CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Acusan a Trump de intimidar testigos al sugerir que quien le dio los datos al informante del caso Ucrania es un espía

Por CNN Español

(CNN Español) — Varios legisladores demócratas dicen estar preocupados por los comentarios del presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre quien le dio la información al denunciante del caso Ucrania, y le han pedido que detenga su “reprochable intimidación de testigos“.

El presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, dijo estar “profundamente preocupado” por esta aseveración y dijo que Trump estaba “amenazando a estos individuos”. Schiff recordó la manera como trataban a los espías y traidores en el pasado: ejecutándolos.

“Ustedes saben que solíamos tener una manera de tratar con ellos. Así es como tratábamos con traidores y espías, bueno, solíamos ejecutar traidores y espías”, dijo Schiff. “Creo que está bastante claro que el presidente lo que está tratando de hacer es disuadir a la gente de seguir el valiente ejemplo de este denunciante”.

Este jueves, Trump dijo que en los viejos tiempos los espías eran tratados de manera diferente.

“¿Quiero saber quién es la persona, quién es la persona que le dio la información al denunciante? Porque eso es cercano a un espía”, dijo Trump, según una grabación de audio publicada por Los Angeles Times. “¿Sabes lo que solíamos hacer en los viejos tiempos cuando éramos inteligentes? ¿Verdad? Los espías y la traición, solíamos manejarlo un poco diferente de lo que lo hacemos ahora”.

Los comentarios, revelados por primera vez por The New York Times, se hicieron a una audiencia de funcionarios de servicio exterior de carrera que trabajan en las Naciones Unidas, dijeron dos fuentes que estaban en la sala y una persona más que conocía a alguien allí. Una fuente dijo que los comentarios fueron “impactantes” y “espeluznantes”.

Otros altos funcionarios del Gobierno de EE.UU. también estaban en la sala, incluido la nueva embajadora de EE.UU. en la ONU, Kelly Craft.

No todos en el lugar se opusieron a los comentarios de Trump. Los empleados de la Misión de Estados Unidos en la ONU podían invitar a sus amigos o familiares al evento y la mayoría de las personas que aceptaron dicha invitación eran partidarios de Trump que no se sorprendieron por el tono amenazante del presidente, dijo otra fuente.

En una declaración el jueves, el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores, Eliot Engel; el de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, y el presidente de la Comisión de Supervisión, Elijah Cummings, abordaron las declaraciones de Trump en torno a los informantes del caso Ucrania.

“Los comentarios del presidente hoy constituyen una censurable intimidación de testigos y un intento de obstruir la investigación de juicio político en el Congreso. Condenamos los ataques del presidente e invitamos a nuestros homólogos republicanos a hacer lo mismo porque el Congreso debe hacer todo lo posible para proteger a este denunciante, y todo denunciante”, dijeron. “Las amenazas de violencia del líder de nuestro país tienen un efecto escalofriante en todo el proceso de denuncia de irregularidades, con graves consecuencias para nuestra democracia y seguridad nacional”.

En la declaración se dice que Trump “es plenamente consciente de que nuestras comisiones están buscando el testimonio de este denunciante y otros mencionados en la denuncia del informante, publicada hoy como parte de la investigación de juicio político de la Cámara de Representantes, y las leyes de nuestra nación prohíben las iniciativas para desalentar, intimidar o presionar de cualquier otra manera al testigo para no comparecer ante el Congreso”.

“Ningún funcionario con conocimiento relevante para la investigación de la comision, incluido el conocimiento del tema de la queja de denunciantes, puede estar sujeto a intimidación, represalia o amenaza de represalia, y todos los testigos deben estar disponibles para dar testimonio ante el Congreso”. adicional.

Castigos para el espionaje

Las penas de muerte por espionaje en Estados Unidos son muy raras, o al menos, no ocurren hace muchos años.

En 1994, el presidente Bill Clinton promulgó una ley que expandía la pena de muerte a alrededor de 60 crímenes y tres de ellos no incluían el asesinato. Estos son espionaje, traición y tráfico de drogas en grandes cantidades, según explica el Centro de Información sobre la Pena de Muerte.

Pero la Comisión de Sentencias de Estados Unidos (USSC), una agencia independiente que depende de la rama judicial del gobierno, cuyas pautas determinan qué tipo de sentencias se le otorgan a los culpables de crímenes federales en el país, establece que el espionaje es un delito grave que puede ser castigado hasta con cadena perpetua.

En caso de que se compruebe que una persona entregó o trasmitió información de Defensa Nacional a un gobierno extranjero, la sentencia puede estar entre 360 meses y prisión perpetuasegún la USSC.  Otros atenunates pueden dar penas de prisión menores.

En el caso de los miembros del ejército que en caso de que sean condenados por este crimen pueden recibir cadena perpetua “u otro castigo que una corte marcial decida”, según el Código de Justicia Militar de Estados Unidos.

Un caso en la historia reciente de EE.UU. fue el de Chelsea Manning, (anteriormente el soldado del Ejército Bradley Manning), condenada a 35 años de prisión en agosto de 2013 por robar y filtrar 750.000 páginas de documentos clasificados y videos a WikiLeaks, en la que ha sido descrita como la mayor fuga de material clasificado en la historia de EE.UU. Manning fue acusada de violar la Ley de Espionaje, entre otros delitos.

En enero de 2017, el entonces presidente Barack Obama conmutó la sentencia de Chelsea Manning.

De hecho, un casoen el cual se aplicó la pena de muerte por espionaje en Estados Unidos ocurrió hace muchos años durante la Guerra Fría.

Julius y Ethel Rosenberg fueron ejecutados por espionaje en la década de 1950 en uno de los escándalos de espías más resonado de la Guerra Fría. La pareja fue investigada en 1950, fue a juicio en 1951 por conspiración para cometer espionaje, y sentenciada a muerte en 1953.  La pareja fue condenada por proporcionar secretos de la bomba atómica a la Unión Soviética y fueron ejecutados en la silla eléctrica.

El caso de Ucrania

El jueves, una sorprendente denuncia de informantes alegó que Trump abusó de sus poderes oficiales “para solicitar la interferencia” de Ucrania en las elecciones de 2020, y la Casa Blanca tomó medidas para encubrirlo. El director nacional de Inteligencia interino, Joseph Maguire, también testificó ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara sobre la denuncia.

La identidad del informante sigue siendo públicamente desconocida, pero su seguridad fue reforzada ante el testimonio de Maguire.

“Y, por supuesto, uno hace todo lo posible para proteger al denunciante de cualquier intento de tomar represalias contra él o ella, ¿correcto?” Preguntó el representante demócrata Raja Krishnamoorthi de Illinois.

“No permitiré que el denunciante esté sujeto a represalias o consecuencias adversas por ir al inspector general. Estoy absolutamente comprometido con eso”, respondió Maguire.

La denuncia en cuestión hizo que los demócratas en la Cámara de Representantes abrieran una investigación formal de juicio político contra el presidente Donald Trump.

Ante las demandas demócratas, el gobierno de Trump permitió que el Congreso divulgara una versión desclasificada de la denuncia, un día después de publicar una transcripción aproximada de la llamada entre Trump y Zelensky. Los acontecimientos provocaron una avalancha de legisladores demócratas para apoyar públicamente la destitución.

Trump sostiene que no hizo nada malo, mientras que simultáneamente promovió teorías de conspiración infundadas sobre los Biden, Ucrania y la intromisión rusa en 2016.

No hay pruebas de irregularidades por parte de Joe o Hunter Biden.

— Con información de Kylie Atwood, Kevin Liptak, Paul LeBlanc y Chandelis Duster de CNN.