CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Literatura

Las listas de libros de Obama y Trump, comparadas

Por Dean Obeidallah

Nota del editor: Dean Obeidallah, exabogado, es el presentador del programa diario de radio SiriusXM “The Dean Obeidallah Show” y columnista de The Daily Beast. Síguelo en Twitter en @DeanObeidallah. Las opiniones expresadas en este comentario son suyas. 

(CNN) — El expresidente Barack Obama publicó su lista de libros favoritos de 2019. El expresidente, que era conocido por leer una hora al día hacia el final de su presidencia, hizo una selección que, según dijo en Instagram, es parte de el “tejido que ayuda a formar una vida” y con suerte puede “mejorar nuestras experiencias cotidianas”.

Qué contraste con la lista de libros del presidente Donald Trump, que recientemente promocionó en Twitter.

Si bien los libros que recomienda Obama harán que los lectores estén más completos e informados, la lista de Trump está llena de libros que harán que el lector se enoje y apoye más a Trump. (Incluso como presidente, cuando Obama publicó su lista de lectura de verano, los títulos iban desde libros sobre el expresidente John Adams hasta novelas como “La trilogía del pantano”. Ninguno se refería explícitamente a la agenda política de Obama ni a atacar a sus rivales políticos).

Démosle un vistazo más de cerca a la lista de Obama de 2019.

La lista Incluye obras de ficción como “Normal People“, una historia de dos personas muy diferentes de la misma pequeña ciudad que deben confrontar cuán lejos llegarán para apoyarse mutuamente. También está la novela galardonada, “Ejercicio de confianza“, de Susan Choi, la historia de los estudiantes en la década de 1980 en una competitiva escuela secundaria de artes escénicas que, según la descripción de Amazon, “dejará a los lectores con una comprensión más sabia de las verdaderas capacidades de los adolescentes y de los poderes y responsabilidades de los adultos”.

Obama también destaca numerosos libros de no ficción que invitan a la reflexión, como el best seller del New York Times, “Say Nothing: A True Story of Murder and Memory in Northern Ireland“, que ha sido descrito como un “libro fascinante en el conflicto amargo en Irlanda del Norte y sus consecuencias”. Y luego está “El latido del corazón de la rodilla herida: Estados Unidos nativo desde 1890 hasta el presente”, de David Treuer, un examen brutalmente honesto de cómo los nativos americanos florecieron durante generaciones hasta que las potencias europeas y el gobierno de Estados Unidos esclavizaron, mataron y desplazaron a estas orgullosas personas de sus hogares ancestrales.

Qué contraste con los libros recomendados por Trump, que están casi todos diseñados para hacer una cosa: ayudar a Trump, políticamente. Es eso.

En octubre, Trump elogió el libro “Resistance (At All Costs): How Trump Haters Are Breaking America” (Resistencia (a toda costa): cómo los enemigos de Trump están rompiendo a Estados Unidos”) del columnista del diario The Wall Street Journal Kim Strassel, tuiteando: “Un gran libro de un autor brillante. ¡Cómpralo ahora!”. Este libro, según el resumen de Amazon, argumenta que no es Trump quien es una amenaza para nuestra democracia, sino quienes critican a Trump, alegando que “los enemigos del presidente han dejado de lado las normas, el debido proceso y el Estado de derecho”. (Suena como un tuit de Trump en forma de libro).

En noviembre, Trump recurrió a Twitter para alabar el nuevo libro “La trama contra el presidente: la verdadera historia de cómo el congresista Devin Nunes descubrió el mayor escándalo político en la historia de los Estados Unidos“, por Lee Smith. Este libro cuenta la historia de cómo el representante de California y defensor de Trump, supuestamente descubrieron una operación para derribar a Trump. Obviamente, este libro promueve la narrativa de Trump de que él es víctima de una “cacería de brujas”, por lo que no sorprende que Trump haya tuiteado que es “un gran nuevo libro” y agrega que: “Muestra a personas muy malas y corruptas del otro lado. ¡Compruébenlo!”.

También en la lista de lecturas recomendadas de Trump en noviembre estaba el libro escrito por su hijo Donald Trump, Jr., con un título que es Trump por excelencia: “Activado: cómo la izquierda prospera en el odio y quiere silenciarnos”. El libro del Trump más joven, según el resumen en Internet, promete “exponer todos los trucos que usa la izquierda para difamar a los conservadores y sacarlos de la plaza pública”.

Y no pasemos por alto los libros recomendados por Trump en 2018 que se ajustan a este mismo molde. En la lista estaba el libro de la presentadora de Fox News, la jueza Jeanine Pirro, titulado “Mentirosos, fugas y liberales, el caso contra la conspiración antiTrump”.

Trump tuiteó en el momento de su lanzamiento, “fantástico”, y agregó: “¡Ve a buscarlo!” ¿Y quién puede olvidar el libro del comentarista de Fox News Gregg Jarrett, “El engaño de Rusia, el esquema ilícito para eliminar a Hillary Clinton y enmarcar a Donald Trump”, que Trump promovió antes de su lanzamiento y luego elogió nuevamente más tarde, agregando que la investigación de Rusia fue “iniciada ilegalmente por personas que ya han sido deshonradas “.

En resumen, Trump solo promueve libros que cree que respaldarán su mandato político. Muchos de ellos logran esto al fomentar la narrativa de que Trump es víctima de un establecimiento corrupto y que solo él puede salvar al país de un Partido Demócrata empeñado en su desaparición.

Si bien los libros recomendados por Obama están diseñados para hacer que la vida sea “un poco más brillante”, los libros de Trump están diseñados para hacer exactamente lo contrario: inspirar miedo y enojo en el próximo ciclo electoral.