CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Inmigrantes indocumentados

Inmigración volverá a permitir solicitudes de aplazamientos médicos para evitar la deportación

Por Priscilla Alvarez

Washington (CNN) — El Departamento de Seguridad Nacional nuevamente permitirá que los inmigrantes indocumentados con afecciones médicas graves soliciten permanecer en Estados Unidos, revirtiendo una medida controvertida de mitad de año que terminó con la práctica y provocó una protesta pública.

“Bajo la dirección del secretario interino McAleenan, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) está reanudando su consideración de solicitudes de acción diferida no militar de forma discrecional, caso por caso, excepto que lo exija una ley aplicable, una regulación, u orden judicial”, dijo el jueves un portavoz de la agencia.

También se envió una notificación por correo electrónico a los miembros del Congreso.

La decisión del departamento el mes pasado de no considerar más las solicitudes no militares de acción diferida (alivio temporal de la deportación) generó una amplia condena de los grupos de defensa, abogados y legisladores, quienes argumentaron que la revocación perjudicaría a quienes se benefician del alivio. También provocó una demanda de grupos de derechos civiles.

MIRA: La demanda contra el plan inmigratorio de Trump sobre la detención indefinida de menores

La Unión Estadounidense de Libertades Civiles de Massachusetts, que se encontraba entre los grupos que presentaron la demanda, calificó el anuncio del jueves como “un acontecimiento alentador”.

“Este es un desarrollo alentador para las personas y familias cuyas vidas se vieron afectadas por la terminación abrupta de la acción diferida médica de la administración Trump”, dijo el director legal Matt Segal. “Tenemos la esperanza de que el Gobierno trabajará para restaurar este programa humanitario vital y esperamos recibir noticias del Gobierno directamente en relación con nuestra demanda en nombre del Centro Internacional de Inmigrantes de Irlanda”.

En agosto, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración enviaron cartas a las familias que habían solicitado alivio de la deportación, diciendo que las oficinas de campo de la agencia “ya no consideran solicitudes de acción diferida”, a excepción de ciertas excepciones militares.

En cambio, la agencia dijo que remitiría al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas para determinar si los asuntos no militares “justifican una acción diferida”, según un portavoz. Pero los procedimientos de las dos agencias no son idénticos.

Las personas pueden solicitar a ICE una “suspensión de deportación o expulsión”, pero eso se hace solo después de que alguien haya agotado todos los procedimientos judiciales de inmigración y se haya ordenado su expulsión, según un funcionario de la agencia. Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración son la agencia responsable de los beneficios legales de inmigración, incluida la autorización de trabajo.

ICE no acepta “solicitudes” de acción diferida, un acto discrecional que permite al Departamento de Seguridad Nacional retrasar o prevenir la aplicación de la ley de inmigración, según la agencia.

LEE: Activista guatemalteco que invitó a ICE a un foro comunitario se enfrenta a la deportación

Después del rechazo, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración anunciaron que volverían a revisar algunos casos pendientes de aquellos que solicitan alivio de la deportación. La agencia reabrió cerca de 400 solicitudes que habían estado pendientes y luego fueron denegadas el 7 de agosto.

La semana pasada, los legisladores escucharon a dos testigos a quienes, debido a sus condiciones médicas, se les había otorgado alivio de la deportación.

María Isabel Bueso, de 24 años, y Jonathan Sánchez, de 16, describieron haber recibido la carta de los Servicios de Ciudadanía e Inmigración.

“Estaba tan asustada. Era la primera vez que recibíamos este tipo de carta”, dijo Bueso. “Todavía estoy abrumada con diferentes emociones”. Bueso, que tiene una enfermedad genética rara, vino a Estados Unidos desde Guatemala a los 7 años para participar en un ensayo clínico.

MIRA: Guatemala puede continuar negociación migratoria con Estados Unidos para ser tercer país seguro

“No quiero morir”, dijo Sánchez, quien vino a Estados Unidos en busca de tratamiento para la fibrosis quística. Sánchez advirtió que su país de origen, Honduras, no está preparado para tratar su enfermedad.

“No debería requerirse una audiencia de emergencia por parte del Congreso, y amenazas, para forzar a la administración Trump a hacer lo correcto”, dijo el presidente de Supervisión de la Cámara, Elijah Cummings, en un comunicado el jueves.

“Nuestra Comisión continuará buscando respuestas sobre quién fue responsable de esta cruel política en primer lugar”, agregó el demócrata de Maryland.

Geneva Sands de CNN contribuyeron a este informe.