CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Violencia electoral en Colombia: decenas de políticos han sido asesinados en 10 meses antes de las elecciones locales

Por CNN Español

(CNN Español) — La violencia en Colombia ha cobrado la vida de decenas de líderes políticos y sociales en los últimos diez meses, previos a las elecciones locales en el país, según el más reciente informe de la Misión de Observación Electoral, MOE.

Entre el 27 de octubre de 2018 y el 27 de agosto de 2019, la MOE registró hechos violentos contra 364 líderes políticos, sociales y comunales; de esos, 91 han sido asesinados desde el inicio del calendario electoral.

Así quedó el vehículo de la candidata a la alcaldía de Suárez, Cauca, Karina García, que fue asesinada junto a otras cinco personas en zona rural de ese municipio el 2 de septiembre de 2019. (Crédito: LUIS ROBAYO/AFP/Getty Images)

El reporte de la MOE cuenta las amenazas contra todo tipo de líder en el país, pero específicamente contra líderes políticos —como candidatos, funcionarios de elección popular y altos funcionarios del Estado en todo el país— se han registrado 155 hechos violentos, entre amenazas, secuestros, desapariciones, atentados y asesinatos.

De estas, se han reportado 108 amenazas a líderes políticos y 26 asesinatos.

Las elecciones locales de Colombia, para elegir gobernadores departamentales, alcaldes locales, diputados a Asambleas departamentales, concejales, ediles y miembros de Juntas Administradoras Locales, se realizarán el 27 de octubre de 2019.

“En el periodo observado se registran 20 candidatos víctimas de violencia política, 43 precandidatos, 51 funcionarios de elección popular, otros 27 funcionarios de alto nivel y 14 líderes políticos”, dice el reporte.

Además, las agresiones contra precandidatos y candidatos a las alcaldías locales han venido en aumento en todo el país.

Según este reporte, en Colombia todos los días se presenta una amenaza contra líderes sociales o políticos y hay un asesinato o atentando contra ellos cada dos días y medio. Los hechos de violencia en general se han registrado en el 13% de los municipios del país, específicamente en 27 departamentos, dice el reporte.

Este informe no incluye al menos dos asesinatos de políticos que se han presentado en los últimos días en el país. El primero ocurrido en el departamento de Cauca a principios de septiembre, en el suroccidente del país, donde Karina García, candidata a la alcaldía del municipio de Suárez, fue asesinada junto a cinco personas más y su vehículo fue incinerado. El segundo, ocurrido en Antioquia el 7 de septiembre, donde fue asesinado Orly García, candidato a la alcaldía de Toledo por el partido Centro Democrático. Las autoridades investigan quiénes son los responsables de estos hechos.

Cauca y Antioquia son los departamentos con mayor número de asesinatos de líderes comunales, según el reporte.

Durante estos 10 meses se han presentado 25 amenazas colectivas a través de panfletos en varios departamentos del país, atribuidos a grupos armados como el ELN, EPL, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y a las Águilas Negras, organizaciones que según el gobierno son las responsables de los asesinatos de líderes sociales.

Elecciones y violencia

Históricamente los procesos electorales han estado marcados por la violencia. La MOE “ha observado la existencia de una correlación entre el calendario electoral y el aumento
de la violencia”, dice el reporte.

Por ejemplo en 2015, los meses más violentos coincidieron con las consultas internas de partidos. En 2016, septiembre, el mes anterior al plebiscito por la paz —cuando los colombianos votaron si estaban a favor o no de los acuerdos de paz de La Habana— fue el más violento de ese año además de noviembre, después del plebiscito en el que ganó el No con un 50,21%. (El sí obtivo 49,78% de los votos).

Y en 2017, cuando se lanzó la campaña para las elecciones del Congreso, “los niveles de violencia se mantuvieron mes a mes en niveles elevados que solo se redujeron hasta pasada la segunda vuelta presidencial”, en junio de 2018, dice la MOE.

Para contrarrestar y prevenir situaciones de riesgo contra líderes sociales y comunales, el gobierno de Colombia adoptó el Plan de Acción Oportuna, pero según la MOE, es necesario una política que garantice “la seguridad de quienes participan más directamente en política”, más allá de los planes de protección de la Unidad Nacional de Protección, que según la MOE “pueden ver desbordados en el contexto de unas elecciones que cuentan con 117.822 candidatos inscritos”.