CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

La parte clave de la denuncia del informante que representa la mayor amenaza para Trump

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) — La denuncia de nueve páginas publicada el jueves por la mañana equivale a verter combustible para aviones sobre un incendio ya muy fuerte: ¿intentó el presidente Donald Trump o no usar su cargo para promover su agenda política personal en una serie de interacciones entre su administración y los ucranianos?

MIRA: Director de Inteligencia de Estados Unidos testificó en el Congreso: El informante hizo lo correcto

Gran parte de lo que hay en la denuncia es algo subjetivo y no se basa en el conocimiento de primera mano, hechos que podrían permitir a los republicanos hacer agujeros en ella como si no fuera nada más que un trabajo de piratería política.

Fíjense, sin embargo, que dije que “gran parte” de la denuncia encaja en esta categoría. No “todo” lo de la denuncia. Y no un conjunto de hechos, o presuntos hechos, en particular.

Aquí está, en palabras del denunciante, que detalla la llamada del 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky:

“En los días posteriores a la llamada telefónica, supe de varios funcionarios estadounidenses que altos funcionarios de la Casa Blanca habían intervenido para ‘bloquear’ todos los registros de la llamada telefónica, especialmente la transcripción oficial palabra por palabra de la llamada que fue producida, como es habitual, por la Sala de Situación de la Casa Blanca. Este conjunto de acciones me subrayó que los funcionarios de la Casa Blanca entendieron la gravedad de lo que había sucedido en la llamada.

LEE: Los demócratas van por el juicio político y Trump carga contra ellos

“Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que fueron ‘dirigidos’ por abogados de la Casa Blanca para eliminar la transcripción electrónica del sistema informático en el que normalmente se almacenan dichas transcripciones para la coordinación, finalización y distribución a funcionarios a nivel de gabinete.

“En cambio, la transcripción se cargó en un sistema electrónico separado que de otro modo se usa para almacenar y manejar información clasificada de una naturaleza especialmente sensible. Un funcionario de la Casa Blanca describió este acto como un abuso de este sistema electrónico porque la llamada no contenía nada remotamente sensible desde una perspectiva de seguridad nacional”.

Guau.

He aquí por qué esa acusación del denunciante importa TANTO y tiene el potencial de amenazar directamente la presidencia de Trump:

1) Si es cierto, deja en claro que hubo un esfuerzo concertado de la Casa Blanca de Trump para encubrir la conversación porque sabían que lo que Trump había dicho y hecho era muy problemático. Eso está muy lejos de la descripción de Trump de la llamada como “perfecta” y totalmente normal.

MIRA: Trump quiere saber quién le dio información al denunciante de su llamada

2) O bien la transcripción de la llamada se encuentra en el “sistema informático en el que normalmente se almacenan dichas transcripciones” o no lo está. Lo mismo ocurre con la afirmación de que la transcripción se puso en un sistema electrónico separado reservado para la información clasificada. No es un juicio subjetivo el lugar donde se puso la transcripción. Y es algo que debería poder descubrirse.

Ahora, supongo que si resulta que la transcripción se puso en el sistema electrónico para información clasificada, el rechazo del lado de Trump será que se hizo porque había información clasificada en ella. Pero eso va en contra de la transcripción de la llamada lanzada por la Casa Blanca este miércoles y las repetidas afirmaciones de Trump de que la llamada fue poco relevante. (“Verán que fue una llamada muy amigable y totalmente apropiada”, tuiteó al respecto a principios de esta semana).

LEE: Posible juicio político a Trump: ¿buenas noticias para Elizabeth Warren?

En resumen: la acusación en el informe de denuncia de un encubrimiento sobre la llamada del 25 de julio entre Trump y Zelensky es tan increíble no solo porque alega que las fuerzas dentro de la Casa Blanca sabían lo malo que era y actuaron para tratar de evitar que saliera. Pero también, y esta es la parte realmente importante, parece que hay una alta probabilidad de que haya un rastro de papel electrónico que pueda confirmar (o no) el reclamo del denunciante.

Si se demuestra que la transcripción de la llamada se puso a propósito, y la categorización clasificada se usó incorrectamente para evitar que la conversación llegara al público, la presidencia de Trump podría estar realmente en peligro. Cuando se trata de una investigación por juicio político en el Senado, el peso político de la cámara está del lado de Trump, por ahora. ¿Pero podría esto cambiar eso? Todavía no estamos allí, pero ese reclamo de encubrimiento en el informe del denunciante proporciona una hoja de ruta de cómo podríamos terminar allí.