CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Brexit

Todo lo que debes saber sobre las cruciales elecciones en el Reino Unido

Por Rob Picheta

Londres (CNN) — Los votantes en el Reino Unido participarán este jueves en la tercera elección general en el país en menos de cinco años.

No es hipérbole decir que esta elección llega en un momento crítico para el Reino Unido; un país cuya posición en el mundo está cambiando y cuyo futuro está lejos de ser seguro.

Los británicos se han enfrentado a dos visiones drásticamente diferentes para el futuro, y deben decidir entre dos hombres muy distintos para llevarlos hacia allá.

Brexit, el gigante político que todo lo consume y que ha paralizado al país desde 2016, ha dominado las discusiones durante la campaña de seis semanas. Pero otros temas como la atención médica, el cambio climático, los impuestos y la atención social también han estado en el centro del escenario, y las disputas entre los conservadores del primer ministro Boris Johnson y el opositor Partido Laborista de Jeremy Corbyn se han calentado.

Para el viernes por la mañana, deberíamos saber qué bando formará el próximo gobierno.

publicidad

¿Por qué hay elecciones ahora?

En una palabra: brexit.

Desde que la desastrosa apuesta de la ex primera ministra Theresa May por una elección anticipada en 2017 la privó de una mayoría funcional en la Cámara de los Comunes, el Parlamento de Gran Bretaña ha estado en un punto muerto político. Ese resultado evitó que May pasara su acuerdo sobre el brexit hasta en tres ocasiones y le causó a Johnson una serie de derrotas sobre su propia estrategia del brexit.

Las próximas elecciones no debían tener lugar hasta 2022. Pero Johnson llegó a la misma conclusión que May: que la única forma de salir del impasse era celebrar una votación anticipada en un intento de buscar una mayoría parlamentaria para promulgar su plan del brexit.

Los legisladores de la oposición respaldaron su llamado después de semanas de debate y fijaron la fecha de las primeras elecciones británicas en un mes de diciembre desde 1923.

¿Qué sucedió durante la campaña?

Los candidatos han aparecido en una lista de fotografías tradicionales durante las elecciones: leyeron libros a escolares aburridos, lanzaron mensajes de campaña mientras comían donas y cargaron bebés en sus brazos mientras maniobraban entre una multitud de simpatizantes.

Pero en prácticamente cualquier otra cosa, los dos partidos principales adoptaron enfoques significativamente diferentes rumbo a las elecciones. Johnson intentó reforzar su mensaje central, repitiendo su eslogan «Get Brexit Done» (Completen el brexit) en cada oportunidad y alegando que aseguraría la retirada del Reino Unido de la Unión Europea antes del 31 de enero si obtiene la mayoría.

Sin embargo, los opositores señalan que incluso si Johnson logra pasar su acuerdo de retirada a través del Parlamento, seguirían negociaciones más difíciles sobre el comercio con la UE y Estados Unidos.

Johnson ha limitado sus apariciones en los medios durante la campaña y ha enfrentado críticas por su negativa a hacer una serie de entrevistas televisivas de alto perfil.

Corbyn, por su parte, proponen un referéndum confirmatorio sobre un acuerdo más suave para el brexit dentro de los primeros seis meses si gana el poder, pero el líder laborista ha pasado mucho menos tiempo hablando sobre el tema en la campaña electoral.

En cambio, se ha centrado en su ambiciosa agenda interna, que promete el fin de años de austeridad y una serie de aumentos de fondos. También puso al Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido en el centro de la campaña, advirtiendo sobre el impacto potencial que un acuerdo comercial entre el Reino Unido y Estados Unidos podría tener en el servicio.

Corbyn se ha comprometido a renacionalizar las compañías ferroviarias, de agua y de energía de Gran Bretaña, y a implementar un mayor impuesto a los que más ganan en el país. Pero ha enfrentado un camino más duro que el de su activa campaña de 2017, y las acusaciones recurrentes de antisemitismo dentro del Laborismo han obstaculizado los esfuerzos de su partido.

