CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigración

Vinculan el temor a la deportación con la presión arterial alta entre las mujeres inmigrantes

Por Shelby Lin Erdman

(CNN) — Las políticas restrictivas de inmigración de Estados Unidos están teniendo un impacto en la salud de las mujeres inmigrantes, según un estudio publicado el miércoles en el Journal of the American Heart Association.

Investigadores de la Universidad de California analizaron los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular entre la mayoría de las mujeres latinas en los Estados Unidos que temían la deportación, ya sea para sí mismas o para sus familiares, y encontraron un mayor riesgo de hipertensión arterial y otras enfermedades del corazón.

Por razones de privacidad, los investigadores no revelaron si las mujeres eran residentes estadounidenses o inmigrantes indocumentadas.

Jacqueline Torres, autora del estudio y profesora asistente de epidemiología y bioestadística de la Universidad de California en San Francisco, dijo que la conclusión es importante.

“Una razón es que rastrea el impacto a largo plazo de la política y la aplicación de la ley de inmigración”, dijo Torres. “Se trata de impactos más amplios en nuestra comunidad”.

Estudios anteriores han demostrado un vínculo entre la preocupación por la deportación y la depresión, la ansiedad y niveles más altos de inflamación. Este último estudio ahora muestra un vínculo entre los temores de deportación y la presión arterial alta.

Los científicos observaron a 572 mujeres con un promedio de 39 años durante un período de cuatro años y descubrieron que casi la mitad, o 48%, informaron “mucho” de lo que los investigadores llamaron “preocupación por la deportación”; 24% expresó una cantidad “moderada” de preocupación; el 28% dijo “no tanto”.

Entre 408 de los participantes que no tenían presión arterial alta cuando comenzó el estudio, los que informaron “mucha” o “moderada” preocupación por la posible deportación tenían un mayor riesgo de experimentar hipertensión, en comparación con los que informaron “no demasiada preocupación”.

“No me sorprendió”, dijo la cardióloga Dra. Nieca Goldberg, directora del Centro para la Salud de la Mujer de la NYU, sobre los hallazgos.

“Sabemos que cuando las personas están estresadas o preocupadas, su presión arterial aumenta”, dijo Goldberg.

Goldberg dijo que las conclusiones del estudio siguen otros factores de riesgo conocidos para la enfermedad cardiovascular, que incluyen demasiada grasa en la sección abdominal, un estilo de vida sedentario y hábitos alimenticios poco saludables.

Los investigadores también midieron el impacto de la preocupación por la deportación en la presión arterial diastólica, el número inferior en una lectura de presión arterial que mide la presión en las arterias cuando el corazón descansa entre latidos, y encontraron solo un vínculo débil. Tampoco encontraron un vínculo significativo entre la preocupación por la deportación y el índice de masa corporal, la circunferencia de la cintura o la presión del pulso.

“La preocupación por la deportación puede contribuir a aumentar las disparidades en algunos factores de riesgo y resultados de enfermedades cardiovasculares con el tiempo”, concluyeron los investigadores, pero también señalaron que se sabe poco sobre el impacto a largo plazo de las políticas de inmigración restrictivas en la salud de los inmigrantes en general o en enfermedades cardiovasculares o factores de riesgo, específicamente.

“Necesitamos más investigación”, dijo Torres. “Estos son nuestros vecinos, las personas que trabajan en nuestras comunidades … deberíamos preocuparnos por cómo la política afecta a las comunidades”.