CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Inmigración

Inmigrantes indocumentados

Gobierno de Trump recolectará muestras de ADN de algunos migrantes bajo custodia

Por Geneva Sands

(CNN) – El gobierno del presidente Donald Trump comenzará a recolectar muestras de ADN de algunos migrantes que se encuentran bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) como parte de un programa piloto, lo que según dice la agencia le permitirá cumplir con un próximo cambio en la regulación.

  • MIRA: EE.UU. hará pruebas de ADN a inmigrantes para evitar contrabando de menores

En octubre, el Departamento de Justicia propuso eliminar la capacidad del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) para limitar sus recolecciones de ADN, lo que derivó en el programa piloto. Se trata del más reciente intento del DHS por expandir su recolección de ADN.

El año pasado, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, otra agencia dentro del Departamento de Seguridad Nacional, ejecutó pruebas de ADN a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México para determinar los vínculos familiares en medio de la preocupación de que algunas personas se hacían pasar por familias sin serlo para lograr entrar a EE.UU. y posteriormente ser liberadas.

La regla propuesta, que se espera esté concluida pronto, también requeriría que las muestras de ADN sean enviadas al Sistema de Índice de ADN Combinado del FBI, también conocido como CODIS.

La base de datos de ADN les permite a los laboratorios forenses federales, estatales y locales intercambiar y comparar los perfiles de ADN electrónicamente en un intento de vincular crímenes con delincuentes conocidos.

El Departamento de Seguridad Nacional ha estado operando bajo las excepciones establecidas hace una década. En 2010, la entonces secretaria de la agencia, Janet Napolitano, solicitó una exención de la Ley de Huellas Dactilares de ADN de 2005 para poder recolectar esta información, incluyendo a migrantes que estuvieran bajo custodia sin enfrentar cargos penales o que tuvieran procesos de deportación pendientes. En ese momento, Napolitano argumentó una falta de recursos del Departamento para recolectar las muestras de ADN.

El programa piloto durará 90 días y será implementado por la Patrulla Fronteriza en la región de Detroit, así como en el puerto de entrada de Eagle Pass en el suroeste de Texas, indicó la agencia.

Según el proyecto, la Patrulla Fronteriza recolectará ADN de personas entre los 14 y 79 años, que se encuentren arrestadas y procesadas. En el puerto de entrada, los funcionarios de aduanas recolectarán ADN de personas que están sujetas a detenciones o procedimientos adicionales.

En agosto, la Oficina de Asesoramiento Especial de Estados Unidos (OSC, por sus siglas en inglés), una agencia de investigación federal independiente, instó a la CBP a comenzar a recolectar muestras de ADN de detenidos criminales. La oficina no está relacionada con el trabajo que el exfiscal especial Robert Mueller hizo en las elecciones de 2016.

“El incumplimiento de la CBP con la ley ha permitido que los detenidos criminales salgan libres”, señaló el abogado especial Henry J. Kerner en ese momento.

La alerta de OSC se produjo después de que informantes denunciara ante la agencia que la CBP “ha evadido esta ley en la última década citando una excepción temporal de la era Obama”.

La OSC también instó al Departamento de Justicia a revisar el estado y la implementación de la exención de 2010.

Priscilla Alvarez de CNN contribuyó a este informe.