CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bolivia

Human Rights Watch alerta sobre decreto del gobierno interino de Bolivia

Por Omar Fajardo

(CNN Español) – La organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch expresó este martes, a través de un comunicado en su página de internet, su grave preocupación por el decreto del 15 de noviembre que otorga a las cuerpos militares y de seguridad amplia discreción para el uso de la fuerza, y llamó a las autoridades a cesar lo que calificó como acoso a periodistas independientes y opositores.

José Miguel Vivanco, director de Human Rights Watch para América, dijo que las medidas adoptadas por el gobierno “parecen priorizar la brutalidad para neutralizar a los oponentes y críticos y otorgan a las fuerzas armadas un cheque en blanco para cometer abusos, en vez de trabajar para restablecer el estado de derecho en el país”.

Estas declaraciones se suman a las de la alta comisionada por los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, quien señaló que las muertes derivadas de las protestas en Bolivia parecen ser el resultado de “un uso innecesario o desproporcionado de la fuerza por parte de personal policial o militar”.

También la Comisión Interamericana de Derechos Humanos afirmó que el decreto desconoce los estándares internacionales de derechos humanos, y que por su estilo estimula la represión violenta.

A pesar del rechazo al decreto por parte de varias organizaciones de derechos humanos, el ministro de la Presidencia de Bolivia, Jerjes Justiniano, reiteró su posición de que el decreto supremo 4078 –que exime de responsabilidad penal a efectivos de las fuerzas armada en caso de legítima defensa e extrema necesidad– de ninguna manera representa una “licencia para matar”, porque su objetivo es constituirse en un elemento disuasivo con miras a la pacificación del país.

Desde que se desató la crisis política y social en Bolivia han muerto 23 personas en hechos violentos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

CNN ha solicitado al gobierno interino de Bolivia comentarios sobre el desarrollo de las investigaciones de las muertos durante las protestas pero por el momento no ha obtenido respuesta.