CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Investigación de juicio político y existencia del informante: ¿Qué sabía Trump y desde cuándo?

Por Zachary Cohen

(CNN) — La línea de tiempo siempre ha sido dudosa.

Los defensores del presidente Donald Trump han argumentado que no pasó nada malo desde que finalmente se entregó la ayuda a Ucrania.

Pero un informe del New York Times del martes por la noche sugiere que Trump recibió información sobre la existencia del denunciante a fines de agosto.

Eso hace que sea aún más importante poner en contexto sus acciones a principios de septiembre. Por ejemplo, cuando sucedieron todas estas cosas, Trump ya sabía sobre el informante:

9 de septiembre:

  • El inspector general de la comunidad de inteligencia informó al Congreso que el denunciante existía.
  • Bill Taylor, el principal diplomático de EE. UU. en Ucrania, expresó su preocupación por el surgimiento de intercambiar investigaciones por ayuda.
  • Trump presionó al embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, para que afirmara que no había quid pro quo.
  • Por separado, John Bolton ofreció su renuncia.

11 de septiembre:

  • Se entrega la ayuda.

Testimonio recientemente publicado plantea más preguntas sobre la congelación de la ayuda de Ucrania

Mark Sandy, un funcionario de carrera en la Oficina Federal de Administración y Presupuesto (OMB, por sus siglas en inglés), dijo a los investigadores de juicio político en declaraciones a puerta cerrada este mes que le preocupaba que la orden de Trump de congelar la ayuda para Ucrania violara la ley desde que el Congreso expresamente había apropiado los fondos.

Sandy, quien firmó la retención inicial, testificó que había escuchado por primera vez sobre el congelamiento en julio, cuando regresó de unas vacaciones. Más tarde ese mismo mes, su jefe, un representante político, asumió la tarea de firmar documentos relacionados con la ayuda.

La lucha por la ayuda puede haber provocado la salida

Curiosamente, Sandy testificó que creía que dos funcionarios dejaron OMB en parte debido a las preocupaciones sobre la asistencia en seguridad a Ucrania.

Un alto funcionario de la administración disputó la noción de que los funcionarios de OMB renunciaron por la suspensión de la asistencia de Ucrania, insistiendo en que ninguno de los funcionarios que dejaron OMB durante ese período de tiempo lo hicieron debido a la retención de asistencia de seguridad. Según un portavoz de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO, por sus siglas en inglés), uno de los funcionarios citados por Sandy salió de OMB para un trabajo con la GAO.

La transcripción de la declaración cerrada de Sandy fue publicada junto con una transcripción de testimonio dada por Philip Reeker, un funcionario del Departamento de Estado que dijo que tenía la impresión de que la ayuda fue retenida por el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney. No parece que la Comisión de Inteligencia de la Cámara celebre audiencias públicas adicionales.

Otras noticias sobre documentos: Por separado, se hizo evidente el martes en documentos publicados a otra comisión del Congreso que la orden oficial de congelar la ayuda llegó el 25 de julio, el mismo día de la llamada de Trump con el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky. No está claro si eso es una coincidencia o si es significativo.

LEE: Conclusiones de un día ajetreado en los tribunales sobre la investigación de juicio político

250 años de discusiones entre presidentes y el Congreso y los tribunales llegan a un punto crítico

Juegos de testimonio

Trump realmente quiere que sus asistentes testifiquen. Lo hace, dice. Seriamente. Pero no puede permitirlo. Para los futuros presidentes. Lo está haciendo por ellos, tuiteó.

Así que por eso continuará obstruyendo la investigación de juicio político. Es por eso que su Departamento de Justicia continuará luchando en los tribunales para mantener en silencio a su antiguo abogado de la Casa Blanca y, por proximidad, a su antiguo asesor de seguridad nacional. Es un argumento conveniente para él, ya que, a pesar de lo que dice, realmente no quiere que nadie testifique sobre la investigación de juicio político ni nada más.

