CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

¿Qué pasará con el “impeachment” (proceso de destitución) iniciado contra Donald Trump?

Por Carlos A. Montaner

Nota del editor: Carlos Alberto Montaner es escritor y analista político de CNN. Sus columnas se publican en decenas de diarios de España, Estados Unidos y América Latina. Montaner es, además, vicepresidente de la Internacional Liberal.

(CNN Español) — No creo que se logre revocar su mandato. Para ello se necesitaría el voto de dos tercios de los senadores, 67 personas, y no creo que se consigan en una institución mayoritariamente dominada por los republicanos.

Si ese desenlace es previsible, ¿por qué los demócratas recurren al impeachment? Porque el 2020 es un año electoral y acaso piensan debilitar la imagen de Trump. El problema es que sufrirá también la imagen de Joe Biden, hasta ahora el candidato con más posibilidades de derrotar a Trump.

La senadora demócrata Elizabeth Warren es la gran beneficiaria de este conflicto. Tiene prácticamente el mismo respaldo de Biden, pero continúa subiendo en las encuestas. A mi juicio, pronto dejará atrás a Bernie Sanders y, si la campaña no se le tuerce, probablemente será la candidata demócrata.

LEE: Montaner: Trump usa las políticas proteccionistas para ganar la reelección

Por supuesto, muchos estadounidenses se preguntan si el país está listo para ser presidido por una mujer. Mi conjetura es que sí y desde hace muchos años. La senadora Warren es una persona seria, con un buen nivel académico, y ofrece sus respuestas a todos los grandes temas electorales, casi siempre desde una perspectiva socialdemócrata:

  • Más gasto público
  • Más programas sociales
  • Mayor inversión en viviendas públicas
  • Mayor control de armas
  • No a la pena de muerte
  • Ayuda condicionada en pagos de préstamos universitarios y la sanidad pagada por el Estado

Etcétera. Etcétera.

No creo que Warren, de ganar la presidencia, pueda llevar a cabo una reforma socialdemócrata tan profunda. En alguna medida choca con la tradición individualista de Estados Unidos, aunque las sociedades, por supuesto, cambian.

Por ejemplo, la mayoría de los “millennials”, esa generación que surgió en los ochenta y llega a los primeros años del siglo XXI, se autocalifica, vagamente, como “socialista”.

En todo caso, la del 2020 sería una batalla electoral muy interesante, Trump contra Warren, pero para llegar allí la senadora deberá ganar la nominación de su partido y eso, todavía, no es nada seguro.