CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Móvil

Lo más importante que Apple NO anunció en su evento

Por Samantha Murphy Kelly

(CNN Business) — El tema imposible de ignorar —el “elefante en la sala”, como dicen en EE.UU.— en el evento de lanzamiento de iPhone de Apple el martes comienza con un 5 y termina con una G.

Este año, las compañías de telecomunicaciones, los funcionarios federales y los ejecutivos de tecnología han hablado de 5G, la próxima generación de redes inalámbricas, con la promesa de conexiones a Internet tan rápidas que permitirán una forma de vida completamente nueva. Sin embargo, en el evento del martes, los ejecutivos de Apple no pronunciaron la frase “5G” una vez.

En cambio, Apple introdujo actualizaciones iterativas de teléfonos inteligentes, incluida una mejor duración de la batería y mejores cámaras. Pero se demora en presentar un teléfono con capacidad 5G.

La decisión de retrasar, presumiblemente hasta al menos 2020, es un riesgo para Apple. Podría darles a los rivales de Apple como Samsung, con sus dos modelos con capacidad 5G, una ventaja en el mercado. En un momento en que las ventas de teléfonos inteligentes de Apple están bajando y sus nuevos modelos se ven igual que los modelos anteriores, un iPhone 5G podría haber sido una sacudida para el negocio.

LEE: Olvida el iPhone 11, esto es lo que a los inversores de Apple realmente debería importar

Parte de la decisión de esperar puede haber estado fuera del control de la compañía. El cambio de Apple desde los componentes de Qualcomm hacia Intel en los últimos dos años, según los informes, paralizó el desarrollo de módems 5G a tiempo para el ciclo de este año.

Pero la demora también puede representar un cálculo sobre que los consumidores aún no claman por 5G.

“Definitivamente hay un subconjunto de clientes que esperarán a 5G y querrán probar su dispositivo en el futuro”, dijo Ben Stanton, analista senior de Canalys. “Pero esto no se aplicará a todos. El mercado masivo actualmente no tiene idea de para qué usar 5G, por lo que para muchos, la falta de 5G en el iPhone más nuevo puede no ser un problema”.

5G: la promesa frente a la realidad

La introducción de los teléfonos 4G allanó el camino para aplicaciones bajo demanda como Uber, así como el consumo de video móvil en Netflix y Facebook. Estos servicios, a su vez, sirvieron como puntos de venta para comprar teléfonos inteligentes más nuevos.

El cambio a 5G podría ser aún más sorprendente. Si 3G es una carretera de dos carriles y 4G es de seis carriles, 5G la convertirá en 12 carriles. Las transferencias de datos serán casi instantáneas para permitir que los autos sin conductor procesen toda la información que necesitan para tomar decisiones de vida o muerte en un abrir y cerrar de ojos, o la industria de la atención médica para ayudar a impulsar la próxima generación de telemedicina y cirugías robóticas . (Un cirujano en China recientemente realizó un trasplante de hígado en un animal desde una ubicación a 48 km de distancia controlando un brazo robótico que funciona con 5G).

Por ahora, sin embargo, las redes 5G siguen surgiendo en Estados Unidos, en gran medida con un servicio inconsistente y poco confiable. Los teléfonos 5G actualmente en el mercado son caros, como el Samsung Galaxy S10 5G de US$ 1.300 y el LG V50 5G de US$ 999, y estar conectado a una red puede agotar fácilmente la batería. Con la excepción de 5G en AT&T Park (hogar de los Dallas Cowboys), ahora no hay muchas experiencias significativas disponibles para los clientes.

Los fabricantes de teléfonos inteligentes y los operadores de telefonía móvil aún no han revelado cuántas personas están usando actualmente un teléfono 5G para acceder a las redes 5G, pero es probable que esos números constituyan una pequeña porción del mercado de teléfonos inteligentes.

‘Nuestro objetivo nunca ha sido ser primeros. Es ser los mejores’

El CEO de Apple, Tim Cook, ha dicho repetidamente a lo largo de los años que no le preocupa que la compañía sea la primera en una nueva tecnología. “Nuestro objetivo nunca ha sido ser primeros”, dijo en una entrevista en 2014. “Es ser los mejores”.

La compañía parece mantenerse fiel a su manual.

“Aplaudo la decisión de Apple de decir que no será el primero y que se parará sobre los hombros de los gigantes antes que eso”, dijo Ramón Llamas, director de búsqueda de IDC Research. “Con el tiempo, todos llegaremos allí, pero aún queda mucho por hacer”.

Indudablemente, Apple necesitará comenzar a trabajar cuando llegue el momento. Bien podría ser el último de los principales fabricantes en lanzar un teléfono insignia con capacidad 5G. Pero hay ventajas en esperar, incluidas redes más confiables y experiencias de clientes.

Para entonces, los módems 5G también pueden alcanzar una escala masiva, permitiendo que Apple acceda a módems más baratos para que pueda vender un iPhone 5G por menos de lo que lo haría ahora, según David McQueen, director de investigación de ABI Research.

Otra ventaja: tiene año adicional para trabajar en un dispositivo 5G a puerta cerrada mientras otros jugadores como Samsung resuelven los problemas iniciales expuestos a la atención de todos.