CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ciencia y Espacio

La Tierra estaba al otro lado de la galaxia cuando reinaban los dinosaurios

Por Ashley Strickland

(CNN) — Además del asteroide que aniquiló a los dinosaurios hace 65 millones de años, no hay muchas conexiones entre el espacio y los dinosaurios más allá de la imaginación. Pero todo eso cambió cuando la científica de investigación de la NASA Jessie Christiansen reunió a los dos en una animación en redes sociales este mes.

Durante la última década, Christiansen ha estudiado las tasas de ocurrencia de planetas, o con qué frecuencia y qué tipo de planetas ocurren en la galaxia, mientras estudia datos de cazadores de exoplanetas como las misiones Kepler, K2 y TESS de la NASA.

Durante una fiesta de observación de estrellas en el Instituto de Tecnología de California, Christiansen estaba explicando cuán jóvenes eran las estrellas que observaron. Los observadores del cielo miraban a las Pléyades, un grupo de estrellas jóvenes y brillantes que son algunas de las más jóvenes en nuestro cielo.

Tienen 13 millones de años, lo que suena antiguo. Christiansen quería transmitir que, astronómicamente, todavía es una edad temprana.

Ella les dijo a sus compañeros astrónomos que antes de que se extinguieran, los dinosaurios ni siquiera habrían visto estas estrellas en el cielo porque no existieron hasta millones de años después del evento de extinción. Y ella les dijo que cuando los dinosaurios como los estegosaurios deambulaban por la Tierra, todo nuestro vecindario solar estaba en el lado opuesto de la galaxia de la Vía Láctea que es ahora.

LEE: ¿A qué sabía la carne de dinosaurio? Prueba comer este pájaro

publicidad

Christiansen no estaba compartiendo nueva información, dijo. Pero el hecho llamó la atención de todos porque el movimiento de nuestro sistema solar mientras orbita la galaxia no es algo en lo que la mayoría de la gente piensa.

«No piensas que el cielo cambie», dijo Christiansen. «Pero las estrellas van y vienen, en sintonía con nuestras escalas de tiempo».

Había estado esperando crear una animación de esta idea intrigante por un tiempo y la reacción de los observadores de estrellas la inspiró una noche después de que sus hijos se fueran a la cama. Utilizando la ilustración clásica de la Vía Láctea, como si fuera vista desde arriba, por el científico senior de Caltech Robert Hurt, Christiansen construyó la animación usando diapositivas cronometradas en PowerPoint. Luego grabó la pantalla para crear un video que podría compartir en Twitter.

Ella quería compartir la idea de que, aunque las escalas de tiempo astronómicas parecen muy diferentes de las nuestras, en realidad coinciden bastante bien con las escalas de tiempo arqueológicas.

La animación muestra que el sol tarda entre 200 y 250 millones de años en orbitar alrededor del centro de la galaxia, que es una gran espiral, bordeando el peligroso centro que sería inhóspito para la vida.

Según nuestra posición actual en la galaxia y las escalas de tiempo compartidas en la animación, esencialmente hemos completado una órbita.

La última vez que nuestro vecindario solar estuvo en esta parte de la galaxia, hablando relativamente, el primer dinosaurio comenzó a aparecer en la Tierra durante el período Triásico. Después de eso, el Período Jurásico duró 55 millones de años, seguido por el Período Cretáceo, que duró hasta que los dinosaurios se extinguieron hace 65 millones de años.

LEE: ¡Es un asteroide! No, es el nuevo planeta enano más pequeño de nuestro sistema solar

Dinosaurios como estegosaurios, iguanodontes y giganotosaurios vivieron durante el Cretácico temprano mientras la Tierra estaba al otro lado de la galaxia. El largo tramo de 79 millones de años del período Cretácico ocurrió en gran parte allí. Para poner las cosas en perspectiva, el tiranosaurio rex existió en la Tierra cuando estaba en una parte de la galaxia que está más cerca de nuestra posición actual que muchos otros dinosaurios.

El evento de extinción hace 65 millones de años fue seguido por el surgimiento de mamíferos y todavía estamos en esa «fase», por así decirlo. Al final de la animación, Christiansen propone una pregunta intrigante: ¿qué habrá en el planeta la próxima vez que completemos otra órbita?

Christiansen utilizó simplificaciones para su animación, pero explicó algunas de las ciencias más complejas detrás de esta órbita.

Mientras los astrónomos todavía están aprendiendo cómo las estrellas giran alrededor del centro de la galaxia, en última instancia, todo en nuestra galaxia gira alrededor del agujero negro en su centro. Las estrellas más cercanas al centro giran más rápido, mientras que las de las regiones exteriores giran más lentamente. Nuestro sistema solar se encuentra en uno de los brazos espirales de la galaxia y todos viajan juntos alrededor de la galaxia, incluidas las otras estrellas en nuestro «vecindario», dijo Christiansen.

Y la galaxia de la Vía Láctea se está moviendo hacia su gran vecino, la galaxia de Andrómeda. Los dos están en curso de colisión y se unirán en unos 4.000 millones de años. Si bien eso suena violento, las galaxias son en gran medida un espacio vacío y las estrellas no chocarán entre sí, dijo Christiansen.

LEE: La Vía Láctea se tragó otra galaxia hace miles de millones de años, según un estudio

Entonces volvimos adonde estábamos entre 200 y 250 millones de años atrás. Pero con base en nuestra órbita de la Vía Láctea, que en sí misma se está moviendo y en espiral, nunca hemos vuelto al mismo punto absoluto en el espacio porque no es posible.

«La idea simple que estaba tratando de transmitir es que la astronomía tiene ciertas escalas de tiempo y la arqueología las tiene, y algunas veces coinciden. ¿No es genial?».