CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Sociedad

Halloween, “Joker” y payasos nocturnos en las calles: ¿por qué les tememos tanto?

Por Simón Posada

(CNN en Español) — En el verano de 2016, personas vieron que unos payasos en Carolina Sur estaban intentando atraer a un bosque a los niños de un complejo de apartamentos; luego, en octubre, en Texas y Virginia Occidental, arrestaron a unos payasos que perseguían a desconocidos con palos y bates de béisbol; en Ohio, Phoenix y Kentucky, payasos robaron estaciones de servicio y restaurantes de Taco Bell y Domino’s. Incluso, un payaso que portaba un cuchillo fue abaleado por un hombre en Los Ángeles. La tendencia se replicó incluso en Reino Unido días después.

Payasos siniestros

Los avistamientos de payasos no sólo se vieron en Estados Unidos, algunos fueron registrados en Australia y Reino Unido.

Muchos medios de comunicación cubrieron el fenómeno, el secretario de prensa de la Casa Blanca de la administración Obama, Josh Earnest, fue cuestionado sobre el tema –“no sé si el presidente ha sido informado sobre esta situación particular”, dijo–, el escritor Stephen King –creador del tenebroso “It”– invitó a “bajarle a la histeria de los payasos” en un tuit e, incluso, Wikipedia tiene la reseña histórica del hecho: “2016 clown sightings” (Avistamientos de payasos en 2016). La situación llegó al punto de que el almacén minorista Target retiró del mercado ciertas máscaras de payasos –uno de los disfraces clásicos de Halloween–, “dado el entorno actual”, dijo el comunicado.

MIRA: ‘Joker’ llega a los cines en medio de polémica y aumento de la seguridad

¿Qué estaba pasando en 2016? ¿Por qué los habitantes de varias ciudades de Estados Unidos empezaron a ver a personas disfrazadas de payasos siniestros en las calles, parados solos, en medio de la noche?

“Es un efecto de bola de nieve”, dijo en 2016 en CNN Benjamin Radford, autor del libro Bad Clown –no es broma, mira aquí–, y habla de fenómenos similares en los años ochenta y cómo los payasos de Carolina del Sur que buscaban atraer a los niños al bosque quizá fueron los que desencadenaron el resto de apariciones de payasos en 2016. Estos avistamos son, en definitiva, “donde el rumor y la preocupación legítima se mezclan con nuestra inclinación humana por una buena historia”, escribió AJ Willingham para CNN.

Pero Radford también exploraron la posibilidad en 2016 de que el fenómeno podría venir de la búsqueda de alguien de tener una foto viral en redes sociales, e incluso, una estrategia de marketing, como ocurrió en Massachusetts, que usaron un payaso tenebroso como un truco de marketing viral para una casa embrujada local.

LEE: El FBI pide a la Policía estar alerta durante el estreno de la película “Joker”

Sin embargo, hay algo más profundo en esto: la coulrofobia, fobia o miedo irracional a los payasos, mostró una prevalencia de 43% de los encuestados en una encuesta de Rasmussen Reports realizada en 2014 a 1.000 adultos estadounidenses. Así que los que salieron a la calle disfrazados de payasos sabían que estaban jugando con un temor profundo y enraizado, que la psicóloga Linda Papadopoulos remontó siglos atrás en un artículo de CNN en 2016: “Se supone que son divertidos, juguetones y que recuerdan la inocencia de la infancia. Pero ya en el siglo XVI, los bufones de Shakespeare a menudo se asociaron con la muerte y la oscuridad”.

Nuevos temores por los payasos

Y de Shakespeare al último papel del actor Joaquin Phoenix hay un solo paso. Este octubre, la preocupación por los payasos retornó: una cadena de teatros prohibió todos los disfraces durante la proyección de la película “Joker” (Guasón) –“no se permitirán máscaras, caras pintadas o disfraces en nuestros teatros–”, porque “muchos recuerdan lo ocurrido en 2012 en Colorado durante una proyección de medianoche de ‘The Dark Knight Rises’ en la que hubo tiroteo masivo”, informó CNN. Recordemos que “The Dark Knight Rises” fue la segunda entrega de la trilogía de Batman del director Christopher Nolan, y en ella el fallecido actor Heath Ledger interpretaba a “Joker”.

MIRA: ¿Por qué los payasos como The Joker y Pennywise de ‘It Chapter 2’ nos dan escalofríos?

El Departamento de Policía de Los Ángeles anunció que los agentes tendrán “alta visibilidad” en los cines durante la proyección de “Joker” y el Ejército de EE.UU. envió un memorando en Oklahoma que habla de una posible amenaza violenta durante el estreno de la película.

¿Por qué les tememos a los payasos?

¿Cómo un personaje que hace reír a los niños en las fiestas infantiles y los circos termina por causar temor y se asocia, incluso, con tiroteos y amenazas? Frank T. McAndrew, profesor de psicología de Cornelia H. Dudley en el Knox College de Illinois, escribió en The Conversation un artículo titulado “¿Por qué los payasos como Pennywise de ‘IT Chapter 2′ nos dan escalofríos?”, en el que habla de un estudio en el que trabajó: en una encuesta entre 1.341 voluntarios, de entre 18 y 77 años, para completar una encuesta en línea en la que se pedía calificar qué tan espeluznantes eran ciertos rasgos. “Cuando le pedimos a la gente que calificara lo espeluznante de diferentes ocupaciones, la que llegó a la cima de la lista de espeluznante fue, lo adivinaron, payasos”, escribió McAndrew.

LEE: Joaquin Phoenix deslumbra en el trailer oficial de ‘Joker’

McAndrew, además, tiene la teoría de que “‘asustarse’ es una respuesta a la ambigüedad de la amenaza y que nos da escalofríos sólo cuando nos enfrentamos a la incertidumbre sobre la amenaza”. ¿Y qué puede ser más ambivalente que un payaso? “Los payasos se esconden detrás de las máscaras, evitando que veamos lo que están sintiendo, pensando o incluso adivinando sus verdaderas emociones. Una máscara no solo oculta la apariencia, oculta la intención, y cuando no estamos seguros de la intención de la persona frente a nosotros, nos da miedo”, escribió Papadopoulos en 2016.

“Las personas que interactúan con un payaso durante una de sus rutinas nunca saben si están a punto de recibir un pastel en la cara o si serán víctimas de alguna otra broma humillante”, afirma McAndrew, algo que coincide –de forma escalofriante– con algo que le llamó la atención de “Joker” al periodista de CNN Brian Lowry: “Cuando empieza la película, Arthur está trabajando como payaso a tiempo parcial e inmediatamente es golpeado brutalmente. ‘¿Soy yo o afuera todo se está volviendo más loco?’, le pregunta a un trabajador social”.

Los payasos “son lo suficientemente humanos como para ser reconocibles, pero lo suficientemente alejados de la normalidad para ser extraños y desconocidos”, concluye Papadopoulos.