CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
África

Retiran a embajador de EE.UU. en Zambia tras disputa con el gobierno por los derechos LGBTIQ y la corrupción

Por Michael Conte, Kylie Atwood

(CNN) – En una decisión extraordinaria, el Departamento de Estado retiró al embajador de Estados Unidos en Zambia después de que el presidente de ese país se opusiera a las duras críticas del diplomático contra los antecedentes del gobierno en materia de corrupción y derechos de los homosexuales.

El retiro de un embajador es algo inusual, especialmente cuando el funcionario está trabajando por los valores estadounidenses en el extranjero.

En una declaración mordaz el 2 de diciembre, el embajador Daniel Foote criticó a las personas en el país cristiano y conservador que comparan la homosexualidad con la bestialidad y señaló que estaba sorprendido por el “veneno y odio” que recibió al criticar la sentencia de 15 años de prisión contra dos hombres prisión por tener una relación gay. En Zambia son ilegales las relaciones del mismo sexo.

El tono severo de los comentarios de Foote resultó inusual al tratarse del pronunciamiento público por parte de un diplomático estadounidense. Foote criticó aún más a los funcionarios del gobierno de Zambia por “robar millones de dólares en fondos públicos”, lo que la administración del país niega.

“El gobierno actual de Zambia quiere que los diplomáticos extranjeros sean conformes, con bolsillos abiertos y bocas cerradas”, escribió Foote, destacando que Estados Unidos proporciona “500 millones de dólares anuales de apoyo estadounidense libre de deudas para el pueblo de Zambia”.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo en un comunicado que la entidad estaba “consternada por la declaración del gobierno de Zambia acerca de que la posición del embajador Foote ‘ya no es sostenible’, algo que consideramos como el equivalente a una declaración de que el embajador es persona non grata… Estados Unidos se opone firmemente a los abusos contra las personas LGBTI”.

Los medios de comunicación estatales de Zambia anunciaron que el presidente, Edgar Lungu, había escrito a Estados Unidos pidiendo el retiro de Foote.

“Nos hemos quejado oficialmente ante el gobierno estadounidense y estamos esperando su respuesta”, dijo Lungu en un discurso emitido el pasado 15 de diciembre.

Lungu acusó a Foote de ser “irrespetuoso” sobre el tema de los derechos LGBTQ en una entrevista con Sky News a principios de este mes, mientras defendía las leyes de Zambia contra la homosexualidad, comparándola con la bestialidad.

Foote es miembro profesional del servicio exterior y fue nombrado embajador de Estados Unidos en Zambia en noviembre de 2017.

Y en su carta, Foote escribió que no había mejorado significativamente las relaciones con el país.

“En mis dos años, me he esforzado por mejorar la colaboración entre Estados Unidos y Zambia, con un éxito mínimo”, aseguró.

“Detengamos la fachada de que nuestros gobiernos disfrutan de relaciones ‘cálidas y cordiales’. El actual gobierno de Zambia quiere que los diplomáticos extranjeros sean conformes, con bolsillos abiertos y bocas cerradas”, añadió.

Las libertades LGBTIQ se encuentran entre los derechos que el gobierno de EE.UU. y el Departamento de Estado se han comprometido públicamente a defender, pero la administración Trump ha sido criticada por algunas de sus acciones en estos asuntos.

Grupos LGBTIQ cuestionaron la decisión del gobierno de prohibir a los estadounidenses transgénero servir abiertamente en el Ejército.

El secretario de Estado Mike Pompeo, como el principal diplomático del país, ha enviado mensajes de apoyo a las personas LGBTQ, con declaraciones que celebran el mes del orgullo gay. Sin embargo, también ha restringido a las embajadas de levantar las banderas de esta comunidad. Pompeo además apoya a organizaciones como Family Research Council, que se opone al matrimonio del mismo sexo.

La semana pasada, funcionarios estadounidenses lideraron un esfuerzo en la ONU para llamar a 69 países que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo e instaron a proteger a la comunidad LGBTQ. Esa iniciativa estuvo a la cabeza de la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Kelly Craft, y el embajador de EE.UU. en Alemania, Ric Grenell. La Casa Blanca tuiteó un video destacando los comentarios que Grenell y Craft hicieron durante esa reunión.

“Quiero que ellos entiendan que no puedes meter a alguien en la cárcel o matar a alguien simplemente por ser gay”, aseguró Grenell, quien es gay.

“Esta es la primera reunión independiente sobre la despenalización de la homosexualidad patrocinada por Estados Unidos. Entonces, lo que estamos tratando de hacer es unirnos en torno a algo que es absolutamente un tema de unión, que es la despenalización de la homosexualidad”, añadió.