto significa

Esto parece algo bastante natural para los humanos: a menudo obtenemos señales sociales de los comportamientos de las personas que nos rodean. Pero en el reino animal, la investigación generalmente se ha centrado en diferentes especies utilizando alarmas u otros indicadores de preocupación como una forma de medir la seguridad. Usando lo contrario, en este caso, la charla relajada de las aves no amenazadas es algo novedoso.

“Unos pocos estudios han demostrado que se escuchan llamados de tipo no centinela dentro de grupos de búsqueda conjunta como un índice de seguridad”, dice el estudio. “Sin embargo, hasta donde sabemos, nuestro estudio es el primero en demostrar que hay escuchas en sonidos de no centinela fuera de una asociación de grupos de búsqueda conjunta, lo que indica que las escuchas en busca de señales de seguridad pueden estar más extendidas de lo que se reconocía previamente”.

CNN ha llamado a los autores del estudio para obtener más comentarios.

Este tipo de investigación puede brindarnos más información sobre cómo las diferentes especies se comunican e interactúan dentro de sus comunidades de especies múltiples. Sin embargo, no puede decirnos por qué aman causar un alboroto justo afuera de tu casa a todas horas.