CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Papa Francisco

El papa Francisco ama los sustantivos pero es «alérgico» a los adjetivos

Por Jessie Yeung

(CNN) — El papa quiere que dejemos de usar tantos adjetivos.

En un discurso el lunes ante el Dicasterio para las Comunicaciones, la autoridad de comunicaciones del Vaticano, el papa Francisco instó a las personas a no describir el cristianismo con calificativos y adjetivos. «Hemos caído en la cultura de los adjetivos y adverbios, y hemos olvidado la fuerza de los sustantivos», dijo.

En lugar de llamar a las iglesias «pequeñas pero auténticas», o tratar de distinguir las cosas como «auténticamente cristianas», dijo que la gente debería llamarlas simplemente «cristianas». El término «cristiano» es lo suficientemente fuerte y auténtico, sin la necesidad de adjetivos, dijo.

«Soy alérgico a esas palabras», agregó.

Señaló el papel de los empleados como gerentes de comunicaciones, diciendo que su objetivo debería ser «comunicarse con la realidad, sin endulzar con adjetivos o adverbios». La comunicación es un tipo de belleza, dijo, y «la belleza se manifiesta a partir del nombre mismo, sin cerezas en el pastel».

Esta fue la primera vez que el papa visitó el Dicasterio desde su establecimiento en 2015, cuando mencionó la necesidad de un «replanteamiento» del sistema de información de la Santa Sede en una nueva era de los medios digitales. Tocó este tema nuevamente en su discurso del lunes, alentando al Dicasterio a «alentar la formación de entornos digitales en los que las personas se comuniquen».

publicidad

A lo largo de los años, el papa ha adoptado personalmente estas plataformas digitales: lanzó una cuenta de Instagram en 2016 y ganó un millón de seguidores en menos de 12 horas. También es activo en Twitter, e incluso tuiteó un recordatorio el miércoles para «llamar a las personas por su nombre, como el Señor hace con nosotros, y a renunciar a los adjetivos».

Las cuentas de Instagram y Twitter del papa son administradas por miembros del Vaticano.