CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Enfermedades en los pulmones y problemas respiratorios: los riesgos para la salud del asbesto

Por CNN Español

(CNN Español) — Las autoridades de Buenos Aires compraron trenes Nagoya 5000 construidos en los años 80 para el metro de Japón. Los trenes contienen amianto, también conocido como asbesto, un mineral cancerígeno prohibido en Japón a partir de 2006 y en Argentina desde 2001.

Según una investigación de CNN, de los 121 trenes de la red de metro que circulan actualmente en Buenos Aires, 40 de ellos contienen asbesto.

¿Qué es el asbesto?

El asbesto, una fibra natural mineral que es resistente al calor y la corrosión, es usado en la fabricación de materiales de construcción como tejas para techos, telas ignífugas, cemento y algunas baldosas de vinilo. En 1989, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) emitió una norma final que prohíbe la mayoría de los productos que contienen asbesto.

La EPA recomienda que los materiales intactos que contienen asbesto deben ser dejados así ya que generalmente no representan un riesgo para la salud. Pero cuando el material está dañado o fue alterado, puede emitir fibras microscópicas de asbesto. El área necesitaría ser aislada hasta que los profesionales puedan evaluar la situación.

¿Cuáles son los riesgos para la salud?

La asbestosis es un trastorno de respiración causado por inhalar fibras de asbesto. La acumulación prolongada de estas fibras en los pulmones puede causar cicatrices en el tejido pulmonar y dificultad para respirar. Los síntomas de la asbestosis pueden variar de leves a graves, y usualmente no aparecen hasta muchos años después de la exposición. Si fumas y tienes asbestosis, la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón aumenta en gran medida. El humo del tabaco y el asbesto parecen contribuir a los efectos causantes de cáncer entre sí, según la Clínica Mayo.

El cáncer de pulmón relacionado con la exposición al asbesto es conocido por afectar a las personas que se han expuesto a la sustancia.

El mesotelioma es una forma rara de cáncer en las membranas de los pulmones, pecho, abdomen, corazón y testículos, y casi todos los casos están vinculados a la exposición al asbesto. El mesotelioma es una forma agresiva y mortal de cáncer. Existen tratamientos contra el mesotelioma, pero para muchas personas no es posible curarse, según la Clínica Mayo.

A pesar de la peligrosidad del asbesto, expertos sostienen que los pasajeros del metro de Buenos Aires no correrían peligro. Son los trabajadores del ‘Subte’ quienes están realmente expuestos a este material cancerígeno.

“El riesgo de enfermedad está en relación con el tiempo de exposición y la dosis, que sería la cantidad. Es decir que los trabajadores que nosotros hemos visto con engrosamiento de pleura, placas pleurales, son los de los talleres, que son los que están más expuestos”, le dijo a CNN Lilian Capone es médica especialista en Neumonología y Medicina del Trabajo. “El amianto trae inflamación, fibrosis y cáncer”, agregó.

Algunas enfermedades producidas por el asbesto

La asbestosis es un trastorno de respiración causado por inhalar fibras de asbesto. La acumulación prolongada de estas fibras en los pulmones puede causar cicatrices en el tejido pulmonar y dificultad para respirar. Los síntomas de la asbestosis pueden variar de leves a graves, y usualmente no aparecen hasta muchos años después de la exposición. Si fumas y tienes asbestosis, la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón aumenta en gran medida. El humo del tabaco y el asbesto parecen contribuir a los efectos causantes de cáncer entre sí, según la Clínica Mayo.

El cáncer de pulmón relacionado con la exposición al asbesto es conocido por afectar a las personas que se han expuesto a la sustancia.

El mesotelioma es una forma rara de cáncer en las membranas de los pulmones, pecho, abdomen, corazón y testículos, y casi todos los casos están vinculados a la exposición al asbesto. El mesotelioma es una forma agresiva y mortal de cáncer. Existen tratamientos contra el mesotelioma, pero para muchas personas no es posible curarse, según la Clínica Mayo.

¿Qué dicen en Argentina?

Los trenes comprados a Japón no son los únicos con asbesto. Otra investigación de CNN encontró que el “subte” de Buenos Aires demandó el 22 de octubre al Metro de Madrid por venderle vagones CAF 5000 con asbesto, una sustancia prohibida desde 2001. Sin embargo, Sbase admitió a CNN que la Ciudad no advirtió que desde 2011 contaba con planos de esos vehículos que indicaban la presencia de amianto en los trenes.

En Madrid, sostuvieron que creían que no había riesgo de exposición al asbesto porque habían “encapsulado” el material. Ante la consulta de CNN sobre la demanda, la empresa pública española contestó que “colaborará con la Justicia”.

Se cree que habría al menos 11 trabajadores del metro de Buenos Aires afectados por el asbesto.

Roberto Pianelli, secretario general del gremio del metro, dijo a CNN: “Hay más de 4.000 trabajadores que estuvieron trabajando en un ámbito contaminado con un cancerígeno que, encima, las enfermedades que produce tienen un periodo de latencia de 10, 15 años, entonces van a tener que hacerse estudios todos los años para ver en qué momento tienen la desgracia de estar enfermos”.

Sbase y Metrovías no reconocen los resultados del peritaje ordenado por el gremio en este caso. Sostienen que a mediados de diciembre comenzarán los exámenes oficiales sobre los trenes Nagoya 5000. Esto ya sucedió con los trenes CAF 5000 y con los Mitsubishi. En ambos casos, las pericias oficiales se realizaron meses más tardes y finalmente coincidieron con los resultados del estudio encargado por el sindicato.

A mediados de noviembre, el gremio retomó las medidas de fuerza y presentó un amparo colectivo ante la Justicia local.

— Con información de Emilia Delfino de CNN en Español en Argentina y Madison Park en Atlanta