CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Retro… 1999

Por Rocío Vélez

Nota del editor: Rocío Vélez es abogada con más de 15 años de experiencia en mercadeo internacional, desarrollo empresarial y defensora de asuntos ambientales. Estratega republicana. Graduada en la Pontificia Universidad de Puerto Rico con un postgrado en Ciencias de la Historia y Política de la Universidad Point Park de Pittsburgh. Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivas del autor.

(CNN Español) — El fallecido cantante Prince interpretaba una canción titulada “1999” que fue todo un éxito y que aún deleita a muchos al recordar su letra. En ella se evocaban tiempos apocalípticos y exhortaba a los que la escucharan a vivir su vida al máximo celebrando como si fuera el año 1999. Prince había escrito la canción como parte de un álbum homónimo, que salió al mercado en septiembre de 1982.

Hago referencia a este dato curioso de nuestra historia musical porque la historia se repite en el caso del juicio político al presidente Trump, como lo fue para el presidente Bill Clinton en 1999. En el caso de Clinton la Cámara de Representantes votó el 19 de diciembre del 1998. El 7 de enero de 1999 comenzó el juicio en el Senado y culminó el 12 de febrero de 1999 con la absolución de los cargos de perjurio y obstrucción a la justicia.

Nos encontramos en un escenario muy similar. Los partidos se atacan en las audiencias y en los principales medios de noticias. Lo único diferente es la división de la nación en el análisis de si Trump merece ir a juicio político. La constante polarización en asuntos de política ha dominado los tres años de este gobierno, y el proceso en contra del mandatario demuestra cuán fragmentada está la nación. Aunque no se conoce cuál será el desenlace en el Senado, a todas luces parece que terminará como una absolución por parte de la mayoría del Senado, como ocurrió con Clinton en 1999.

Durante el proceso de juicio político del presidente Trump ha prevalecido un ambiente económico robusto, con índices de crecimiento en el área del comercio, con nuevos tratados como el de Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC) y un primer acuerdo para poner fin a la guerra de aranceles entre EE.UU. y China. En la semana que la cámara votaba para aprobar los artículos de juicio político se ha visto una lluvia de medidas bipartitas en el Congreso que esperan por la firma de Trump antes de que culmine 2019.  Por ejemplo, se espera la aprobación de la Ley de Autorización de Defensa Nacional que incluye aumentos para nuestros militares. También se vislumbra un paquete de medidas relacionadas a este plan de gastos que incluye la aprobación de la Ley Parental Remunerada para empleados del gobierno federal.

El proceso de juicio político al presidente Trump comenzó en la Cámara de Representantes con acusaciones y alegatos de “quid pro quo”, en otras palabras, condicionando ayuda militar de EE.UU. a Ucrania a cambio de investigaciones al precandidato presidencial demócrata Joe Biden. Durante el proceso, los líderes en la Cámara comenzaron a utilizar la frase de soborno y extorsión, pero luego de tres meses de audiencias, declaraciones y peleas en los medios el resultado es la aprobación de dos artículos en contra del presidente: abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Si el presidente Trump es absuelto en el Senado, entonces comenzará a toda vela el proceso electoral y la campaña 2020. Queda por ver si la historia le cobra a Nancy Pelosi y a esta Cámara de Representantes con la misma moneda que le cobró a Newt Gingrich, quien exterminó la mayoría que tenía entonces el Partido Republicano en la Cámara tras el juicio político contra Bill Clinton. No solo fue una derrota electoral para el congreso republicano, sino que, al finalizar su segundo término, Clinton gozó de mayor popularidad y la historia lo ha reivindicado con el apoyo del pueblo hasta la fecha.

Mientras la economía continúe mostrando señales de solidez, como el aumento de más de 10.000 puntos en la bolsa de valores, y el desempleo en su nivel más bajo en décadas, el presidente Trump tiene las de ganar. Si su administración continúa impulsando medidas bipartitas que atraigan a más votantes independientes este juicio político quedará en el olvido.  Los demócratas, en su intento por desacreditar a este presidente, han logrado una gesta que ni los detractores principales de Trump habían logrado en muchos años. Han unificado al Partido Republicano detrás de la figura de un presidente, y ahora candidato, tan controversial como lo es Donald Trump.

En noviembre del 2020 será el presidente Trump el que celebre repitiendo la estrofa del coro de la canción famosa de Prince “1999”. “Cuz they say… (2000 zero party over oops out of time, So tonight I’m going to party like it’s 1999)”.