CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Un canguro ataca violentamente a una mujer que paseaba a su perro en Australia

Por Jessie Yeung

(CNN) — Una mujer de Australia recibió 25 puntos de sutura en la cara y estuvo a punto de perder un ojo tras ser atacada por un canguro cuando ésta paseaba a su perro.

El ataque ocurrió cerca de un conocido sendero en la ciudad de Wodonga, en el estado de Victoria, según 9News, canal afiliado de CNN. Dina, que no reveló su apellido, explicó que soltó a su perro y éste salió corriendo para perseguir a un gran canguro macho.

“Subí corriendo por el terraplén para tratar de detener a mi perro, sin darme cuenta de que estaba solo tres o cuatro metros por detrás del canguro”, dijo Dina a 9News. “Fue entonces cuando sentí que el canguro entró en pánico al pensar: ‘Me están atacando por todos lados”.

En ese momento, ella se giró mientras el canguro la atacaba por detrás y la tiraba al suelo.

“Me hizo un agujero en la parte posterior de la pierna, y si no me hubiera dado la vuelta, probablemente me hubiera destripado”, agregó a 9News.

El canguro comenzó a “golpear” y saltar sobre ella, dijo. Se hizo la muerta y esperó a que el animal terminara de atacarla.

Finalmente el canguro se marchó y la dejó sangrando por la cabeza, según 7News, afiliada de CNN. Un transeúnte la ayudó a curar sus heridas y la llevó al hospital.

La mujer sufrió heridas en la espalda.

La mujer sufrió heridas en la espalda.

Dina necesitó 25 puntos de sutura en la cara y dio gracias de no haber perdido el ojo. También tuvieron que operarla de las heridas en las piernas, pero ya fue dada de alta, según 9News. Todavía tiene rasguños y cortes en toda la espalda y los brazos.

Dina no le echa la culpa al canguro, pues dice que fue su perro el que inició la persecución y motivó el ataque.

“En absoluto” fue culpa del canguro, comentó. “En todo caso, invadimos su hábitat. Pude sentir su pánico. Me sentí mal por el pobre animal”.

El canguro le causó heridas también en los brazos.

El canguro le causó heridas también en los brazos.

Según las autoridades de la ciudad y organismos responsables de la fauna, los canguros se acercan cada vez más a los núcleos urbanos ante la falta de agua y comida, según 9News.