CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bebida

¿Qué obtienes cuando Hershey’s y Yuengling se unen? Cerveza de chocolate

Por Scottie Andrew

(CNN) — Para los padres que miran celosamente a sus niños que hacen “truco o trato”, sumergidos en fundas de almohadas llenas de dulces de Halloween, Hershey y Yuengling están pensando en ustedes. Y se han unido para elaborar una nueva delicia para adultos, justo a tiempo para la temporada de los golosos.

MIRA: Fanático que pidió dinero para cerveza lo donará a un hospital

¿El resultado? Una cerveza tipo porter de chocolate de Yuengling Hershey.

Es una versión azucarada en la receta de la porter oscura de Yuengling. Y hace que una cerveza ya rica sea aún más rica, con caramelo y una fuerte porción del omnipresente chocolate de la marca de dulces.

La compañía cervecera dice que la cerveza combina bien con queso, parrillada ahumada y, bueno, más chocolate. El azúcar llama el azúcar.

LEE: Esta cerveza está hecha de agua del inodoro. Sí, leíste bien

No estará en las tiendas por ahora, pero estará disponible en barril en bares y restaurantes dispersos en 13 estados de EE.UU. (incluido el lugar de nacimiento de Hershey, Pensilvania) y Washington.

La venta de la porter de chocolate comienza antes de Halloween y termina alrededor de otra fiesta centrada en los dulces, el Día de San Valentín.

¿Es una pinta de cerveza dulce una excusa suficiente para deshacerse de las rosas y las fresas cubiertas de chocolate? Eso depende del que la tome.

MIRA: Un hombre pidió una cerveza por 6,76 dólares. El hotel le cobró 67.689 dólares

Por supuesto, todavía hay alcohol en la cerveza, 4,7% en volumen, para ser exactos, así que los amantes del cacao menores de 21 años tendrán que conformarse con el chocolate caliente por ahora.

Ciertamente no es la primera cerveza con infusión de chocolate, y no será la última. Pero es difícil quejarse cuando dos marcas centenarias ofrecen dos queridos vicios, chocolate y cerveza, justo donde pertenecen, juntos.