CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

López Obrador y Trump hablaron por teléfono sobre inmigración y otros temas bilaterales entre México y EE.UU.

Por Expansión

(Expansión) — El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, conversó vía telefónica con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, y ambos se manifestaron de manera positiva sobre el contacto.

López Obrador dio a conocer la llamada a través de cuenta de Twitter: “Se reafirmó la voluntad de mantener una relación de amistad y cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos”, escribió en un mensaje en el que aparece acompañado del canciller Marcelo Ebrard Casaubón.

El contacto entre ambos mandatario se dio a unas horas del encuentro que sostuvo Ebrard con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pence, en el que se analizó el acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos consideró que fue “excelente” la comunicación y aseguró que la “frontera sur se está volviendo muy fuerte a pesar de la obstrucción por parte de los demócratas de no aceptar hacer nada sobre las lagunas legales o el asilo”.

Trump confirmó la llamada en su cuenta de Twitter.

En su conferencia matutina, el presidente mexicano calificó este miércoles de “exitoso” el encuentro y señaló que en la reunión, realizada este martes en Washington, “hubo acuerdo” en el tema migratorio para mantener la misma política de cooperación para el desarrollo, “de amistad” y “de hacer a un lado la confrontación”.

Incluso, le agradeció a su homólogo estadounidense, Donald Trump, por tener una actitud de “respeto” con México.

“Hubo un reconocimiento a que se cumplieran los compromisos de parte nuestra y se alejó el riesgo, la amenaza de imponer aranceles de manera unilateral”, afirmó López Obrador.

El acuerdo establecía un periodo de revisión de 90 días, que concluyó este mes, para que ambas partes evaluaran la efectividad de las acciones de México para contener el flujo de migrantes hacia Estados Unidos.

Aunque comentó que daría más detalles este jueves, López Obrador afirmó que esta última reunión fue “diametralmente distinta” a la que tuvo la delegación mexicana hace tres meses con el vicepresidente estadounidense.

“En aquella ocasión no fueron groseros, pero sí estaban en una postura más rígida”, mencionó.