CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Petróleo

El auge energético de Estados Unidos no puede evitar que suban los precios del petróleo

Por Charles Riley

(CNN) — Estados Unidos se encuentra en medio de un gran auge energético. Pero los productores estadounidenses de petróleo de esquisto bituminoso no pueden llenar rápidamente la brecha de oferta que dejaron los ataques de este fin de semana contra Arabia Saudita.

MIRA: Estados Unidos tiene una enorme reserva de petróleo de emergencia por una razón

El reino, que exporta más petróleo que cualquier otro país, se ha visto obligado a reducir su producción en 5,7 millones de barriles por día después de los ataques coordinados. Eso es más de 5% de la oferta global.

Las mayores interrupciones a la producción de petróleo en la historia. Datos según la máxima pérdida de suministro diario en millones de barriles por día

El mundo tiene suficientes existencias comerciales para mantener abastecidos los mercados por el momento, y países como Estados Unidos podrían aprovechar sus reservas estratégicas si la producción saudita tarda más de lo esperado en volver a estar en línea.

Lo que los comerciantes no deben contar es que la industria estadounidense de esquisto bituminoso venga al rescate.

La producción estadounidense se ha más que duplicado en la última década gracias al esquisto. Las innovaciones de perforación han abierto nuevos campos, permitiendo a Estados Unidos extraer más petróleo que cualquier otro país.

LEE: Trump ordenó el uso de la Reserva Estratégica de petróleo si es necesario

Estados Unidos también se ha convertido en un importante exportador de energía. Los envíos estadounidenses superaron los 3 millones de barriles por día en junio, empujando brevemente al país por delante de Arabia Saudita para convertirse en el mayor exportador del mundo. Pero la industria del esquisto estadounidense tardaría meses en aumentar su producción en respuesta a los precios más altos causados por los ataques contra Arabia Saudita.

“Parece haber esta idea en la mente del público de que el esquisto puede aumentar el suministro inmediatamente, y ese simplemente no es el caso”, dijo Bernadette Johnson de Enverus, una compañía de análisis de datos de energía.

Los productores de esquisto dependen de múltiples pozos individuales, y aumentar la producción significa nuevas plataformas, equipos de terminación e infraestructura. Eso es mucho más difícil que extraer petróleo extra de un campo de crudo tradicional.

MIRA: Los precios del petróleo suben después de ataque contra instalaciones de Arabia Saudita

Además de eso, los operadores estadounidenses tienen una capacidad limitada para aumentar la producción en la cuenca Permiana debido a los cuellos de botella de la infraestructura.

Según Johnson, se están construyendo varias tuberías y terminales. Pero con la infraestructura actual, los productores de esquisto bituminoso no podrían sacar mucho más crudo del Pérmico, incluso si quisieran.

“La infraestructura simplemente todavía no está allí para llevarla a la costa, y las terminales de exportación costeras tampoco pudieron manejarla”, dijo, y agregó que hay 1.000 pozos en la región que se han perforado pero aún no se han finalizado.

Los productores estadounidenses de esquisto también han sido presionados por los inversores para que reduzcan el gasto y desaceleren su expansión. Las existencias de esquisto se han visto afectadas este año.

El papel de Arabia Saudita

El violento aumento en los precios del petróleo crudo este lunes refleja la preocupación por la escalada del conflicto armado en el Medio Oriente, pero también destaca el papel crucial en los mercados globales que juegan los productores tradicionales de la región.

LEE: ¿Qué significan los ataques contra Saudi Aramco para los precios del petróleo?

Hay indicios de que la producción saudita podría verse obstaculizada por un período prolongado, y dos fuentes sauditas familiarizadas con las operaciones petroleras del reino le dijeron a CNN Business que restaurar completamente la producción “llevará semanas, no días”.

La mayoría de los otros productores importantes ya están extrayendo a toda potencia.

Irán tiene algo de capacidad disponible, pero las sanciones de Estados Unidos dificultan que el crudo del país llegue al mercado. Venezuela, otra fuente potencial de suministro adicional, cuenta con una industria petrolera en crisis en este momento.

Según la Agencia Internacional de Energía, la OPEP tenía una capacidad libre de 3,2 millones de barriles por día antes de los ataques. Pero aproximadamente dos tercios de esa asignación provino de Arabia Saudita.

“El mundo ni siquiera está cerca de poder reemplazar más de cinco millones [de barriles por día] de exportaciones de Arabia Saudita”, dijo Bjørnar Tonhaugen, jefe de investigación de mercado de petróleo de Rystad Energy.

MIRA: Cómo podría la guerra comercial de Trump colapsar los precios del petróleo

“La reacción del mercado a la importancia de Arabia Saudita, en la nueva era del esquisto estadounidense, ahora se pondrá a prueba”, agregó.

El mundo dependerá de las reservas comerciales y nacionales de petróleo crudo, mientras que Arabia Saudita trabaja para restablecer su suministro en línea. El gobierno saudita mantiene importantes reservas, al igual que China y Estados Unidos.

La AIE, que monitorea el suministro de energía para las naciones más ricas del mundo, ha ayudado a coordinar tres lanzamientos anteriores: antes de la Guerra del Golfo de 1991; después de los huracanes Katrina y Rita, y la respuesta por cuenta de la guerra civil libia.

“El flujo global de petróleo crudo no se interrumpirá de inmediato… sin embargo, cuanto más tiempo permanezca interrumpida la instalación de procesamiento [de Arabia Saudita], mayor será el impacto potencial en los flujos de crudo reales”, dijo Tonhaugen.