Quién ha hablado y quién no

Los funcionarios de carrera, en su mayoría, honraron citaciones. Diplomáticos y profesionales de la política exterior (los Bill Taylors, Marie Yovanovitches, Alexander Vindmans y Fiona Hills del mundo) se presentaron para testificar y honrar el papel de supervisión de la Cámara. Los políticos nombrados, desde John Bolton y Don McGahn hasta Mick Mulvaney y más allá, no lo han hecho.

Los políticos nombrados están tentando la cooperación, como lo ha hecho Bolton y el secretario de Estado, Mike Pompeo, lo hizo el martes. Quizás testifiquen. Cuando el tiempo sea el correcto. Lo cual es parte de la razón por la cual los demócratas se están moviendo hacia el juicio político sin esperar a que los tribunales trabajen a su manera lenta para exigir testimonio.

Un momento en la historia

Pero estamos en este lugar realmente interesante en la historia donde 250 años de discusiones sobre cuán responsable debe ser el presidente ante el Congreso están llegando a un punto crítico, no solo por el testimonio de juicio político sino también por los registros impositivos de Trump y con testimonio del gran jurado en la investigación de Mueller. Los problemas subyacentes para todos estos casos son similares.

¿Inmunidad absoluta?

En el podcast de Impeachment Watch del martes, Katelyn Polantz y Marshall Cohen de CNN y yo profundizamos en esta idea sobre el argumento de “inmunidad absoluta” de Trump contra el fallo de la jueza Ketanji Brown Jackson el lunes, en el que escribió: “Los presidentes no son reyes”.

El Poder Judicial de la Cámara establece una fecha para la audiencia

La Comisión de Inteligencia de la Cámara ha concluido las audiencias de investigación, pero la Comisión Judicial de la Cámara ahora realizará su propio conjunto de audiencias.

La primera, programada para el 4 de diciembre, analizará el tema del juicio político en la Constitución. Esa comisión, dirigida por el representante demócrata Jerry Nadler de Nueva York, ha invitado a la Casa Blanca a participar. Eso, basado en lo anterior, no parece probable.

Encuesta: Las audiencias no movieron la aguja

La directora de encuestas de CNN, Jennifer Agiesta, informa sobre una nueva encuesta de CNN realizada por SSRS. He seleccionado las partes que encontré más interesantes en su informe:

La mayoría de los encuestados (todavía) quieren el juicio político: La mitad de los estadounidenses dicen que Trump debería ser impugnado y destituido de su cargo, y el 43% dice que no debería. Ninguna de las cifras ha cambiado desde octubre, y el apoyo al juicio político se mantiene en su nivel más alto hasta ahora en las encuestas de CNN.

Las mentes pueden no ser flexibles: Las opiniones en ambos lados están profundamente arraigadas, con aproximadamente 9 de cada 10 en ambos lados diciendo que se sienten fuertemente a favor o en contra.

Ningún cambio en la división partidista: La división partidista sobre el presidente también persiste, con aproximadamente 80 puntos entre el apoyo demócrata a la destitución de Trump y el apoyo republicano.

División en los independientes: Los independientes están estrechamente divididos en la pregunta, 47% a favor, 45% en contra.

La mayoría dice que Trump actuó de manera inadecuada: El 53% dice que Trump utilizó indebidamente su oficina para obtener ventaja política, frente al 49% que dijo lo mismo en octubre. Además, el 56% dice que los esfuerzos del presidente para lograr que Ucrania inicie investigaciones sobre la familia Biden, una compañía de energía ucraniana y las elecciones de 2016 fueron más para beneficiarse políticamente que para luchar contra la corrupción ucraniana.

La mayoría dice que los demócratas están actuando correctamente: Una mayoría limitada (52%) dice que los demócratas han ejercido sus poderes constitucionales adecuadamente durante la investigación de juicio político, mientras que el 40% dice que ha abusado de sus poderes constitucionales.

¿Quién está prestando atención? Aproximadamente 4 de cada 10 dicen que están siguiendo los procedimientos “muy de cerca”, y entre ese grupo, el apoyo por el juicio político y la remoción (53% dice que sí, 46% dice que no) es un poco más alto de lo que es en general. Es más probable que este grupo más atento diga que ahora hay suficientes pruebas para que la Cámara vote para enviar el caso a juicio ante el Senado (el 52% dice que sí, el 48% no). Pero no son más propensos que el público en general a creer que Trump utilizó indebidamente su oficina (52%) o presionó a Ucrania a iniciar investigaciones para beneficiarse políticamente (54%).

