CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

Demandan a Apple, Google, Microsoft, Dell y Tesla por presunto trabajo infantil en la República Democrática del Congo

Por Michelle Toh

(CNN) — Un grupo internacional de defensa acusó a Apple, Google, Microsoft, Dell y Tesla de beneficiarse a sabiendas del empleo de niños para extraer cobalto en la República Democrática del Congo.

Este domingo la organización International Rights Advocates presentó una demanda colectiva federal en Washington contra cinco compañías. La denuncia señala que las empresas “se están beneficiando a sabiendas, ayudan y son cómplices de la cruel y brutal utilización de niños” para extraer cobalto en condiciones extremadamente peligrosas.

Los acusados han sido conscientes por un “período de tiempo significativo” de que el sector minero de la República Democrática del Congo “depende de los niños”, se lee en la denuncia, que agrega que el Departamento de Trabajo de EE.UU. considera que el cobalto extraído en la región es un bien producido mediante el trabajo infantil o el trabajo forzoso.

“Además, los horrores de la difícil situación de estos niños han sido ampliamente difundidos en los medios de comunicación”, señala la denuncia, citando reportajes sobre la fiebre del cobalto publicados por The Washington Post o The Guardian, entre otros.

El cobalto es un componente importante de las baterías de iones de litio que se encuentran en prácticamente todos los dispositivos electrónicos recargables. Dos tercios del cobalto del mundo proviene de la República Democrática del Congo.

En 2018, una investigación de CNN encontró que el trabajo infantil y la corrupción eran abundantes en la región. En ese momento muchas compañías, incluida Tesla, dijeron a CNN que no podían seguir el rastro a toda la cadena de suministro debido a lo que describieron como la naturaleza compleja de obtener el metal precioso. Pero el fabricante de automóviles eléctricos también dijo que obtenía la mayor parte de su cobalto de proveedores fuera de la República Democrática del Congo y que estaba “comprometido a obtener solo materiales producidos de manera responsable”. Apple fue una de las pocas compañías que reveló sus proveedores a CNN.

La nueva demanda fue presentada en nombre de más de una docena de demandantes anónimos, a quienes se describe como “guardianes de niños asesinados en derrumbes de túneles o muros” durante la extracción, o “niños mutilados en accidentes de este tipo”.

El documento detalla varios casos que involucran a niños que, según se lee, resultaron heridos, incluido un niño que se resbaló y cayó mientras trabajaba en una mina y “ahora está completamente paralizado de cuello para abajo”.

Apple rechazó hacer comentarios sobre las acusaciones específicas en la demanda. En un comunicado enviado a CNN Business, la empresa dijo que sigue “profundamente comprometida con el suministro responsable de los materiales que forman parte de nuestros productos”.

“Desde 2016, hemos publicado cada año una lista completa identificando a nuestros refinadores de cobalto, el 100% de los cuales participa en auditorías independientes de terceros”, dijo un portavoz de Apple. “Si un refinador no puede o no quiere cumplir con nuestros estándares será eliminado de nuestra cadena de suministro. En 2019 hemos eliminado [de la lista a] seis refinadores de cobalto”.

El fabricante del iPhone dijo en 2017 que dejaría de adquirir cobalto de los mineros artesanales, un término que se refiere a las personas que carecen de equipos profesionales. En mayo de 2018, la compañía rechazó hacer comentarios sobre los informes de que estaba en conversaciones para comprar cobalto directamente de minas reguladas en la República Democrática del Congo.

Dell dijo en un comunicado que está “comprometida con el suministro responsable de minerales” y “la defensa de los derechos humanos de los trabajadores en cualquier etapa de nuestra cadena de suministro tratándolos con dignidad y respeto”.

“Nunca hemos establecido a sabiendas operaciones que recurren a alguna forma de trabajo involuntario, prácticas de reclutamiento fraudulentas o trabajo infantil. Trabajamos con los proveedores para gestionar sus programas de suministro de manera responsable. Cualquier proveedor con informes de mala conducta es investigado y, si se comprueba, es eliminado de nuestra cadena de suministro”, agregó la compañía.

Microsoft, Tesla y Google, cuya empresa matriz Alphabet figura como demandada, no respondieron a las solicitudes de comentarios. Todas esas compañías tienen códigos de conducta para sus proveedores que prohíben recurrir al trabajo infantil.

International Rights Advocates señala en la demanda que los niños fueron explotados y resultaron heridos en operaciones vinculadas a las compañías mineras Glencore, Umicore y Huayou Cobalt, que según el grupo, suministran ya sea a algunos o a todos los acusados. Ninguna de esas compañías figura en la lista de acusados.

Glencore dijo a CNN Business que estaba al tanto de las acusaciones en la demanda y que la compañía “no tolera ninguna forma de trabajo infantil, forzado o bajo coerción”.

“La producción de cobalto de Glencore en [la República Democrática del Congo] es un subproducto de nuestra producción industrial de cobre”, dijo la compañía. “Glencore no compra, procesa ni comercializa ningún mineral extraído artesanalmente”, agregó.

Huayou Cobalt y Umicore no respondieron a las solicitudes de comentarios.

International Rights Advocates busca la reparación por daños y perjuicios para las presuntas víctimas. El grupo dice en la denuncia que está solicitando que la corte ordene a Apple, Alphabet, Dell, Microsoft y Tesla la creación de un fondo para ayudar a los demandantes a recibir atención médica.

Con información de Isaac Yee