Mientras tanto, dos partidos más pequeños — los demócratas liberales anti-brexit y el Partido Brexit de Nigel Farage, comenzaron la campaña con cifras respetables en las encuestas, pero han sido superados por los dos grandes bloques.

¿Quién va a ganar?

Johnson consideraba que tenía suficientes posibilidades de ganar como para convocar a las elecciones y los encuestadores le han dado una ventaja sobre Corbyn durante toda la campaña. La brecha se ha reducido ligeramente, pero no lo suficiente como para cambiar las predicciones de la mayoría de los expertos.

Jeremy Corbyn

Pero esto ya lo hemos visto antes. Se esperaba que los conservadores arrasaran en 2017, pero perdieron escaños. Se esperaba que terminaran codo a codo con los Laboristas en 2015, pero obtuvieron una cómoda victoria.

A la incertidumbre de Johnson se suma que cualquier otra cosa que no sea una victoria absoluta podría dejarlo fuera de Downing Street. Los partidos necesitan al menos 320 escaños para comandar una mayoría en el Parlamento, y los conservadores tienen pocos socios, si es que tienen alguno, para ayudarlos en caso de que se queden cortos.

Predecir el resultado de las elecciones británicas es inútil, pero la mayoría de los expertos están de acuerdo en que si la brecha entre laboristas y conservadores termina en un solo dígito, podríamos vernos ante un Parlamento sin mayoría.

Y el martes, una proyección final de la encuestadora YouGov concluyó que la ventaja de los conservadores había caído significativamente, dando un impulso tardío a los partidos de la oposición que esperan vencer a Johnson.

Pero, ¿qué es un Parlamento sin mayoría?

En el Reino Unido, los votantes no eligen directamente a un primer ministro. En cambio, eligen a un miembro del parlamento (MP) para representar a su distrito electoral.

El líder del partido que gana la mayoría de los 650 distritos electorales del Reino Unido se convierte automáticamente en primer ministro. Pero si no hay mayoría, deben buscar ayuda en otro lugar.

Ese es el problema al que se enfrentó May cuando las elecciones de 2017 resultaron en un Parlamento sin mayoría. Llegó a un acuerdo con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte (DUP) para apuntalar su gobierno minoritario. Johnson probablemente no tendrá el mismo lujo, ya que quemó sus puentes con el DUP al proponer una frontera aduanera en el mar de Irlanda como parte de su acuerdo de Brexit.

Los partidos también pueden formar una coalición oficial, como lo hizo David Cameron con los Demócratas Liberales en 2010.

A corto plazo, otro Parlamento sin mayoría significaría días de negociaciones frenéticas mientras los equipos en ambos bandos buscan encontrar una vía hacia el poder.

Pero los laboristas son los compañeros más naturales de prácticamente todos los partidos de oposición. Si pueden concretar una llamada coalición «arcoiris» de varios partidos diferentes, es muy probable que se realice un segundo referendo sobre el brexit, ya que esa es también la ambición del Partido Nacional Escocés y los Demócratas Liberales, de quienes se espera que terminan como la tercera y cuarta fuerza en Westminster al final de la noche.

¿Cuándo sabremos los resultados?

Las urnas estarán abiertas desde las 7 am hora local (2 am ET) del jueves hasta las 10 p.m. En el momento en que cierren, viviremos el primer gran momento de la noche: la encuesta de salida, que predice un panorama generalmente preciso de dónde se han ido los votos.

Las elecciones británicas son notoriamente de baja tecnología: los votantes marcan una «X» en una hoja de papel con un lápiz grueso y la dejan en una caja, por lo que los resultados tardan un tiempo en llegar. Aproximadamente a las 11:00 pm obtendremos las primeras cifras y el conteo continuará durante la noche.

El brexit ha lanzado por los aires el mapa electoral tradicional del Reino Unido: los conservadores apuntan a áreas tradicionales de los laboristas que votaron para abandonar la UE, mientras que los laboristas y los demócratas liberales esperan capitalizar el apoyo en las áreas más al sur que tenían un gran voto por permanecer en Europa.