Brecha de género: Ahora hay una diferencia de 20 puntos entre hombres y mujeres en el índice de aprobación general de Trump (el 52% de los hombres aprueba frente al 32% de las mujeres), la quinta vez que la brecha ha sido tan grande en las encuestas de CNN durante la votación de Trump presidencia.

Y la encuesta marca la primera vez que más del 60% de las mujeres han dicho que respaldaron impugnar a Trump y su destitución (61% lo dicen ahora, en comparación con el 56% en octubre y el 51% en mayo), incluso como mayoría de los hombres siguen opuestos al juicio político (el 53% se opone a él).

Para comparar, Ryan Struyk de CNN señala:

Clinton, 1998: 29% de impugnación, 67% no impugna

Bush, 2006: 30% de impugnación, 69% no impugna

Obama, 2014: 29% de impugnación, 70% no impugna

Trump, 2019: 50% impugna, 43% no impugna

Clinton, por supuesto, fue acusado por la Cámara pero no fue destituido por el Senado.

Pompeo no está retrocediendo en la teoría de la conspiración

El secretario de Estado, Mike Pompeo, quien como director de la CIA presumiblemente tuvo acceso a la evaluación de la comunidad de inteligencia de que fue Rusia la que interfirió en las elecciones estadounidenses de 2016, nuevamente arrojó dudas sobre esa idea el martes, luego de un patrón emergente entre los defensores de Trump.

Durante una conferencia de prensa el martes, se le preguntó: “¿Cree que Estados Unidos y Ucrania deberían investigar la teoría de que fue Ucrania, y no Rusia, la que hackeó los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata en 2016?”.

POMPEO: Cada vez que hay información que indica que cualquier país se ha metido con las elecciones estadounidenses, no solo tenemos un derecho, sino un deber de asegurarnos de perseguirlo.

Y fui el director de la CIA durante el primer año y medio de esta administración. Les puedo asegurar que hubo muchos países que se dedicaron activamente a tratar de socavar la democracia estadounidense, nuestro estado de derecho, los entendimientos fundamentales que tenemos aquí en Estados Unidos. Y deben saber que estábamos trabajando diligentemente, diligentemente para asegurarnos de abordar cada uno de ellos y con cada herramienta de poder estadounidense que teníamos.

Eso no es exactamente un sí, él cree en la teoría de la conspiración de Trump. Pero definitivamente no es un no.

El senador Kennedy rechaza la teoría de la conspiración

El senador republicano John Kennedy de Louisiana dijo el lunes por la noche que cree que Rusia, no Ucrania, interfirió en las elecciones de 2016.

MIRA: ¿Cómo fue la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de EE.UU.?

El cambio radical se produjo un día después de que con valentía le dijo al anfitrión Chris Wallace en “Fox News Sunday” que no estaba seguro de quién participó en el hackeo del servidor del Comité Demócrata en 2016, a pesar de que la comunidad de inteligencia dijo unánimemente que Rusia estaba detrás de la intromisión electoral.

“¿Quién crees que fue responsable de hackear las computadoras de campaña de DNC y Clinton, sus correos electrónicos? ¿Fue Rusia o Ucrania?”, preguntó Wallace.

“No lo sé. Tú tampoco. Ninguno de nosotros”, respondió Kennedy el domingo.

“Me equivoqué”, dijo Kennedy a Chris Cuomo de CNN el lunes.

“Fue Rusia quien intentó piratear la computadora (del Comité Nacional Demócrata). No he visto indicios de que Ucrania haya intentado hacerlo”.

Humor de juicio político

En el indulto anual de Turquía, Trump llevó algunas bromas sobre Adam Schiff y las citaciones.

¿Qué estamos haciendo aquí?

El presidente ha invitado a potencias extranjeras a interferir en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Los demócratas quieren acusarlo por ello. Es una encrucijada para el sistema de gobierno estadounidense, ya que el presidente intenta cambiar lo que es aceptable para los políticos estadounidenses.