CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

El secuestro de un camión de UPS desata una masiva persecución en Florida que termina en tiroteo

Por Melissa Gray, Dakin Andone

(CNN) – El robo a mano armada a una joyería de Florida durante este jueves llevó al secuestro de un camión de UPS y a una masiva persecución policial que terminó en un tiroteo fatal en el condado de Broward. Cuatro personas murieron tras los disparos en una concurrida avenida, incluyendo a los dos sospechosos, el conductor del camión de UPS tomado como rehén y un transeúnte, según el agente especial del FBI a cargo George Piro.

Al menos una mujer resultó herida en el hurto contra Regent Jewelers en Coral Gables, ubicado en el vecino condado de Miami-Dade, informó la policía de la ciudad.

La policía en Miramar, donde terminó la persecución, informó inicialmente que hubo “múltiples muertes» en la escena. También señaló que ningún oficial falleció como producto del incidente.

En un punto de la persecución, la línea de vehículos de emergencia que perseguía al camión UPS se extendía aproximadamente 800 metros detrás del vehículo.

La primera llamada que recibió la policía fue una alarma silenciosa de atraco por parte de la joyería a las 4:17 p.m., hora local, relató el jefe de la policía de Coral Gables, Edward Hudak Jr. Al menos dos sospechosos salieron de la tienda, agregó Hudak, para luego tomar como rehén al conductor del camión de UPS y huir en el vehículo.

Treinta segundos después, la policía recibió otra llamada reportando disparos contra la Alcaldía de Coral Gables, que se cree fueron hechos por los sospechosos que estaban escapando, indicó Hudak. Una bala golpeó el edificio, que quedó bajo un bloqueo de emergencia.

El camión obligó a la policía a una larga persecución, saltando bordillos, dando vueltas en U y maniobrando alrededor de otros vehículos y autoridades. Parecía haber decenas de agentes y vehículos de policía en busca del camión de UPS, mientras este aceleraba a lo largo de calles amplias y a través de intersecciones. Cuando la persecución terminó, se detuvieron más de 40 vehículos de emergencia con luces intermitentes detrás del camión marrón.

El incidente llegó a su fin en el momento en que el camión de UPS encontró tráfico en una intersección. Luego, los policías salieron de sus autos y se acercaron al vehículo con las armas en mano e incluso usando coches detenidos como escudos móviles para que pudieran lograr una mejor posición.

El conductor del camión dejó el volante poco antes de disparar a las 5:35 p.m. En las imágenes de los helicópteros en vivo de WSVN, afiliada de CNN, se podían observar destellos desde el interior del camión y luego humo.

No está claro si los primeros disparos vinieron del interior del camión o por parte de la policía.

Tras el tiroteo, la policía rápidamente rodeó la escena. Dos personas yacían en el suelo afuera del camión. Una de ellas fue llevada en una camilla hacia una ambulancia.

“Esto es lo que hacen las personas peligrosas por lograr escapar, y esto es lo que harán las personas peligrosas para evitar ser capturados”, sostuvo Hudak ante periodistas.

Hudak dijo que ninguno de sus oficiales resultó herido.

UPS informó previamente en un comunicado que está tratando de conocer el estado de su personal. Luego, en otro pronunciamiento manifestó que le entristece profundamente la pérdida de su empleado durante el tiroteo. «Nos entristece profundamente saber que un proveedor de servicios de UPS fue víctima de este acto de violencia sin sentido. Extendemos nuestras condolencias a la familia y amigos de nuestro empleado y de las otras víctimas involucradas en este incidente», se lee en el comunicado.

El FBI y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos están investigando, dijo Hudak.

Jamiel Lynch, Dave Alsup y Natalie Johnson , todos de CNN, contribuyeron a este informe.