CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Embajador Sondland vincula a Trump con un plan para exigir a Ucrania investigar a los Biden

Por Jeremy Herb, Manu Raju

(CNN) — El embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, testificó el miércoles que hubo quid pro quo para que Ucrania anunciara investigaciones sobre los opositores políticos del presidente Donald Trump que vinieron del abogado personal del presidente, Rudy Giuliani, bajo la «dirección expresa del presidente».

Además, Sondland proporcionó a los investigadores de la Cámara de Representantes correos electrónicos y mensajes de texto que mostraban que no solo él y Giuliani estaban presionando para las investigaciones fuera de los canales del gobierno: el círculo íntimo de Trump también sabía lo que estaba sucediendo. Incluso dijo que expresó su preocupación con el vicepresidente Mike Pence porque la congelación de 400 millones de dólares en ayuda de seguridad a Ucrania estuviera vinculada a las investigaciones.

El testimonio de Sondland es la evidencia más condenatoria hasta la fecha que implica directamente a Trump en el quid pro quo, en medio de la investigación de juicio político. Sus comentarios públicos muestran un vínculo entre la ayuda de seguridad de Estados Unidos y una reunión de la Casa Blanca y Ucrania anunciando públicamente investigaciones que ayudarían políticamente al presidente. Desde el comienzo de la audiencia del miércoles, los comentarios de Sondland arrastraron a algunos de los altos funcionarios de Trump, incluidos Pence, su jefe de gabinete y su secretario de Estado, al escándalo.

«Todos estaban informados», dijo Sondland. «No era un secreto».

En su notable declaración de apertura, Sondland dijo a los investigadores de la Cámara de Representantes que Trump «quería una declaración pública del presidente (Volodymyr) Zelensky comprometiéndose a investigar Burisma y las elecciones de 2016».

publicidad

«El señor Giuliani expresó esas solicitudes directamente a los ucranianos», dijo Sondland, embajador en la Unión Europea. «El señor Giuliani también nos expresó esas solicitudes directamente. Todos entendimos que estos requisitos previos para la convocatoria de la Casa Blanca y la reunión de la Casa Blanca reflejaban los deseos y requisitos del presidente Trump».

Sondland dijo que los ayudantes principales de Trump, incluido el jefe de gabinete interino Mick Mulvaney, el secretario de Estado Mike Pompeo y el secretario de Energía Rick Perry, sabían que Zelensky fue informado días antes de la llamada del 25 de julio para comprometerse a hacer investigaciones.

«Todos fueron informados por correo electrónico el 19 de julio, días antes de la llamada presidencial», dijo Sondland. «Cuando me comuniqué con el equipo, le dije al presidente Zelensky de antemano que las garantías de ‘llevar a cabo una investigación completamente transparente’ y ‘entregar cada piedra’ eran necesarias en su llamado al presidente Trump».

Sondland dijo que le dijo a Pence antes de su reunión del 1 de septiembre con Zelensky que «le preocupaba que la demora en la ayuda se hubiera relacionado con el tema de las investigaciones». Sondland dijo que Pence «asintió» en respuesta, pero no recordaba si dio más reacción.

(AP Photo/Carolyn Kaster, file)

En el centro de la tormenta de Ucrania

De la docena de testigos que los demócratas han llamado a declarar públicamente en la investigación de juicio político, ninguno tuvo tanta participación en el impulso de Ucrania para anunciar una investigación como Sondland.

Sondland dijo que antes de su reunión del 1 de septiembre con Zelensky le dijo a Pence, que hasta ahora ha evitado en su mayoría ser implicado públicamente en el escándalo de Ucrania, que «tenía preocupaciones de que la demora en la ayuda se hubiera relacionado con el tema de las investigaciones».

Sondland testificó que nunca pudo obtener una respuesta clara de por qué la ayuda de seguridad estaba congelada, pero creía que «si Ucrania hizo algo para demostrar una intención seria de combatir la corrupción, específicamente dirigiéndose a Burisma y al servidor de 2016, entonces la ayuda militar congelada sería levantada».

«En ausencia de una explicación creíble para la suspensión de la ayuda, llegué a creer más tarde que la reanudación de la ayuda de seguridad no ocurriría hasta que hubiera una declaración pública de Ucrania comprometiéndose con las investigaciones de las elecciones de 2016 y Burisma», dijo Sondland.

El testimonio de Sondland de que era una «presunción» de que la ayuda estaba vinculada a las investigaciones dio a los republicanos una pequeña oportunidad para argumentar que no había un quid pro quo vinculado a la ayuda de seguridad. «El presidente Trump nunca me dijo directamente que la ayuda estaba condicionada a las reuniones», dijo Sondland.

Sondland, sin embargo, dijo que tenía «muy claro» que había un vínculo entre los dos, incluso si no se lo dijeron explícitamente.

«A partir del 9 de septiembre, usted entendió, ¿no es así? que el presidente Trump —ya sea él mismo o por medio de sus agentes— exigió que el presidente Zelensky hiciera un anuncio público de las dos investigaciones de las que el presidente Trump se ocupó con el fin tanto de obtener una reunión en la Casa Blanca y como para liberar la asistencia de seguridad?», preguntó el abogado demócrata Daniel Goldman.

«Creo que eso es correcto», dijo Sondland.

El abogado republicano Steve Castor presionó a Sondland en sus conversaciones con Trump, confirmando que Trump nunca le dijo «personalmente» a Sondland que había condiciones previas para liberar la ayuda o organizar la reunión de la Casa Blanca. Castor le preguntó a Sondland cómo sabía que Giuliani «estaba expresando los deseos del presidente».

