CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Declaran culpable de asesinato a la policía que mató a su vecino

Por Ashley Killough, Ray Sánchez

(CNN) — Un jurado declaró a la exagente de policía de Dallas Amber Guyger culpable de asesinato después de menos de 24 horas de deliberación. Guyger fue acusada el año pasado después de disparar fatalmente a su vecino desarmado, Botham Jean, en su apartamento, que ella dijo que confundió con el suyo.

Los miembros del jurado tuvieron la opción de declarar a Guyger culpable del delito menor de homicidio involuntario. Con la condena por asesinato, Guyger, de 31 años, ahora enfrenta cadena perpetua.

El veredicto sigue a un caso que ha captado la atención nacional en EE.UU. y que provocó indignación. Guyger, que es blanca, testificó que estacionó en el piso equivocado del complejo de apartamentos de Dallas donde vivía el 6 de septiembre de 2018. Luego caminó hacia el apartamento directamente encima del suyo —que pertenecía a Jean, que era negro— y disparó cuando ella se encontró con Jean.

Los fiscales dijeron que Jean había estado en el sofá en pantalones cortos, mirando televisión y comiendo helado de vainilla cuando Guyger entró.

Aunque el tema de la raza no ocupó un lugar destacado en el juicio en sí, fuera de la sala del tribunal, el caso de Jean se había convertido en un punto focal en la conversación nacional sobre la vigilancia y la amenaza de violencia que enfrentan las personas de color en la vida diaria.

Después del veredicto, S. Lee Merritt, abogado de la familia de Jean, calificó la condena por asesinato como una “gran victoria” no solo para la familia de la víctima sino también “para los negros en Estados Unidos“. Pocos policías se enfrentan a juicio por disparos de muerte, y aún menos son condenados.

La madre de Jean lanzó brevemente ambos brazos en el aire. Otra mujer que comenzó a gritar en alabanza fue castigada por un oficial de la corte. Los miembros de la familia de Jean sollozaron. Hubo abrazos entre familiares y fiscales después de que el jurado abandonó la sala del tribunal.

La exagente, con la cabeza gacha, lloró en la mesa de la defensa. Su madre se derrumbó en la sala del tribunal.

‘Desearía que él hubiera sido el que tenía el arma’

En uniforme pero fuera de servicio, Guyger testificó la semana pasada que quería “encontrar la amenaza” después de escuchar movimientos en su departamento. Ella dijo que vio la silueta de un hombre y exigió ver sus manos. Se acercó en una “caminata rápida”, agregó, y disparó dos veces a lo que creía que era un intruso.

El fiscal Jason Hermus dijo al jurado que la trayectoria de la bala sugiere que Jean se estaba levantando de una silla cuando Guyger disparó, o estaba de rodillas, tratando de esconderse de ella. Los expertos no han podido determinar la posición exacta de Jean cuando le dispararon.

Una bala hirió y mató a Jean. Un médico forense testificó que la bala ingresó justo por encima del pezón superior izquierdo de Jean y viajó hacia abajo, dañando su corazón y varios otros órganos principales antes de aterrizar en el músculo psoas.

“Le pido perdón a Dios y me odio todos los días”, dijo Guyger al jurado, con la voz temblorosa. “Desearía que él hubiera sido el que tenía arma que me hubiera matado. Nunca quise quitarle la vida a una persona inocente”.

Guyger estaba distraída esa noche, argumentaron los fiscales, enviando mensajes de texto con su compañero de policía casado, con quien había tenido relaciones sexuales. Dijeron que ella ignoró numerosas señales en el pasillo que conducía al apartamento de Jean que indicaban que estaba en el piso equivocado.

Hermus también criticó a Guyger por entrar al departamento en lugar de retroceder y buscar cobertura o pedir ayuda por su radio policial. Argumentó que ella no le dio suficientes primeros auxilios a Jean.

“Cuando apuntaste y apretaste el gatillo contra el Sr. Jean, disparándolo en la masa central, exactamente donde estás entrenada a hacerlo, tu intención era matar al Sr. Jean”, dijo Hermus.

“Lo hice”, dijo Guyger.

Al hablar por teléfono con un operador del 911 esa noche, Guyger dijo 19 veces que pensó que había estado en su departamento. Guyger dijo que realizó una “pequeña” maniobra de resucitación y un masaje en el esternón sobre Jean.

Hermus señaló que ella nunca usó suministros de primeros auxilios de su mochila. Guyger testificó que su mente estaba agitada mientras hablaba por teléfono con un operador del 911. Ella dijo que no se le pasó por la cabeza que tenía suministros de primeros auxilios.

El guardabosques de Texas David Armstrong, el investigador principal, dijo en la corte la semana pasada, mientras el jurado no estaba en la sala, que creía que las acciones de Guyger eran razonables y que ella no cometió asesinato, homicidio o homicidio culposo. El juez no le permitió ofrecer su opinión ante el jurado.

Guyger fue acusado inicialmente de homicidio involuntario en septiembre de 2018, pero un jurado investigador más tarde la acusó de asesinato. El Departamento de Policía de Dallas despidió a Guyger.

El juicio estuvo lleno de momentos dramáticos y emocionales, mientras los abogados reproducían imágenes gráficas de la cámara del cuerpo de la policía tratando de resucitar a Jean y leían mensajes sexuales explícitos entre Guyger y su compañero de policía.