CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Vapear está vinculado con riesgo a largo plazo de enfermedad respiratoria, según en nuevo estudio

Por Jacqueline Howard

(CNN) — Vapear o usar cigarrillos electrónicos durante un largo período estuvo asociado con un mayor riesgo de enfermedades respiratorias, incluida la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC, bronquitis crónica y asma, en un nuevo estudio.

El estudio, publicado en el American Journal of Preventive Medicine el lunes, es una de las primeras investigaciones que examina el vínculo entre el uso del cigarrillo electrónico y la enfermedad respiratoria a largo plazo, mediante el análisis del uso del cigarrillo electrónico y la enfermedad respiratoria durante un período de tres años.

“Me sorprendió un poco que pudiéramos encontrar evidencia sobre la enfermedad pulmonar incidente en el estudio longitudinal, porque tres años es un tiempo largo, pero la mayoría de los estudios que analizan el desarrollo de la enfermedad pulmonar van de 10 a 20 años”, dijo Stanton Glantz, autor principal del estudio y director del Centro de Investigación y Educación para el Control del Tabaco de la Universidad de California en San Francisco.

“Es el primer estudio longitudinal en la población general que vincula los cigarrillos electrónicos con la enfermedad pulmonar crónica”, dijo. “Supongo que si volviéramos e hiciéramos este estudio en otros cinco años, probablemente encontraríamos mayores efectos”.

El estudio incluyó el análisis de datos de 32.320 adultos en Estados Unidos. Un profesional de la salud les preguntó a los adultos que tenían afecciones pulmonares o respiratorias si alguna vez usaron cigarrillos electrónicos o cigarrillos de vapor u otro tabaco combustible, entre otras variables demográficas y clínicas.

Los datos, que provienen de la Evaluación de la Población del Tabaco y la Salud, se recopilaron entre 2013 y 2016.

Los datos mostraron que el riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias se asoció significativamente con los antiguos y actuales usuarios de cigarrillos electrónicos, y hubo una asociación separada más fuerte con los fumadores actuales y antiguos de cigarrillos u otro tabaco combustible, que solo fumaban cigarrillos o eran usuarios de cigarrillos y cigarrillos electrónicos.

“Los riesgos de los cigarrillos electrónicos y cigarrillos son independientes entre sí, por lo que si eres un usuario dual, significa que estás fumando y usando cigarrillos electrónicos y normales al mismo tiempo, entonces tienes los riesgo de fumar multiplicados debido a los riesgos del uso de cigarrillos electrónicos”, dijo Glantz.

“Las probabilidades de desarrollar enfermedad pulmonar para los usuarios de cigarrillos electrónicos se incrementaron en aproximadamente un factor de 1,3, y para los fumadores fue de 1,6. Si es un usuario dual, es 3,3”, dijo Glantz sobre el nuevo estudio.

– Reportan la séptima muerte en Estados Unidos relacionada con vapeo

El estudio tuvo algunas limitaciones, incluido que se basó en datos de adultos que informaron por sí mismos, lo que se presta para que haya un sesgo.

El estudio se suma a la proliferación de investigaciones destinadas a medir el impacto del uso de cigarrillos electrónicos en los pulmones, el corazón, los vasos sanguíneos y el cerebro, pero los expertos han advertido que gran parte de esa investigación permanece en sus primeras etapas, a menudo teniendo lugar en el laboratorio o en animales.

El nuevo estudio “se aplica a las personas que usan cigarrillos electrónicos en el mundo real”, dijo Glantz.

En general, “todavía estamos aprendiendo mucho sobre los cigarrillos electrónicos”, le había dicho previamente a CNN en octubre la doctora Maria Rahmandar, pediatra y directora médica del Programa de Prevención y Uso de Sustancias del Hospital de Niños Ann & Robert H. Lurie, que no participó en el nuevo estudio.

Cuando se trata de vapear específicamente líquidos, dijo, “incluso estos componentes que parecen ser seguros, no tenemos idea de lo que hacen una vez que se calientan, aerosolizan y descomponen en sus subproductos, y qué efecto que tienen, especialmente cuando se descomponen en pequeñas partículas ultrafinas que pueden penetrar en las partes profundas del pulmón”.