CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

Un asteroide con la potencia de 10.000 millones de bombas atómicas de la Segunda Guerra Mundial pudo haber aniquilado a los dinosaurios

Por Rory Sullivan

(CNN) — Los científicos han descubierto evidencia de que el impacto de un asteroide tan poderoso como 10.000 millones de bombas atómicas de la Segunda Guerra Mundial causó la extinción de los dinosaurios.

MIRA: Estados Unidos y Europa se unen para proteger a la Tierra de los asteroides

El asteroide de 7,5 millas (12 km) de ancho golpeó la Tierra hace 66 millones de años y causó la extinción de 75% de la vida en el planeta, según una investigación dirigida por la Universidad de Texas y publicada en el diario PNAS. Se cree que el evento provocó incendios forestales a más de 1.448 kilómetros de distancia, además de provocar un devastador tsunami.

Muchos dinosaurios habrían muerto ese día, pero otros podrían haber perecido por las consecuencias atmosféricas que siguieron. Los científicos creen que la Tierra se enfrió dramáticamente después de que el azufre fue liberado a la atmósfera, bloqueando el sol y matando la vida.

La nueva investigación se basó en rocas recolectadas en 2016 del sitio de impacto Chicxulub, en la costa de la península de Yucatán, en México.

LEE: Científicos dicen que los fósiles de dinosaurios encontrados en Colorado son los de un triceratops de 68 millones de años

El profesor Sean Gulick, quien dirigió el estudio, le dijo a CNN: “Para mí, personalmente, recolectar con éxito los núcleos del anillo máximo del cráter Chicxulub fue el fruto de años de redacción de propuestas y planificación hecha realidad.

“Fue realmente un momento emocionante cuando nos encontramos por primera vez con los sedimentos del impacto en sí y, además, cuando nos dimos cuenta de que estábamos viendo eventos con tanto detalle”.

Gulick agregó que el proyecto presentaba una oportunidad inusual para que los geólogos leyeran el” registro de rocas”, como 130 metros de roca en el cráter representaban los eventos del día en que el asteroide chocó. Por lo general, un centímetro de roca representa cada 1.000 años.

MIRA: Descubren fósiles de dinosaurios voladores parecidos a los murciélagos

Gulick y su equipo concluyeron –por la abundancia de rocas ricas en azufre cerca del cráter y su ausencia dentro de él– que el asteroide debe haber vaporizado cualquier azufre previamente presente.

Calculan que se expulsaron 325.000 millones de toneladas métricas o más de azufre a la atmósfera después del impacto de la roca gigante. Esto es cuatro órdenes de magnitud mayores que la cantidad liberada por la erupción de Krakatoa en 1883, que causó una caída de temperatura promedio de -16,6 grados centígrados durante cinco años.