CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Mercado financiero

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán llevan oro a su nivel más alto en casi 7 años

Por Julia Horowitz

(CNN Business) — Los inversionistas globales están buscando activos de refugio seguro mientras continúan las consecuencias de la muerte del principal general de Irán, Qasem Soleimani, en un ataque de Estados Unidos.

Lo último: Irán dijo durante el fin de semana que abandonaría las restricciones al enriquecimiento de uranio en virtud del acuerdo nuclear negociado por la administración de Obama, y ​​el parlamento iraquí votó para expulsar a las tropas estadounidenses. El presidente Donald Trump dijo que su administración ha identificado 52 sitios iraníes, incluidos lugares de importancia cultural, para atacar si Irán toma represalias.

La situación está presionando a los inversores globales a vender acciones, mientras que el crudo Brent, el punto de referencia mundial para los precios del petróleo, alcanzó los 70 dólares por barril el lunes. «El mercado está valorando en un evento como el de Iraq que ve una interrupción significativa en el suministro» a medida que las empresas extranjeras atraen a su personal, me dijo Anish Kapadia, directora de energía de Palissy Advisors.

Las apuestas seguras tradicionales, mientras tanto, se han disparado en popularidad: el yen japonés alcanzó su nivel más fuerte frente al dólar estadounidense desde octubre, y el oro se cotiza cerca de US$ 1.577 por onza, su nivel más alto en casi siete años.

Goldman Sachs dijo el lunes en una nota a los clientes que mantiene su pronóstico de tres meses para que el oro alcance los 1.600 dólares la onza, pero que los precios podrían subir aún más «si las tensiones geopolíticas empeoran». El banco de inversión cree que los precios del petróleo volverían a bajar «en ausencia de una interrupción importante del suministro».

En el radar: las acciones de Saudi Aramco han caído a casi 34 riales (US$ 9,06), su punto más bajo desde la oferta pública de la compañía en diciembre, en medio de la preocupación de que Irán pueda apuntar a la infraestructura petrolera del país. Estados Unidos culpó a Irán de un ataque con misiles contra Arabia Saudita en septiembre que eliminó brevemente aproximadamente la mitad de la producción petrolera del reino.

publicidad

Es probable que se mantenga el apoyo local y regional para las acciones de Aramco, me dijo Hasnain Malik, jefe de estrategia de capital de Tellimer, un banco de inversión centrado en los mercados en desarrollo. Pero el asesinato de Soleimani, junto con los ataques a las instalaciones de Aramco el año pasado, «nos llevan a riesgos geopolíticos desconocidos» que probablemente mantendrán alejados a los inversores extranjeros, dijo.