CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Australia

Hasta el 30% de los koalas pueden haber muerto en los incendios forestales de Nueva Gales del Sur en Australia, dice ministra

Por Alla Eshchenko, Tara John

(CNN) — Casi un tercio de los koalas en la región de Nueva Gales del Sur de Australia pueden haber muerto en los incendios forestales letales, que han estado quemando zonas sin control, dijo la ministra federal de Medio Ambiente, Sussan Ley.

“Hasta el 30% de los koalas en la región pueden haber muerto, porque hasta el 30% de su hábitat ha sido destruido. Sabremos más cuando los incendios se calmen y se pueda hacer una evaluación adecuada”, le dijo al programa AM Radio de ABC el viernes.

Durante más de dos meses, los incendios forestales mortales se han desatado en toda Australia y han afectado a ciudades enteras, exacerbadas por los fuertes vientos y el aumento de las temperaturas.

Para el 21 de diciembre, un total de nueve personas habían muerto, y una fue reportada desaparecida, y casi 800 casas habían sido destruidas por los incendios. El 19 de diciembre, dos bomberos voluntarios murieron mientras luchaban contra las llamas en Nueva Gales del Sur.

Los incendios también han amenazado a los koalas que viven en la naturaleza. En una foto en Facebook, los bomberos en Hawkesbury, Nueva Gales del Sur fueron vistos llevando a dos koalas a un lugar seguro junto a una carretera.

Ley dijo que el Gobierno trabaja con expertos en koalas y que destinó $ 6 millones para establecer corredores y un plan para liberar a la vida silvestre a los animales que han estado en hospitales.

MIRA: Bomberos dan agua a koala afectado por brutales incendios en Australia

Infierno mortal

Australia ha experimentado una de las peores sequías en décadas y se sofoca bajo una ola de calor récord la semana pasada, cuando la temperatura máxima promedio en todo el país alcanzó los 41,9 grados Celsius (107,4 Fahrenheit).

Se espera que una nueva ola de calor azote al país durante el fin de semana y la próxima semana, lo que aumenta el temor de que las altas temperaturas y los vientos secos puedan intensificar aún más los furiosos infiernos.

En algunas partes del sur de Australia, las autoridades elevaron una clasificación de “grave” al nivel de peligro de incendio, que aconseja a los residentes que evacuar temprano es “la opción más segura” para su supervivencia.

Más: Australia: Muere el koala Lewis a una semana de ser rescatado de los incendios

La sequía y los incendios son los síntomas más urgentes de la crisis climática de Australia. Los desastres como los incendios e inundaciones han devastado los medios de vida de los agricultores y han causado daños por valor de millones de dólares.

Australia depende en gran medida del carbón, y el gobierno ha sido criticado por sus políticas climáticas.

Eric Cheung e Isaac Yee de CNN contribuyeron a este reporte.