CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Un menor de edad murió cuando una familia residente de Estados Unidos fue atacada en México

Por CNN en Español

(CNN) — Un menor de 13 años murió cuando una familia que reside en Estados Unidos y viajaba por México fue atacada por un grupo armado el sábado, informaron las autoridades de Tamaulipas en un comunicado.

Según las autoridades, individuos armados detuvieron a la familia cuando viajaban hacia Estados Unidos en la carretera Reynosa-Nuevo Laredo.

“Los individuos los alcanzaron y colisionaron para obligar a que se pararan. Después hicieron disparos contra las víctimas y huyeron en otra camioneta”, explicaron las autoridades el domingo en un comunicado.

El vocero de Seguridad Pública del gobierno de Tamaulipas, Luis Alberto Rodriguez le dijo a CNN que los dos menores de edad víctimas del ataque ocurrido este domingo en Tamaulipas son ciudadanos estadounidenses, residentes del estado de Oklahoma; los dos adultos tienen origen mexicano, confirmó Rodríguez.

Además, Rodriguez agregó que la familia viajaba de noche por una ruta poco transitada a esas horas.

Tres vehículos fueron encontrados en el lugar, dos con placas del estado de Oklahoma y uno más con placas de Tamaulipas que habría sido utilizados y abandonado por los agresores, según el comunicado del Gobierno del estados de Tamaulipas.

Un hombre de 48 años, una mujer de 42 años y un niño de 10 años que resultaron heridos en el ataque fueron trasladados a un hospital en Nuevo León y su estado es estable.

Hasta el momento, autoridades no han detallado el motivo del ataque y la Fiscalía General del estado de Tamaulipas está investigando la agresión.

Un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos le confirmó a CNN el asesinato del ciudadano estadounidense.

“Podemos confirmar que un ciudadano estadounidense fue asesinado, y dos ciudadanos estadounidenses resultaron heridos, en un ataque en Tamaulipas, México, el 4 de enero. Ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia por su pérdida, y les estamos brindando toda la asistencia consular apropiada. Estamos monitoreando de cerca la investigación de las autoridades locales sobre este brutal ataque. Por respeto a la privacidad de la familia, no tenemos más comentarios en este momento “, dijo el funcionario a CNN.