CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Alemania

Nacimiento de bebés con manos deformes provocan una investigación en Alemania

Por Matthew Robinson

(CNN) — Las autoridades alemanas están investigando el nacimiento de tres niños con deformidades en las manos en una ciudad del oeste del país.

El Hospital Sankt Marien en la ciudad de Gelsenkirchen informó que tres bebés nacieron con “deformidades unilaterales en las manos” entre junio y principios de septiembre de este año.

“En dos de los niños afectados, la mano izquierda estaba deformada; tenían un antebrazo normal, pero las palmas y los dedos no estaban desarrollados. En otro niño, la mano derecha estaba afectada; aquí también, la mano y los dedos estaban sin desarrollar, a pesar de tener un antebrazo normal”, dijo el hospital en un comunicado.

 

  • Los riesgos para los bebés del virus del Zika

El hospital dijo que no había “similitudes étnicas, culturales o sociales” entre las familias afectadas que pudieran explicar las deformidades, y señaló que todos vivían dentro del área local.

“No hemos visto deformidades de este tipo en muchos años. Múltiples ocurrencias podrían ser una explosión aleatoria. Sin embargo, creemos que el breve período durante el cual hemos visto estos tres casos es sorprendente”, dijo el hospital.

Estadísticamente, entre el 1% y el 2% de todos los bebés nacen con una deformidad, dijo el hospital.

El caso fue revelado por Sonja Liggett-Igelmund, una partera que vive en la ciudad de Colonia, en el oeste de Alemania, que advirtió que muchos más bebés podrían haber nacido con la misma condición.

Liggett-Igelmund le dijo a CNN que se enteró de los casos en Gelsenkirchen cuando habló con otras parteras en foros en internet.

Ella dijo que si bien las deformidades como estas “ocurren”, generalmente son “muy raras”, y ver tres deformidades similares en el lapso de unos pocos meses fue “demasiado”.

“Para mí, suena como algo mucho más grande”, dijo. “Una partera encontró un caso en toda su carrera. Tres en tres meses no es normal”.

Rastrear casos no es fácil

Desde que llamó la atención sobre los casos, Liggett-Igelmund dijo que muchas familias de toda Alemania se habían contactado con ella, cuyos hijos nacieron con deformidades similares.

“Todos los bebés tienen las mismas deformidades. Incluso mis colegas me han contado sobre tales casos”, dijo al periódico Süddeutsche Zeitung. “En términos generales, todos los niños han nacido en los últimos tres años, y muchos de ellos este verano”.

Detectar tendencias en las deformidades entre los recién nacidos en Alemania no es sencillo, ya que no existe un registro nacional. Liggett-Igelmund le dijo a CNN que crear un registro centralizado es vital.

El Hospital Sankt Marien señaló que las deformidades de las extremidades durante el embarazo pueden ser causadas por infecciones o toxinas de diversos tipos.

Otras posibilidades, dijo el hospital, incluyen el síndrome del anillo de constricción, cuando las fibras del saco amniótico se envuelven alrededor del feto, causando deformidades, o el cordón umbilical se envuelve alrededor de las extremidades del feto.

El Ministerio de Salud del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia le dijo a CNN que toma los informes de deformidades en niños “muy en serio” y tiene la intención de contactar a todos los centros médicos en el estado para determinar si se han registrado deformidades similares.

“Además, estamos estableciendo contacto con asociaciones médicas, el gobierno federal y otros estados federales para investigar las posibles causas con la debida atención”, agregó. “Debe examinarse en conjunto para determinar si un registro es el camino correcto”.

Hubo una investigación francesa similar el año pasado

Los últimos casos en Alemania siguen a un grupo similar en regiones rurales aisladas de Francia el año pasado, lo que provocó una investigación a nivel nacional.

En octubre de 2018, la agencia de salud francesa, Santé Publique France, encontró siete casos de deformidad de extremidades entre los recién nacidos en tres áreas geográficas, que habían sido señalados por el registro regional de defectos de nacimiento.

Pruebas adicionales realizadas con datos hospitalarios en la región de Ain, cerca de la frontera suiza, revelaron otros 11 casos, que suman un total de 18 casos entre 2000 y 2014.

Agnès Buzyn, ministro de salud de Francia, advirtió que los casos podrían ser causados por un “problema ambiental”.

“Podría ser lo que comieron o lo que bebieron. Podría ser algo que hayan inhalado”, dijo a la estación de televisión francesa BFM TV.

Los nuevos casos en Alemania también recuerdan el escándalo de talidomida de la década de 1960, cuando un medicamento creado por la compañía farmacéutica alemana Chemie Grünenthal para aliviar las náuseas matutinas causó la muerte de miles de mujeres. Muchos niños que sobrevivieron a la exposición a la droga en el útero nacieron con deformidades de las extremidades.