Eso significa que los resultados aún pueden sorprendernos. Aún así, al amanecer, generalmente sabemos quién se encamina a Downing Street.

¿A qué debemos estar atentos la noche de las elecciones?

Hay una carrera entre dos ciudades rivales en el noreste de Inglaterra, Newcastle y Sunderland, por obtener el primer resultado de la noche (alrededor de las 11 pm) y nadie más en el país sabe exactamente por qué esto es importante. Los laboristas esperan ganar en ambos lugares.

El siguiente puñado de escaños que se anunciarán (alrededor de la medianoche) son escaños seguros para los laboristas, pero a partir de estos primeros resultados, ya deberíamos obtener una indicación temprana de cómo han funcionado los mensajes de campaña.

Workington, que se dará a conocer alrededor de la 1 de la mañana, podría ser el primer punto crucial que se anuncie. Esta circunscripción en el noroeste de Inglaterra se ha convertido en un símbolo del tipo de asientos tradicionalmente laboristas, que respaldan el brexit, que los conservadores quieren arrebatar, y las encuestas están codo con codo.

Si los conservadores lo ganan cómodamente, estarán seguros de una buena noche. Si los laboristas lo retienen, será un gran comienzo para ellos.

Luego, a las 2 de la mañana, el goteo se convierte en una inundación, ya que se darán a conocer muchos más resultados. Descubriremos si los laboristas han podido defender su llamado «Muro Rojo» en los Midlands, el noroeste de Inglaterra y Gales, al que los conservadores han estado atacando implacablemente.

Cuidado con Bury North, Stockton South y Wrexham como sitios clave en ese horario.

Después de las 3 de la madrugada, la acción avanza más hacia el sur, y descubriremos si los laboristas y los demócratas liberales están logrando avances en las áreas de tendencia por quedarse en la UE, lo que es crucial para que Jeremy Corbyn se convierta en primer ministro.

Los laboristas quieren conquistar a Norwich North, Hastings y Rye y, si es una noche sensacional, el escaño del propio Boris Johnson en Uxbridge y South Ruislip. Los demócratas liberales tienen sus ojos puestos en Wokingham, Guildford y el escaño del secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, en Esher y Walton.

Boris Johnson (HANNAH MCKAY/POOL/AFP via Getty Images)

Una de las alegrías de la democracia británica es que incluso los primeros ministros tienen que presentarse en los centros de escrutinio, a menudo junto a un candidato de broma opuesto a ellos.

Es por eso que Theresa May, enfurruñada en medio de un desastre electoral en 2017, tuvo que conversar con un candidato conocido como Lord Buckethead en las primeras horas de la mañana mientras esperaba su resultado.

Si los conservadores no han asegurado la mayoría a las 5 am, se pondrán muy nerviosos. La mayoría de las encuestas de salida tardías se encuentran en áreas restantes del sur; escaños en Hendon, Chipping Barnet y Milton Keynes North podrían terminar decidiendo las elecciones si la carrera sigue siendo apretada.

Pero recuerda: todo lo que creemos saber sobre las elecciones en el Reino Unido en la era posterior al brexit proviene de la votación de 2017, que arrojó innumerables tendencias inesperadas. Estamos a punto de duplicar eso el viernes por la mañana, así que espera lo inesperado.

¿No hace demasiado frío para una elección?

Las elecciones británicas se realizan tradicionalmente a finales de la primavera, pero desde el brexit, las tradiciones políticas se han ido por la ventana. La necesidad de esta votación obliga a que ocurra en diciembre, por primera vez en casi un siglo.

Dado que no hay precedentes en los tiempos modernos, no hay forma de saber qué impacto tendrá en la participación una elección en diciembre. Se pronostica lluvia para el jueves en todo el país y la puesta de sol ocurrirá antes de las 4 p.m., por lo que los partidos esperarán que sus seguidores no se desanimen de ir a las urnas.

¿Debería quedarme despierto para verlo?

Por supuesto. Si estás en el Reino Unido o Europa y los resultados caen en medio de la noche, aún vale la pena estar un poco atontado el viernes por seguir todos los giros y vueltas de un evento monumental.