CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Vida

Una mujer de California soñó que se había tragado su anillo de compromiso. Y sí, lo hizo mientras dormía

Por Amir Vera

(CNN) — Jenna Evans estaba teniendo uno de esos sueños que se sienten demasiado reales.

La mujer de San Diego y su prometido, Bobby Howell, se encontraban “en una situación muy vaga que involucraba un tren de alta velocidad y tipos malos”, escribió Evans en una publicación de Facebook.

“(Bobby) me dijo que tenía que tragarme el anillo para protegerlo; así que me lo quité, me lo puse en la boca y lo tragué con un vaso de agua”, escribió Evans.

 

Evans se despertó el miércoles por la mañana y se encontró con que su anillo de compromiso había desaparecido. Si bien la escena tipo película del agente 007 fue un sueño, resulta que Evans realmente se tragó su anillo de compromiso, una historia que detalló en la publicación ahora viral que se ha compartido más de 57.000 veces en Facebook.

“Nos reímos bastante durante aproximadamente una hora y media, llamé a mi madre, nos reímos hasta las lágrimas, buscamos en Google ‘otros adultos se tragan anillos’ porque los niños lo hacen todo el tiempo, pero aparentemente es menos común para los adultos”, escribió Evans.

Ella y Howell fueron luego a urgencias, donde tuvieron que explicar a varios médicos lo que sucedió.

“La doctora ordenó una radiografía y pareció bastante sorprendida cuando volvió con un segundo médico y me mostró que, efectivamente, ¡mi anillo estaba justo en mi estómago!”, escribió Evans. “Definitivamente podía sentirlo en mis entrañas, estaba empezando a doler mucho y nos ponía nerviosos”.

Los médicos decidieron que dejar que el anillo saliera de Evans de forma natural no era la mejor opción, algo por lo cual ella está agradecida. Evans le dijo a KGTV, afiliada de CNN, que no sabía si aún podría apreciar el anillo de la misma manera, de haber dejado que la naturaleza siguiera su curso.

Evans finalmente se sometió a una endoscopia superior, un procedimiento en el que un médico usa un tubo flexible con una cámara para ver el revestimiento del tracto gastrointestinal, según los Institutos Nacionales de Salud.

“Todo salió bien, encontraron mi anillo justo más allá de mi estómago en mis intestinos, lo recuperaron y se lo dieron a Bobby, no a mí”, escribió Evans.

Howell le devolvió el anillo a Evans el jueves, escribió, y ella prometió no volver a tragárselo. La mujer le dijo a KGTV que comenzó a quitárselo por las noches.

“Todavía nos vamos a casar y todo está bien”, escribió Evans.

KGTV informó que la pareja planea casarse en Texas, el estado natal de Evans, el próximo mes de mayo. La pareja no respondió a una solicitud de comentarios de CNN.

Shawn Nottingham y Artemis Moshtaghian de CNN contribuyeron a este informe.