CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

El secretario de Defensa dice que Trump ordenó la retirada casi total de sus soldados del norte de Siria

Por Ryan Browne

(CNN) — El presidente Donald Trump ordenó que la mayoría de las fuerzas estadounidenses restantes salgan del norte de Siria, dijo el domingo el secretario de Defensa, Mark Esper.

“Tenemos fuerzas estadounidenses probablemente atrapadas entre dos ejércitos opuestos que avanzan y es una situación muy insostenible. Anoche hablé con el presidente, después de las discusiones con el resto del equipo de seguridad nacional, y él ordenó que comenzáramos un retiro deliberado de fuerzas del norte de Siria”, dijo Esper en el programa ‘Face the Nation’ de CBS. “Que es donde están la mayoría de nuestras fuerzas”.

La orden se produce cuando las fuerzas turcas están avanzando más al sur, hacia Siria. La semana pasada, el país lanzó su incursión, una amenaza hecha durante mucho tiempo, después de que Trump ordenó que un pequeño contingente de aproximadamente 50 soldados estadounidenses se retirara de la zona fronteriza en medio de la creencia de que una incursión turca era inminente.

Esper inicialmente no dejó completamente claro si la retirada significaría que las tropas estadounidenses abandonarían Siria por completo o se mudarían a otro lugar del país lejos de donde operan las fuerzas turcas. El Pentágono no respondió a la solicitud de CNN el domingo para una aclaración sobre la retirada de las tropas.

Si bien la mayoría de los 1.000 soldados estadounidenses en Siria se encuentran en la parte norte del país, el ejército estadounidense también mantiene una pequeña presencia en el sur de Siria, en una base en At Tanf donde Estados Unidos entrena combatientes locales anti-ISIS que no están afiliados con las fuerzas democráticas sirias.

Un funcionario estadounidense familiarizado con la situación en el terreno dijo más temprano este domingo que las fuerzas estadounidenses en Siria se están preparando para retirarse del país.

El funcionario dijo que la situación en el terreno se está deteriorando rápidamente en el noreste de Siria, y agregó que los representantes turcos, que el funcionario describe como “extremistas”, han avanzado a lo largo de la autopista M4, estratégicamente importante, que establece múltiples puntos de control. Él dice que estas fuerzas de poder usan uniformes SDF y están matando a civiles en la carretera. Las fuerzas estadounidenses y las tropas SDF ya no controlan las líneas de comunicación terrestres y no tienen control sobre los aviones turcos en lo alto.

“Las fuerzas estadounidenses están en riesgo de ser aisladas y existe un mayor riesgo de confrontación entre los representantes turcos y las fuerzas estadounidenses a menos que Turquía detenga su avance de inmediato”, dice el funcionario.

Situación en Siria

Antes de la ofensiva de Turquía la semana pasada, como medida de fomento de la confianza con el país, Estados Unidos convenció a los kurdos sirios de desmantelar sus fortificaciones defensivas a lo largo de la frontera y hacer retroceder a sus combatientes. Estados Unidos dijo que Turquía había aceptado el acuerdo que buscaba evitar la acción militar turca unilateral. Trump hizo que el Pentágono retirara a las tropas estadounidenses a lo largo de esa parte de la frontera.

Mientras que los funcionarios kurdos y los legisladores republicanos y demócratas han argumentado que el retroceso ayudó a proporcionar una luz verde de facto para el ataque turco, los altos miembros de la administración Trump han insistido en que Turquía habría invadido independientemente de si las tropas estadounidenses se quedaban y que Estados Unidos no abandonó a los kurdos sirios. Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos aún no ha tomado medidas para detener la incursión turca.

Esper dijo el viernes que Estados Unidos no está abandonando a sus aliados kurdos, aunque dejó en claro que el ejército estadounidense no intervendrá en la lucha.

“No estamos abandonando a nuestras fuerzas socias kurdas y las tropas estadounidenses permanecen con ellos en otras partes de Siria”, dijo Esper a periodistas en el Pentágono.

“Seguimos en estrecha coordinación con las Fuerzas Democráticas Sirias que nos ayudaron a destruir el califato de ISIS, pero no colocaré a los miembros del servicio estadounidense en medio de un conflicto de larga data entre los turcos y los kurdos, no es por eso que estamos en Siria “, dijo Esper.

Trump firmó una orden ejecutiva el viernes dando al Departamento del Tesoro “nuevas autoridades de sanciones muy importantes” contra Turquía por sus acciones en Siria, pero Estados Unidos no tiene ningún plan inmediato para usarlas, dijo el secretario del Tesoro, Stephen Mnuchin.

La declaración del Tesoro había dicho que la amenaza de sanciones de Trump tenía la intención de disuadir a Turquía de acciones que incluían “el ataque indiscriminado de civiles, el ataque de infraestructura civil, el ataque de minorías étnicas o religiosas”.

A medida que la situación en Siria se deteriora, Trump escribió en Twitter el sábado que está trabajando con el senador Lindsey Graham, un republicano de Carolina del Sur, y demócratas no identificados para imponer “poderosas sanciones” a Turquía.

Devan Cole, de CNN, contribuyó a este informe.