CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Aviación

Boeing detendrá la producción del asediado 737 Max a partir de enero

Por Clare Duffy

Nueva York (CNN Business) — Boeing planea suspender la producción del 737 Max a partir de enero, mientras espera que el polémico modelo de avión sea recertificado para regresar al servicio, anunció la compañía el lunes.

El precio de las acciones de la compañía cerró más del 4% a la baja el lunes después de que los primeros informes de que Boeing podría detener la producción del avión comenzaron a circular, y luego cayó otro 0,67% se horas después del anuncio oficial de la compañía.

LEE: Cómo podría Boeing ganarse de nuevo nuestra confianza

El 737 Max fue sacado de circulación en todo el mundo en marzo después de dos accidentes fatales: un avión Lion Air que se hundió en el Mar de Java en octubre de 2018 y un avión de Ethiopian Airlines que se estrelló cerca de Addis Ababa en marzo y mató a 346 personas. Pero volver a poner el avión en el aire ha resultado inmensamente difícil, causando importantes problemas financieros y de reputación para Boeing.

Los pedidos del 737 Max se agotaron, y no fue hasta el mes pasado que Boeing registró sus primeros pedidos nuevos, un total de solo 30 aviones, desde la puesta a tierra. Mientras tanto, la compañía continuó produciendo los aviones, ya que esperaba una recertificación rápida por parte de los funcionarios de las aerolíneas de todo el mundo.

Ahora ese proceso, que se ha enfrentado a varios reveses, se ha retrasado hasta 2020 y Boeing tiene un inventario de más de 400 aviones almacenados. La compañía dijo que la continua incertidumbre sobre el futuro del 737 Max lo obligó a hacer un movimiento drástico para detener la producción del avión y cambiar su enfoque a la entrega de aviones que ya ha producido.

“Creemos que esta decisión es menos perjudicial para mantener el sistema de producción a largo plazo y la salud de la cadena de suministro”, dijo Boeing en un comunicado el lunes.

Hasta la semana pasada, Boeing todavía esperaba obtener la certificación para que el avión volviera a volar antes de fin de año. Pero el administrador de la FAA, Stephen Dickson, dijo la semana pasada que no había posibilidad de que el proceso de certificación pudiera completarse antes de fines de 2019.

Boeing ha estado construyendo 42 aviones 737 al mes desde que fueron puestos en tierra, para no causar dificultades a sus proveedores o verse obligado a despedir trabajadores que necesitará más adelante. Pero la compañía no ha podido entregar los aviones.

La compañía ya ha dicho que tomará hasta al menos 2021 entregar todos los aviones construidos desde la suspensión, ya que las aerolíneas no pueden aceptar logísticamente o financieramente cientos de aviones adicionales a la vez. Los reguladores también tienen que inspeccionar cada avión, lo que aumenta el retraso.

Por ahora, Boeing dijo que no espera tener que despedir o suspender a los empleados. Los trabajadores afectados continuarán con el trabajo relacionado con el 737 o serán asignados temporalmente a otros equipos.

La compañía dijo que proporcionará información financiera con respecto a la suspensión de la producción en enero, cuando anuncie sus ganancias durante los últimos tres meses de 2019. Es probable que la suspensión tenga un costo tremendo para Boeing, lo que genera la mayor parte de los ingresos que obtiene por vender un avión una vez que se entrega.

“Devolver de forma segura el 737 Max al servicio es nuestra principal prioridad”, dijo la compañía el lunes. “Sabemos que el proceso de aprobación del regreso del 737 Max al servicio y determinar los requisitos de capacitación adecuados debe ser extraordinariamente exhaustivo y sólido para garantizar que nuestros reguladores, clientes y el público en general confíen en las actualizaciones del 737 Max … Seguimos totalmente comprometidos a apoyar este proceso”.

Chris Isidore contribuyó a este informe.