CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Australia

Una mujer que paseaba a su perro en Australia fue atacada por un gran canguro y quedó gravemente herida

Por Jessie Yeung

(CNN) — Una mujer en Australia necesitó 25 puntos de sutura en la cara y casi pierde un ojo después de ser mutilada por un canguro mientras paseaba a su perro.

El ataque ocurrió cerca de un popular sendero para caminar en la ciudad de Wodonga, en el estado de Victoria, según 9News, afiliada de CNN. Dina, que se negó a compartir su apellido, soltó a su perro de compañía y el animal comenzó a perseguir a un gran canguro macho, lo que la llevó a intentar intervenir.

MIRA: Rescatan a un surfista luego de un aterrador ataque de tiburón

“Subí corriendo por el terraplén para tratar de alejar a mi perro, pero no me di cuenta de que estaba solo a tres o cuatro metros detrás del canguro”, dijo Dina a 9News. “Y fue entonces cuando sentí que el canguro estaba entrando en pánico y pensando: ‘Estoy siendo atacado por todos lados'”.

Se giró a la derecha cuando el canguro la atacó por detrás y la tiró al suelo.

La mujer necesitó 25 puntos de sutura en la cara y una operación en el hospital por sus heridas en las piernas.

“Me arrancó la parte posterior de la pierna, ahora sé que si no me hubiera dado la vuelta, probablemente me habría destripado”, dijo a 9News.

El canguro comenzó a “golpear” y saltar sobre ella, dijo. Se hizo la muerta y se dijo a sí misma que “solo esperara hasta que termine”.

Eventualmente funcionó, y el canguro la dejó con la sangre brotando de su cabeza, según 7News, afiliada de CNN. Una persona que pasaba la ayudó a atender sus heridas y la llevó al hospital.

MIRA: Los canguros se convertirán en alimento para mascotas en un estado de Australia

Ella sufrió rasguños en sus brazos, piernas y espalda por el ataque del canguro.

Dina necesitaba 25 puntos de sutura en la cara y dijo que estaba agradecida de que no le hubieran sacado el ojo. Tuvo que someterse a una cirugía por sus heridas en las piernas y fue dada de alta hoy del hospital, informó 9News. Ella todavía tiene rasguños y cortes en toda la espalda y los brazos.

Dina agregó que no culpó al canguro porque su perro lo había perseguido, causando el ataque.

MIRA: Ironbound, el gran tiburón blanco que nada en las costas de Miami

“No, absolutamente no fue” culpa del canguro, dijo, “en todo caso, estamos invadiendo su ecología. Pude sentir su pánico. Realmente lo siento por él, el pobre”.

El personal de vida silvestre y las autoridades de la ciudad dijeron que los canguros probablemente se están aventurando más cerca de las áreas residenciales humanas debido a la falta de alimentos y agua en el verano cálido y seco, según 9News.