CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Las comunicaciones de Trump con un líder extranjero provocaron una queja de denunciante

Por Zachary Cohen

Washington (CNN) — Una comunicación entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y un líder mundial provocó una queja de denunciante que ahora está en el centro de una disputa entre el director de inteligencia nacional y el Congreso, dijo a CNN una fuente familiarizada con el caso.

La inquietud fue revelada por primera vez por The Washington Post, que informó que un funcionario de la comunidad de inteligencia estadounidense estaba tan molesto por una “promesa” que Trump hizo a un líder extranjero que presentó una queja formal de denuncia de irregularidades ante el inspector general de la comunidad de inteligencia, citando a dos exfuncionarios estadounidenses familiarizados con el asunto. CNN no ha confirmado independientemente los detalles sobre una “promesa” hecha al líder extranjero.

La fuente que habló con CNN no reveló el líder extranjero con quien Trump supuestamente habló.

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional declinó hacer comentarios. La Casa Blanca no ha respondido a una solicitud de comentarios de CNN.

Los detalles de la queja están envueltos en misterio, incluso cuando la pelea entre el Comité de Inteligencia de la Cámara y el director interino de inteligencia nacional ha sido llevada a la palestra por el presidente del comité, Adam Schiff. Aunque no está al tanto de los detalles de la queja, el demócrata de California escribió en una carta a la Oficina del Director de Inteligencia Nacional la semana pasada que, por lo que ha deducido, cree que “la mala conducta en cuestión involucra al presidente de Estados Unidos y / u otros altos funcionarios de la Casa Blanca o de la Administración”.

Es la primera vez que se informa sobre la participación directa de Trump en la queja, según The Washington Post. La queja fue presentada el 12 de agosto. Los registros de la Casa Blanca muestran que Trump había hablado o interactuado con cinco líderes extranjeros en las cinco semanas anteriores, informa el diario: el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el líder norcoreano Kim Jong Un; el primer ministro de Pakistán; el primer ministro de los Países Bajos y el Emir de Qatar. Sin embargo, no está claro que la comunicación que inspiró la queja fuera con ninguno de esos líderes.

Un abogado que representa al denunciante se negó a comentar al diario.

La queja ha llevado a un enfrentamiento entre el Congreso y el director interino de Inteligencia Nacional Joseph Maguire, quien se ha negado a entregarla a la Comisión de Inteligencia de la Cámara baja. Maguire acordó testificar la próxima semana en una sesión abierta ante la comisión después de negarse a cumplir con la fecha límite del martes para entregar la queja de denunciante, que el inspector general de la comunidad de inteligencia consideró “creíble y urgente”.

Schiff anunció el miércoles que Maguire aparecerá a las 9 a.m. el 26 de septiembre. El Demócrata de California también anunció que el inspector general de la comunidad de inteligencia informará a la comisión el jueves a puerta cerrada sobre cómo manejó la queja.

El martes, la Oficina del Director de Inteligencia Nacional envió cartas a Schiff y al representante republicano Devin Nunes de California, diciendo que no solo Maguire se negaba a proporcionar la información solicitada, ya que la queja “no cumple con la definición de ‘preocupación urgente'”, sino también que no se presentaría ante la comisión según lo programado porque” no está disponible con tan poca anticipación”.

Pero para el miércoles, las dos partes parecían haber llegado a un compromiso, aunque solo fuera en el momento de la audiencia, preparando el escenario para lo que podría ser una audiencia pública contenciosa. Es probable que Maguire sea interrogado por legisladores preocupados de que la administración haya violado las protecciones de los denunciantes y si el presidente Donald Trump o los altos funcionarios de la Casa Blanca estuvieron involucrados en el caso.

Schiff dijo el lunes que no conoce la naturaleza exacta de la queja, ya que aún no ha recibido los detalles de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, ni conoce la identidad del denunciante. Él ha argumentado que Maguire ha tomado medidas sin precedentes para retener la información del Congreso.

Según la carta de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional enviada el martes a Schiff, obtenida por CNN, la queja no involucra a nadie en la comunidad de inteligencia sino a “partes interesadas dentro del Poder Ejecutivo”. Como resultado, argumenta su abogado, la queja no es de “preocupación urgente” para la oficina.

La oficina escribió que planea trabajar con la Comisión de inteligencia de la Cámara de Representantes, pero dado que los miembros del poder ejecutivo están involucrados, hay “asuntos confidenciales y potencialmente privilegiados” que “necesariamente requerirán las consultas apropiadas”.

En respuesta, Schiff dijo en un comunicado el martes: “El IC IG determinó que la queja es creíble y urgente, por eso la comisión debe actuar rápidamente. La posición de la comisión es clara: el DNI interino puede presentar la queja como requerido por la ley, o se le pedirá que se presente ante la comisión para decirle al público por qué no está siguiendo la letra clara de la ley, incluso si la Casa Blanca o el seccretario de Justicia le están ordenando que lo haga, para presentar la queja en respuesta a la citación de la citación, por lo que espero que comparezca el jueves, bajo citación si es necesario”.

Si bien Schiff parecía dispuesto a trabajar con la Oficina del Director de Inteligencia Nacional en la fecha de la audiencia de Maguire, sostuvo que la queja aún debería presentarse al Congreso.

“El IC IG determinó que esta queja es creíble y urgente, y que debe transmitirse al Congreso bajo la clara letra de la ley. El comité otorga la mayor importancia a la protección de los denunciantes y sus quejas al Congreso”, dijo el miércoles.

Schiff exige que Maguire entregue la “determinación del inspector general de inteligencia de la comunidad” y todos los registros relacionados con la participación de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI) en este asunto, incluida toda la correspondencia con otros actores del Poder Ejecutivo como la Casa Blanca”, según el comunicado de prensa de la semana pasada de la oficina del congresista.

Schiff también argumentó que Maguire había actuado fuera de la autoridad de su cargo al consultar con el Departamento de Justicia sobre la queja, ya que involucró a “otra entidad dentro del Poder Ejecutivo en el manejo de una queja de denunciantes”.

Schiff declinó decir si ha sido contactado por el denunciante o su representación legal, diciendo que no querría ponerlos en peligro.

Una fuente familiarizada con el caso le dijo a CNN que la Ley de Protección de Denunciantes de la Comunidad de Inteligencia probablemente ofrece solo un camino real hacia adelante: eludir la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y entregar la queja directamente a la comisión.

Esa ruta también puede ser complicada, advirtió la fuente, señalando que podría plantear problemas de clasificación vinculados a la transmisión del material.

Alex Marquardt y Manu Raju de CNN contribuyeron a este informe.