CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Fútbol

Solitario gol de Roberto Firmino ante Flamengo le da al Liverpool el título del Mundial de Clubes

Por Paul Gittings

(CNN) — Liverpool ganó la Copa Mundial de Clubes por primera vez cuando Roberto Firmino atacó en tiempo extra y finalmente venció el enérgico desafío del campeón sudamericano Flamengo.

El gol a los 100 minutos de Firmino aseguró la victoria 1-0 para los hombres de Jurgen Klopp, en el Estadio Khalifa de Doha este sábado, y ganó una competencia que el club había perdido en finales anteriores tres veces, incluso contra Flamengo en 1981.

La estrella brasileña Firmino, quien previamente había sacudido el poste durante la segunda mitad, finalizó con confianza una jugada después de un buen movimiento que involucró a Jordan Henderson y Sadio Mane.

Flamengo pudo haber igualado parcialmente en una acción al final del partido, pero el recién ingresado Lincoln falló desde corta distancia.

No obstante, el campeón europeo Liverpool mereció su victoria, que pudo haber asegurado antes de finalizar los 90 minutos reglamentarios e irse tiempo extra.

publicidad

Mane pareció recibir una falta del defensor de Flamengo Rafinha cuando estaba a punto de disparar, pero en la revisión VAR, el árbitro qatarí Abdulrahman Al Jassim revocó su decisión original.

Cualquier sensación de injusticia que sintió el Liverpool fue rápidamente disipada por el clínico gol de Firmino, recibiendo el pase de Mane antes de girar y cruzar la bola para vencer al arquero Diego Alves.

Firmino también había anotado en la victoria de Liverpool por 2-1 sobre Monterrey. El equipo mexicano obtuvo el tercer lugar en la competencia al vencer a Al Hilal en los penaltis después de finalizar 2-2 en el tiempo reglamentario.

Liverpool, que tiene 10 puntos de ventaja en el liderato de la Premier League inglesa, ganó su tercer platillo de un memorable 2019, después de haber conquistado las coronas de la Champions League y la Supercopa de Europa.

Inicio rápido

Klopp le dio la bienvenida al holandés Virgil van Dijk después de que el defensor clave se retirara de la semifinal del miércoles debido a una enfermedad, y su equipo amenazó con abrumar al equipo de Río de Janeiro con un comienzo rápido.

Firmino, Naby Keita y Trent Alexander-Arnold acercaron al Liverpool en los primeros seis minutos antes de que Flamengo recuperara su equilibrio e hiciera algunos ataques amenazantes.

Bruno Henrique, molestando a Alexander-Arnold con su ritmo vertiginoso, vio un tiro desviado y la primera mitad terminó con los brasileños de igual a igual contra Liverpool.

Pero después del descanso, Firmino casi abre el marcador después de recibir otro soberbio pase de Henderson, pero su volea golpeó el interior del poste y fue despejada.

En el otro extremo, el portero del Liverpool, Alisson, hizo una buena parada al delantero del Flamengo Gabriel Barbosa, antes de que Alves sacara un tiro de Henderson que iba hacia la red.

Luego vino la controversia del penal, pero el árbitro Al Jassim dejó a los fanáticos ingleses desconcertados y también rescindió una tarjeta amarilla para Rafinha.

Nueve minutos en el tiempo extra, Firmino finalmente resolvió una aventura entretenida para completar el trofeo global de Liverpool después de dos derrotas en la final de la antigua Copa Intercontinental y otra ante Sao Paulo en la final de la Copa Mundial de Clubes de 2005.

«Continuamos hasta el final y conseguimos el gol en tiempo extra», dijo el capitán Henderson.

«Hemos encontrado un camino desde hace mucho tiempo, y algunos goles tardíos. Solo queremos mantener nuestros pies en la tierra y seguir adelante».