CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bolivia

Gobierno de Bolivia expulsa a varios diplomáticos de México y España

Por Ana Melgar

(CNN Español) — El Gobierno de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, declaró este lunes persona non grata a la embajadora de México en ese país, María Teresa Mercado, a la encargada de negocios de la Embajada de España, Cristina Borreguero y al cónsul de España en Bolivia, Álvaro Fernández y dio un plazo de 72 horas para que abandonen el país.

La Secretaria de Relaciones Exteriores de México informó en un comunicado que instruyo el regreso a México de la embajadora Mercado “con el fin de resguardar su seguridad e integridad”. En el comunicado, la Cancillería de México considera que la decisión del Gobierno de Bolivia es “de carácter político” y aclara que la Embajada continuará operando con normalidad.

CNN está intentando obtener una reacción de la Embajada de España en Bolivia.

MIRA: Evo Morales habló sobre las próximas elecciones en Bolivia: “Si no hay empadronamiento, voy a trasladarme al trópico de Cochabamba para votar”

En una rueda de prensa acompañada por el ministro de Defensa y la canciller, Áñez dijo que “este grupo de representantes de los Gobiernos de México y España han lesionado gravemente la soberanía y la dignidad del pueblo y del Gobierno constitucional de Bolivia”, y agregó que el incidente ocurrido en las afueras de la residencia de la embajadora de México en La Paz, “son hechos que no podemos dejar pasar y han generado consecuencias”.

Maria Teresa Mercado (i) en una foto de 2010 con el entonces embajador de Estados Unidos en México Carlos Pascual (OMAR TORRES/AFP via Getty Images)

Según la denuncia hecha por la canciller, Karen Longaric, el viernes, hombres encapuchados que acompañaban a Borreguero, entraron a la residencia diplomática de México en La Paz donde están asilados varios exfuncionarios del gobierno del expresidente Evo Morales. Longaric dijo que según relatos de los vecinos de la zona, los encapuchados estaban armados, lo que violaría la Convención de Viena.

La Secretaría de Relaciones Exteriores de México confirmó en un comunicado Borreguero y Fernández, visitaron la residencia de México, según se habría acordado el jueves.

MIRA: ¿Cómo impacta en la región el conflicto entre México y Bolivia?

La visita, según la Cancillería, duró aproximadamente 40 minutos.

El comunicado de la Cancilleria indica que “al término de ésta, la embajadora María Teresa Mercado los acompañó a la terraza de la entrada de la residencia donde esperarían sus automóviles”, pero que éstos no llegaron. Poco después, indica el texto, “los diplomáticos españoles fueron informados de que sus autos habían sido detenidos en el acceso de la urbanización hacia la residencia de México y no les permitían ingresar”.

Finalmente y luego de varios intentos de comunicación entre gobiernos, el gobierno boliviano ofreció enviar un vehículo a la residencia para recogerlos y aceptaron, agrega el comunicado de las autoridades mexicanas.

Por su parte el gobierno de España a través del Ministerio de Relaciones Exteriores aseguró que “el Ministerio de Asuntos Exteriores ha acordado abrir una investigación en relación a los hechos acaecidos durante la visita de la Encargada de Negocios ad interim de España a la Embajadora de México en Bolivia”.

Para Áñez, esta explicación es “inconsistente”.

“Bolivia, señores, ya no es colonia de nadie” dijo Áñez y agregó que “la democracia recuperada por los bolivianos después de 14 años de dictadura, se respeta. El Gobierno constitucional de Bolivia se respeta, la dignidad y el coraje de los bolivianos se respeta”.

España toma acciones

España decidió declarar como persona non grata a tres miembros del personal diplomático y consular boliviano acreditados en ese país, según informó el Gobierno español por medio de un comunicado publicado este lunes.

“España rechaza tajantemente cualquier insinuación sobre una supuesta voluntad de injerencia en los asuntos políticos internos de Bolivia. Para España cualquier afirmación en este sentido, constituye una calumnia dirigida a dañar nuestras relaciones bilaterales con falsas teorías conspiratorias. La relación entre nuestros dos países se basa en el mutuo respeto a nuestras instituciones democráticas y esta será siempre la referencia en nuestras actuaciones”, dice el comunicado.

Además, exigieron que el Gobierno de Bolivia “reconduzca y desescale los contenidos de sus afirmaciones y se recupere cuanto antes el buen sentido de confianza y cooperación entre nuestros dos países”.