CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Música

Dos estrellas del K-pop sentenciados a prisión por agresión sexual. Uno de ellos además lo filmó

Por Jessie Yeung, Sophie Jeong

(CNN) — Dos estrellas de K-pop de alto perfil han sido condenadas a prisión por agresión sexual, el último desarrollo en un escándalo de abuso sexual que ha conmocionado a Corea del Sur y su industria musical.

El cantante y compositor Jung Joon-young, de 30 años, y el músico Choi Jong-hoon, de 29, fueron condenados el viernes por conspirar en el asalto sexual de una mujer que no pudo defenderse, según el Tribunal del Distrito Central de Seúl. Jung también fue declarado culpable de filmar mujeres en contra de su voluntad y compartir el material sexualmente explícito con los miembros de un chat grupal en línea.

La corte encarceló a Jung por seis años y a Choi por cinco años. Ambos también deben completar 80 horas de un programa de tratamiento de violencia sexual.

Las denuncias de los crímenes se hicieron públicas por primera vez en marzo, en el llamado “escándalo del Burning Sun”. El club Burning Sun, ubicado en el exclusivo barrio de Gangnam en Seúl, supuestamente fue el lugar del soborno, la violencia contra los clientes, la obtención de prostitutas para clientes VIP, violación, tráfico y consumo de drogas, según la Policía Metropolitana de Seúl.

LEE: Escándalo en el K-Pop: estrella del grupo Big Bang renuncia en medio de investigación por prostitución

La policía surcoreana confirmó que Jung y Choi estaban entre los 10 miembros del grupo de chat. Jung fue arrestado varios días después, admitiendo los cargos y disculpándose con sus víctimas.

La investigación sobre Jung comenzó durante una investigación separada sobre el ídolo del K-pop Seungri. La estrella de Big Bang, que supervisó la publicidad de Burning Sun, fue acusada de reclutar mujeres para la prostitución y también participó en el chat grupal. En marzo, el joven de 28 años anunció su retiro de la industria del entretenimiento, diciendo que estaba siendo “tratado como un enemigo de la nación durante la investigación”.

Problema más amplio

Las revelaciones explosivas obligaron a Corea del Sur y su industria de entretenimiento multimillonaria a tomar en cuenta sus actitudes hacia las mujeres. En un mes, cuatro estrellas importantes se disculparon o anunciaron su jubilación anticipada después de estar vinculados al chat grupal, lo que refleja un problema más amplio en el país de grabaciones ilícitas y voyeurismo.

MIRA: Detienen a estrellas del K-Pop por difundir videos sexuales

Ese mismo mes, una investigación por separado descubrió que 1.600 personas habían sido filmadas en secreto en las habitaciones de un motel, y las imágenes fueron transmitidas en vivo a más de 4.000 clientes.

Se produce después de que decenas de miles de mujeres salieron a las calles de Seúl en 2018 para protestar bajo el lema “Mi vida no es tu porno”.

El escándalo en curso también cuestiona la imagen supuestamente limpia de K-pop. Se espera que las estrellas cumplan con estándares de conducta notoriamente altos, tanto de su gerencia como de sus fanáticos. Sus etiquetas imponen restricciones sobre con quién pueden salir en público, cómo se visten y cómo se comportan en público.

LEE: Goo Hara, estrella del K-Pop, fue encontrada muerta este domingo

Las condiciones limitantes de los contratos que las estrellas firman con los sellos pueden crear expectativas sesgadas sobre cómo deberían actuar las estrellas, mientras que sus saltos repentinos a la fama crean un suelo fértil para el mal comportamiento, dijeron expertos a CNN en marzo.

Jake Kwon, Yoonjung Seo, James Griffiths y Helen Regan de CNN contribuyeron a este informe.