CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
México

El ex secretario de seguridad pública de México se declara inocente por tráfico de cocaína y falsa declaración

Por Ray Sánchez

(CNN) — El ex secretario de seguridad pública de México se declaró inocente el viernes de los cargos relacionados con una conspiración del narcotráfico en la que supuestamente aceptó millones de dólares en sobornos del capo del cartel de la droga Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Genaro García Luna, de 51 años, quien se desempeñó como secretario de seguridad pública de 2006 a 2012, fue arrestado en diciembre por agentes federales en Dallas, Texas.

Una acusación abierta en un tribunal federal de Brooklyn acusa al exfuncionario mexicano de tres cargos de conspiración de tráfico de cocaína y un cargo por  hacer declaraciones falsas.

Se ordenó detenerlo porque no tenía un paquete de fianza que ofrecer, según un portavoz de la fiscalía del Distrito Este de Nueva York.

En la corte, el abogado defensor César de Castro dijo que estaba trabajando en la elaboración de una solicitud de fianza, pero los fiscales señalaron que se opondrían a liberar a García Luna bajo cualquier condición de fianza, según el portavoz.

Después de la corte, de Castro le dijo a CNN que no tenía comentarios en este momento.

“García Luna está acusado de recibir millones de dólares en sobornos del Cartel de Sinaloa de ‘El Chapo’ Guzmán mientras controlaba la Fuerza de Policía Federal de México y era responsable de garantizar la seguridad pública en México”, dijo el fiscal federal para el Distrito Este de Nueva York Richard P Donoghue en un comunicado anterior.

De 2001 a 2012, mientras ocupaba puestos de orden público en el gobierno mexicano, García Luna recibió millones de dólares en sobornos del Cartel de Sinaloa, según la acusación.

Sus responsabilidades incluyeron períodos como jefe de la Agencia Federal de Investigación de México y como secretario de seguridad pública, que dirige la policía federal, según la acusación.

Los fiscales dijeron que los sobornos garantizaban a la organización criminal “un paso seguro para sus envíos de drogas, información confidencial de las fuerzas del orden público sobre investigaciones sobre el Cartel e información sobre carteles rivales de drogas, lo que facilitaba la importación de toneladas de cocaína y otras drogas en Estados Unidos“.

En el juicio de ‘El Chapo’ Guzmán en Brooklyn a principios de este año, un exlíder del cartel testificó sobre sobornos multimillonarios que él y otros le pagaron a García Luna a mediados de la década de 2000, según documentos judiciales.

El ex líder del cartel, Rey Zambada, hermano de su actual jefe, testificó en el juicio de Guzmán que al menos en dos ocasiones entregó personalmente maletines a García Luna con entre US$ 3 y US$ 5 millones para ayudar al Cartel de Sinaloa, según los documentos.

Guzmán fue sentenciado en julio a cadena perpetua más 30 años.

García Luna se mudó a EE.UU. en 2012 y se estableció en Florida con una fortuna personal de millones de dólares, según los fiscales. Supuestamente presentó una solicitud de naturalización en 2018 y mintió sobre sus actos criminales pasados.

Si es declarado culpable del cargo de conspiración de drogas, García Luna enfrenta una sentencia mínima obligatoria de 10 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

Rob Frehse de CNN contribuyó a esta historia.