«Bueno, cuando el presidente dice que hable con mi abogado personal, y luego el señor Giuliani, como su abogado personal, hace ciertas solicitudes o demandas, asumimos que proviene del presidente», respondió Sondland. «No testifico que escuché al presidente decirle al señor Giuliani que nos lo dijera».

Castor también apuntó a la fiabilidad de Sondland como testigo, señalando que no tenía registros, no tomó notas y no recordó muchos episodios. «Quiero decir, esto es como la trifecta de la falta de fiabilidad», dijo.

«No quiero nada»

Hablando con los periodistas cuando salió de la Casa Blanca el miércoles, Trump dijo repetidamente que le dijo a Sondland por teléfono que no quería «nada» en Ucrania.

«Le digo al embajador en respuesta: no quiero nada, no quiero nada. No quiero quid pro quo», dijo Trump, leyendo notas que parecen estar escritas en Sharpie. «Dígale a Zelensky, al presidente Zelensky, que haga lo correcto».

Trump también restó importancia a su conexión con Sondland, diciendo que «llegó tarde» como patrocinador de su campaña de 2016. «Este no es un hombre que conozco bien», dijo Trump. «Parece un buen tipo, sin embargo».

Giuliani también minimizó su conexión con Sondland, diciendo en un tuit que Sondland estaba «especulando» y que tenía «MUY poco contacto» con él.

La oficina de Pence también distanció al vicepresidente de Sondland. El jefe de gabinete de Pence, Marc Short, dijo que el vicepresidente «nunca tuvo una conversación con Gordon Sondland sobre la investigación de Bidens, Burisma o la liberación condicional de ayuda financiera a Ucrania basada en investigaciones potenciales».

Pero los demócratas aprovecharon los comentarios de Sondland para resaltar el hecho de que altos funcionarios de la administración Trump han obstaculizado la investigación de juicio político. El testimonio de Sondland menciona a varios altos funcionarios de la administración Trump que han desafiado las citaciones de la Cámara en la investigación de juicio político, incluidos Mulvaney y Pompeo, y la administración Trump no ha proporcionado ningún documento que haya sido citado.

El presidente de la Cámara de Inteligencia, Adam Schiff, dijo que el testimonio de Sondland muestra «que el conocimiento de este esquema era muy amplio».

«Ahora podemos ver que la chapa ha sido arrancada, por qué el secretario Pompeo y el presidente Donald Trump no quieren que ninguno de estos documentos se entregue al Congreso», dijo Schiff a los periodistas el miércoles, «porque aparentemente muestran, como ha declarado el embajador Sondland, que el conocimiento de este esquema para condicionar actos oficiales, una reunión de la Casa Blanca y 400 millones de dólares en asistencia de seguridad para un aliado en la guerra con Rusia, estaba condicionado a los favores políticos que el presidente quería para su reelección».

Llamadas de Sondland con Trump

Desde que Sondland testificó el mes pasado a puerta cerrada, varios funcionarios de la administración han brindado testimonios que contradicen su testimonio. En el caso de sus comentarios del 1 de septiembre a los ucranianos, Sondland modificó su testimonio cuando dijo que recordó que les dijo que la ayuda estaba condicionada a anunciar investigaciones a raíz del testimonio de otros.

A Sondland se le preguntó sobre otras discrepancias, como el diplomático estadounidense Bill Taylor y el asesor del Consejo de Seguridad Nacional, Tim Morrison, diciendo que Sondland les dijo que el presidente dijo que quería que Zelensky «se acercara al micrófono» para anunciar las investigaciones. Taylor dijo que Sondland le dijo que estarían en un «punto muerto» a menos que Zelensky hiciera el anuncio.

«No recuerdo quién me dijo, si fue (el ex enviado especial) Kurt Volker, si fue Giuliani o si fue el presidente Trump, que tenía que ser Zelensky. No podía ser el Fiscal. Pero eso es lo que retransmití», dijo Sondland.

Sondland también confirmó que habló con Trump el 25 de julio, horas antes de la llamada del presidente con Zelensky. Sondland dijo que «es probable» que hubiera recibido un mensaje de Trump que Volker había mencionado en un mensaje de texto, pero dijo que no recordaba los detalles de la llamada.

Sondland también reconoció otra llamada que dejó fuera de su testimonio inicial: la conversación del 26 de julio donde el diplomático estadounidense David Holmes dice que escuchó a Trump preguntarle a Sondland si Zelensky iba a «investigar», y Sondland respondió que Zelensky «lo haría».

Sondland no disputó esos detalles en la llamada relacionada con su conversación con Trump.

«En realidad, me habría sorprendido más si el presidente Trump no hubiera mencionado las investigaciones, particularmente dado lo que escuchamos del señor Giuliani sobre las preocupaciones del presidente», dijo.

Pero Sondland dijo que no recordaba haber mencionado a los Bidens en su conversación con Holmes, haciendo una distinción con Burisma, la compañía de gas natural que contrató a Hunter Biden. «La única parte del recuento del señor Holmes con el que me siento excepcional es que no recuerdo haber mencionado a los Bidens. Eso no se me ocurrió. Fue Burisma y las elecciones de 2016», dijo Sondland.

— Gregory Wallace de CNN, Alison Main, Nicky Robertson, David Wright, Olanma Mang, Raymond Arke, Kirsten Appleton y Giulia McDonnell contribuyeron a este informe.