CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Rick Perry dice que Trump y Obama fueron “ordenados por Dios” para ser presidentes

Por Daniel Burke

(CNN) — Al igual que muchos cristianos evangélicos, el secretario de Energía, Rick Perry, cree en un Dios que se involucra en todos los aspectos de nuestras vidas, incluida la elección de Donald Trump como presidente.

“Soy un gran creyente de que el Dios de nuestro universo todavía es muy activo en los detalles de la vida cotidiana del gobierno”, dijo Perry a Fox News en declaraciones emitidas el domingo.

“Sabes, Barack Obama no llegó a ser el Presidente de Estados Unidos sin que fuera ordenado por Dios. Tampoco Donald Trump”.

Perry continuó diciendo que ser instrumento de Dios en la Tierra no significa que Trump sea una persona perfecta. Haciendo eco del argumento de otros cristianos evangélicos blancos, el republicano de Texas pasó a citar varias figuras bíblicas, incluyendo al rey David, cuyas vidas privadas no siempre se alinearon con los estándares bíblicos.

Perry es solo el último cristiano evangélico en el gobierno de Trump que dice que creer que el presidente fue divinamente ordenado.

En febrero, la exsecretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que Dios “quería que Donald Trump se convirtiera en presidente y por eso está allí“. Un mes después, el secretario de Estado Mike Pompeo se unió al coro y sostuvo que es posible que Dios haya criado a Donald Trump para ser presidente a fin de proteger a Israel de Irán.

Perry, quien anunció planes para dejar su puesto en diciembre, dijo que él y otros evangélicos en la administración Trump han tratado de adoctrinar a Trump, incluso entregándole una especie de lección de la Escuela Dominical.

“De hecho, le di al presidente un pequeño folleto sobre esos reyes del Antiguo Testamento hace aproximadamente un mes”, le relató Perry a Fox News.

“Dije: ‘Señor presidente, sé que hay personas que dicen que usted dijo que fue el elegido’. Y yo dije ‘sí, fue elegido’. Le expliqué, ‘si eres un cristiano creyente, entiendes el plan de Dios para las personas que gobiernan y juzgan sobre nosotros en este planeta'”.

Perry añadió que le dijo a Trump que quería que leyera la lista de Los reyes del Antiguo Testamento y “absorbiera que está aquí en este momento elegido porque Dios lo ordenó”.

Muchos otros evangélicos blancos probablemente estén de acuerdo con Perry, Sanders y Pompeo. Según una encuesta de 2017 realizada por el Public Religion Research Institute, más de la mitad (57%) dice que Dios desempeñó un “papel importante” en las elecciones presidenciales de 2016.

Pero otros cristianos, particularmente aquellos de tradiciones más liberales, no están de acuerdo con esa idea.

Ekemini Uwan, teóloga pública y copresentadora del podcast “Truth’s Table”, le dijo a CNN en febrero que la elección de Trump no era exactamente una respuesta a sus oraciones.

Uwan dijo que cree que Dios tiene el control supremo de todo el universo, desde los átomos más pequeños hasta la política estadounidense.

“No podemos decir que no es la voluntad de Dios que Donald Trump sea presidente, porque él es el presidente”, dijo.

Pero la teóloga establece una distinción entre la soberanía de Dios y la aprobación de Dios. Es decir, lo que Dios permite que suceda no es lo mismo que Dios quiere que suceda.