CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Alemania

Angela Merkel visita Auschwitz por primera vez en 14 años como líder de Alemania

Por Ivana Kottasová

(CNN) — La canciller de Alemania, Angela Merkel, llegó a Auschwitz, en su primera visita al antiguo campo de concentración nazi en 14 años como líder.

El viaje de Merkel a Polonia el 6 de diciembre se produjo en medio del creciente antisemitismo en Alemania, y se considera un gesto importante en la lucha contra este flagelo. En octubre, un hombre armado en la ciudad de Halle mató a dos personas mientras intentaba asaltar una sinagoga en Iom Kipur, el día más sagrado del calendario judío.

Un portavoz del Gobierno alemán dijo que Merkel viajó a Auschwitz para «conmemorar a las víctimas de los crímenes nacionalsocialistas y recordar la eterna responsabilidad de Alemania por la Shoah».

Según el cronograma oficial, la canciller guardará un minuto de silencio en el llamado Muro Negro en el campo principal de Auschwitz, donde miles de prisioneros fueron asesinados a tiros.

Luego visitará el campo de exterminio de Birkenau, donde dará un discurso y colocará una corona de flores. El primer ministro de Polonia Mateusz Morawiecki, el presidente Andrzej Duda y el sobreviviente de Auschwitz Bogdan Stanislaw la acompañarán.

La canciller de Alemania Angela Merkel, el primer ministro de Polonia, Maeusz Morawiecki, y el director del museo Piotr Cywinski, caminan por la puerta «Arbeit Macht Frei» en el antiguo campo de concentración nazi de Auschwitz en Oswiecim, Polonia, el 6 de diciembre de 2019. (REUTERS/Kacper Pempel)

¿Cuántos líderes alemanes han ido a Auschwitz?

Merkel es solo la tercera canciller de Alemania en visitar el sitio del campo de exterminio, que operaba en la Polonia ocupada por los nazis. Helmut Schmidt fue el primero en ir en 1977, seguido por Helmut Kohl en 1989 y 1995.

Stefanie Schüler-Springorum, quien dirige el Centro de Investigación sobre antisemitismo en la Universidad Técnica de Berlín, dijo que una visita de un líder alemán a Auschwitz sigue siendo «un evento muy importante».

«Es una declaración», dijo. «Angela Merkel es muy consciente de lo que está haciendo, estos son sus últimos años en el cargo y es importante que ella vaya».

Marie-Sophie Adeoso del Centro Educativo Anne Frank en Frankfurt agregó que la visita de Merkel es muy necesaria. «Me parece sorprendente que en casi 25 años, ningún canciller alemán haya visitado Auschwitz», dijo.

«Es algo que hay que hacer … el antisemitismo es real en Alemania hoy en día y es [importante] seguir recordándonos el legado histórico que llevamos como alemanes».

¿Por qué le ha llevado tanto tiempo?

Si bien será su primera visita a Auschwitz, Merkel ha visitado varios sitios conmemorativos del Holocausto en el pasado, incluido el Centro de Recordación del Holocausto Mundial Yad Vashem en Jerusalén.

«Siempre es una cuestión de a dónde vas cuando quieres hacer este tipo de recuerdo simbólico y Angela Merkel fue varias veces a Yad Vashem para hacer esto, esa es probablemente una de las razones, creo, por qué ella no ha estado en Auschwitz todavía», dijo Magnus Brechtken, subdirector del Instituto Leibniz de Historia Contemporánea.

Merkel visitó Israel varias veces y en 2014 recibió el premio civil más alto del país por su «lucha contra el antisemitismo y el racismo, en particular a través de la educación».

En 2009, acompañó al presidente Barack Obama y al laureado Premio Nobel de Paz y sobreviviente del Holocausto Elie Wiesel al sitio del campo de concentración nazi Buchenwald, cerca de Weimar, en Alemania central.

En 2013, fue criticada después de visitar el campo de concentración de Dachau durante una campaña electoral.

Merkel, el expresidente de EE.UU., Barack Obama, y el sobreviviente del holocausto Elie Wiesel presentan sus respetos durante una visita al antiguo campo de concentración de Buchenwald en 2009. (MANDEL NGAN/AFP via Getty Images)

¿Por qué sigue siendo tan importante?

A principios de este año, un importante funcionario del gobierno advirtió a los judíos alemanes que no usaran kipá tradicionales en entornos públicos debido a preocupaciones de seguridad tras el aumento de los ataques antisemitas.

Merkel es la tercera canciller alemana en visitar Auschwitz. (Foto: Markus Schreiber)

En un discurso en el que introdujo medidas gubernamentales para combatir el extremismo de derecha y el crimen de odio en octubre, Merkel hizo referencia a las estadísticas de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, que dijo que el 89% de los judíos entrevistados en Alemania piensan que el antisemitismo está creciendo.

Según ella, el país debe hacer frente al antisemitismo y dijo que el Holocausto fue posible porque «una gran mayoría de la población alemana [estaba] mirando para otro lado».

Su visita a Auschwitz es otro gesto importante en la pelea.

«Después del intento de asesinato en masa de judíos en Halle, debe hacerse todo lo que subraya la determinación de las autoridades alemanas de combatir el antisemitismo de manera práctica y simbólica siempre que puedan», le dijo a CNN en un correo electrónico Wolf Kaiser, historiador y miembro de la delegación alemana en la Internacional Alianza para el Recuerdo del Holocausto.

¿Cómo se invita a los líderes a Auschwitz?

Pawel Sawicki, portavoz del Memorial de Auschwitz, dijo que el museo no invita a los líderes estatales a visitar el sitio. Esto también se aplica a eventos importantes, como el 75 aniversario de la liberación del campo en enero de 2020.

«El museo … no invitó a ningún político como individuo», dijo Sawicki, y agregó que el monumento informa a los estados de la Unión Europea y otros países que donan al museo que se celebrará el aniversario.

«Si desean participar, esperamos información sobre sus propias delegaciones estatales», dijo Sawicki, quien dice que no recuerda que el museo haya negado una visita oficial.

Sawicki dijo que la invitación a Merkel provino de la Fundación Auschwitz-Birkenau, que administra el fondo de dotación para la conservación del monumento y celebra su décimo aniversario. Alemania es el mayor donante de la fundación.

¿Qué dice la extrema derecha al respecto?

Alemania ha visto una serie de ganancias electorales del partido de extrema derecha AfD, cuyos líderes en el pasado cuestionaron el énfasis de Alemania en el recuerdo del Holocausto.

En una elección reciente en el estado de Turingia, en el este de Alemania, AfD duplicó su participación en la votación. El partido está dirigido localmente por Björn Höcke, un político que anteriormente llamó al monumento al Holocausto de Berlín un «monumento de la vergüenza».

Brechtken dijo que la motivación detrás de declaraciones como esa es clara. «Hay una gran cantidad de conocimiento, de investigación, de recuerdo público y hay ciertos grupos representados en la AfD que quieren deshacerse de esto».

«Yo diría que la mayoría de las personas entienden que una sociedad que ha sido autocrítica en la forma en que maneja su pasado también es más capaz de lidiar con los problemas y estar más alerta si hay amenazas y desafíos … esos desafíos, [van] desde los movimientos populistas hasta los movimientos antisemitas y los movimientos extremistas», dijo.

«Es por eso que [Merkel] fue, ella representa a la mayoría».