CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Amazon añade a Alexa auriculares, gafas y hasta un horno

Por Rachel Metz

Seattle (CNN) — En un importante evento mediático este miércoles, Amazon presentó una amplia gama de nuevos productos y servicios en su continuo esfuerzo por llevar a su asistente virtual, Alexa, a todos los rincones del hogar y, ahora, también a cada parte de nuestro cuerpo.

Entre las novedades en su línea Echo están un reloj inteligente, un horno inteligente, altavoces de alta gama, auriculares e incluso gafas. La mayoría de los artículos ahora están disponibles para pedido anticipado, aunque algunos, como las gafas, se venderán solo por invitación por el momento.

Los anuncios llegan en un momento en que la popularidad de los altavoces inteligentes con asistentes virtuales se ha disparado. Según datos del investigador de mercado tecnológico Canalys, compañías como Amazon, Google y Baidu vendieron 26,1 millones de altavoces inteligentes en el segundo trimestre de este año. Amazon se encuentra en la cima de este mercado y está trabajando para mantener su impulso.

Como se esperaba, la compañía presentó Echo Buds: auriculares de 130 dólares con 5 horas de duración de la batería y 20 horas a través de un estuche recargable. Utiliza la tecnología de reducción de ruido Bose, se puede encender con un doble toque y brinda a los usuarios acceso a Siri o al Asistente de Google, lo que esté disponible en su teléfono inteligente. Una función permite a los usuarios hacer preguntas como “¿Dónde están los tomates enlatados?” en un local de Whole Foods. Los auriculares responderán con el pasillo donde puede encontrar este producto.

Pero la compañía no se detuvo en los auriculares. En un movimiento inesperado, Amazon mostró Echo Frames, un conjunto de gafas con lentillas de prescripción que cuentan con “micrófonos direccionales muy discretos” que permiten que solo los usuarios escuchen a Alexa. Las gafas pesan alrededor de 31 gramos, más livianas que, por ejemplo, las Google Glass, y los usuarios pueden tocar el armazón para apagar el asistente virtual.

Para el hogar, Amazon presentó un altavoz Echo de alta gama, llamado Echo Studio, que costará 199 dólares y compite con compañías como Sonos que ya ofrecen altavoces premium compatibles con Alexa. También mostró el miembro más nuevo de su familia Echo Show: el Echo Show 8, que es un poco más pequeño que el Echo Show 10 y un poco más grande que el Echo Show 5. Al igual que con un Echo Show anterior, el dispositivo de 130 dólares cuenta con un pequeño obturador físico que puedes usar para cubrir la cámara frontal.

Debido a que las personas principalmente colocan estos dispositivos en la cocina, Amazon lanzará un servicio de Food Network para el Echo ShowG que le permite ver videos instructivos de cocina y revisarlos paso a paso. Puedes hacerle preguntas a Alexa como: “Alexa, ¿cuántos muslos de pollo necesito?” y aparecerán los detalles en la pantalla.

Un nuevo reloj despertador inteligente Echo de 59 dólares muestra la temperatura exterior y cuenta con la posibilidad de apagarlo tocando la parte superior. Un horno inteligente de 250 dólares permite a los usuarios escanear elementos desde la aplicación Alexa o Echo Show para programar automáticamente el horno para cocinarlos correctamente. Y un Echo Glow de 29 dólares para niños es un altavoz inteligente pequeño e inteligente que brilla.

Otro hardware nuevo incluye el Echo Flex, un pequeño altavoz de 25 dólares del tamaño de un paquete de tarjetas que se conecta a una toma de corriente. Su objetivo es extender las capacidades de Alexa a otras habitaciones de la casa, como el garaje.

Alexa también recibió algunas nuevas campanas y silbatos, incluida la “detección de frustración” que puede detectar cuándo los usuarios comienzan a perder la paciencia con el asistente de voz. Dirá “Debo haber entendido mal” antes de intentar arreglar lo que salió mal. La función se implementará primero para las solicitudes de música. Y para aquellos que están cansados de la voz de Alexa, Amazon planea presentar su primera voz de celebridad (Samuel L. Jackson) a finales de este año por 99 centavos.

De manera crucial, Amazon ahora está agregando una opción para eliminar automáticamente las grabaciones de voz en un aparente intento de abordar las recientes preocupaciones de privacidad. Amazon también anunció un servicio para padres que aprueba los contactos con los que los niños pueden hablar a través de un Echo Dot. Y Amazon planea agregar nuevos controles para enrutadores de terceros, para que los usuarios puedan decir, “Alexa, enciende el WiFI invitado” y “Alexa, pausa el WiFi de la tableta de Ryan”.

La compañía también se está volviendo más inteligente al ayudar a los usuarios de manera proactiva, como por ejemplo, cuando se trata de cambiar la batería de una cerradura inteligente o la impresora tiene poca tinta. Una nueva característica llamada Alexa Guard puede detectar la “actividad humana”, que incluye pasos o sonidos de cristales rotos si hay un intruso.

No es la primera vez que Amazon presenta una lista vertiginosa de nuevos productos. En septiembre pasado, Amazon presentó productos controlados por Alexa que iban desde los esperados –más parlantes inteligentes Echo–, hasta lo sorprendente –un microondas AmazonBasics de 60 dólares que puede calentar alimentos mediante comandos de voz cuando se usa con un dispositivo Echo.