CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Familia

Futuros padres deberían dejar de beber alcohol 6 meses antes de la concepción para la salud cardíaca del bebé, dice estudio

Por Sandee LaMotte

(CNN Español) — El consumo de alcohol durante el embarazo se ha relacionado durante mucho tiempo con defectos congénitos y problemas de desarrollo en los recién nacidos. Ahora, un nuevo estudio ha encontrado un vínculo entre los defectos cardíacos congénitos de un bebé y el consumo de alcohol de sus futuros padres antes de la concepción.

En comparación con los no bebedores, los padres que bebieron durante los tres meses anteriores a la concepción tenían un 44% más de probabilidades de tener bebés nacidos con cardiopatía congénita.

Los defectos cardíacos congénitos afectan a casi el 1% de todos los recién nacidos cada año en Estados Unidos. Eso es alrededor de 40.000 bebés, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), y el defecto está en aumento.

Si los futuros padres eran bebedores compulsivos, lo que se definió como beber cinco o más bebidas por sesión, había un 52% más de probabilidades de que su bebé tuviera un defecto cardíaco congénito.

Investigaciones anteriores han demostrado que la exposición al alcohol cambia el ADN en el desarrollo de los espermatozoides y cambia la actividad de los espermatozoides, aunque los mecanismos subyacentes aún no son comprendidos del todo.

Para las madres que bebieron o bebieron en exceso antes de la concepción, había un riesgo 16% mayor para sus bebés, en comparación con no beber.

El estudio, publicado este jueves en el European Journal of Preventive Cardiology, fue un metanálisis y una revisión de los estudios existentes sobre el tema, y solo puede mostrar una asociación entre el consumo de alcohol y defectos de nacimiento, no una causalidad.

“El consumo excesivo de alcohol por parte de los futuros padres es un comportamiento de alto riesgo y peligroso que no solo puede aumentar la posibilidad de que su bebé nazca con un defecto cardíaco, sino que también daña su propia salud”, escribió el autor del estudio Jiabi Qin, de la escuela Xiangya de Salud Pública de la Central South University, en Changsha, China, en un comunicado.

Por supuesto, nadie puede predecir cuándo una pareja podría concebir. Para estar seguros, dijo Qin, los resultados sugieren que los hombres no deben consumir alcohol durante al menos seis meses antes de la fertilización, mientras que las mujeres deben dejar de beber alcohol un año antes y evitarlo durante el embarazo.

Tanto los CDC como el Congreso Estadounidense de Obstetricia y Ginecología dicen que las mujeres deben evitar por completo las bebidas alcohólicas cuando intentan concebir.

Estudios anteriores que analizaron el vínculo entre el consumo de alcohol antes de la concepción y la enfermedad cardíaca congénita se habían centrado en las futuras mamás, con resultados mixtos. Qin dijo que este es el primer metanálisis para examinar el papel del consumo de alcohol paterno antes de la concepción.

Los defectos de nacimiento ocurren en uno de cada 33 bebés y son la principal causa de muerte infantil, según los CDC. Un defecto cardíaco congénito es el tipo más común de defecto de nacimiento y, según los CDC, aproximadamente el 30% de los bebés nacidos con uno también tienen otros problemas físicos o trastornos del desarrollo o cognitivos.